Aunque el ghanés Richard Commey es campeón mundial de las 135 libras, carga un pesado fardo sobre su trayectoria: están subvarlorados su reinado y triunfos, como si no hubiera tenido que llegar a la corona eliminando a cuanto adversario se le ha puesto en el camino.

Monarca de la Federación Internacional (FIB), Commey (29-2-0, 26 KOs) tiene la oportunidad de cambiar esa imagen negativa el próximo 14 de diciembre, en el Madison Square Garden, de Nueva York, donde enfrentará al invicto y fogoso púgil estadounidense Teófimo López (14-0-0, 11 KOs), en lo que será la segunda defensa del cinturón de las 135 libras.

En el combate estelar de la misma velada, el imbatido estadounidense Terence “Bud” Crawford (35-0-0, 26 KOs) expondrá por tercera ocasión la faja welter de la Organización Mundial (OMB), ante el también invicto de Lituania Egis Kavaliuskas (21-0-1, 17 KOs).

Instalado desde hace algún tiempo en el Bronx, de la Gran Manzana, “RC” Commey afirmó que al concluir el pleito contra López la crítica del boxeo dejará de subestimarlo, como ha ocurrido hasta el presente.

“Cuando derrote a López, dudo que me pasen por alto otra vez”, dijo Commey a la revista El Ring, la llamada Biblia del Boxeo. “Entonces daré mucho de qué hablar. Mi equipo y yo somos conscientes de lo que ocurre en la división ligera, que es un verdadero tiovivo, pero hemos estado muy concentrados en el trabajo y el entrenamiento ha ido realmente bien”.

Commey, de 32 años, suma cinco victorias consecutivas, las últimas cuatro por la vía del cloforormo. Su más reciente víctima fue el ex campeón mundial mexicano Raymundo “Sugar” Beltrán, al que anestesió en el octavo episodio, después de derribarlo cuatro veces, en Temecula, California.

Con un espectacular nocaut en el segundo round, el nacido en Accra, la capital de Ghana, se adueñó del título ligero vacante, en febrero de este año, ante el ruso Isa Chaniev, en Frisco, Texas.

Antes Commey había sufrido par de fracasos consecutivos, ambos por decisión dividida, el primero ante el estadounidense Robert Easter Jr., en septiembre de 2016, en Reading, Pensilvania, y el otro tres meses más tarde versus el zurdo ruso Denis Shafikov, en Moscú, capital de Rusia.

Clasificado en primer lugar de la clasificación después de su más reciente triunfo unánime ante el japonés Masayoshi Nakatomi, “El Brooklyn” López es reconocido por su extraordinario talento, que incluye rapidez de manos y piernas, así como un elevado poder en los puños, con una mano izquierda que carga pura dinamita, como ha mostrado en varios combates.

“Finalmente regreso al Madison Square Garden, el lugar que siempre añoré para conquistar mi primer título del mundo”, dijo López. “Respeto a Commey porque es el actual campeón, pero cuando nos encontremos sobre el cuadrilátero, verá como mis puños le apagan las luces de la instalación. Este 14 de diciembre oficialmente me convertiré en campeón ligero”.

Será un pleito entre dos púgiles que casi tienen la misma estatura y complexión física similares, aunque la mayor experiencia está del lado de Commey y la fogosidad la aportará “El Gordo” López, otro de los pseudónimos que identifica al descendiente de hondureños.

En toda su trayectoria profesional, Commey ha demostrado poseer un mentón fuerte, un área que no ha sido puesta a prueba en el caso de López, porque hasta el momento no ha enfrentado a rivales con elevada potencia en los puños. La asimilación a los golpes fuertes en el rostro, quizás sea la mayor incógnita que envuelve a López.

¿Quién ganará? Las opiniones aparecen divididas. Pero nos inclinamos por la victoria de López, si consigue mantenerse todo el tiempo en la larga distancia, desplazándose constantemente, y peleando de riposta, para evitar la potente pegada del africano.

LOMACHENKO QUIERE A TEOFIMO LOPEZ

Con tres títulos mundiales en la división ligera, el astro ucraniano Vasyl “Hi-Tech” Lomachenko (14-1-0, 10 KOs) ha expresado su intención de poseer los cuatro cinturones más importantes de las 135 libras. Solo le falta el de la FIB, que Commey expondrá ante López.

“Por supuesto que quiero pelear con Teófimo López”, dijo Lomachenko a ESPN tras su victoria ante el inglés Luke Campbell, en agosto, en la 02 Arena, de Londres. Pero creo que no le ganará esa pelea a Commey”.

Facebook Comments