En forma paralela han transcurrido las carreras boxísticas de los astros mexicanos Miguel “El Alacrán” Berchelt y Oscar Valdéz. Pero ahora existen indicios fuertes de que ambas se cruzarán en un futuro cercano. Al menos ese es el deseo de los dos púgiles, de sus representantes y de las promotoras que los guían.

Haciendo uso de su tradicional alto volumen de golpeo y potencia en los puños, el campeón del orbe Berchelt (37-1-0, 33 KOs) zanjó el camino hacia un posible duelo con Valdez, al noquear al puertorriqueño Jason “El Canito” Sosa (23-4-4, 16 KOs) en solo cuatro asaltos, el pasado sábado 2 de noviembre, en Carson, California, lo que significó la sexta defensa del Consejo Mundial (CMB) en las 130 libras.

Con una actuación dominante desde el principio, que incluyó derribos, en el segundo y en el cuarto, Berchelt obligó a la esquina de Sosa a lanzar la toalla en señal de rendición, cuando estaba a punto a de concluir ese round, en el que pegaba a mansalva al boricua, ocupante del cuarto lugar en la clasificación súperpluma del Consejo Mundial (CMB). Ante la abrumadora superioridad del monarca, el árbitro Jack Reiss detuvo la masacre a los 2:56 minutos.

Minutos después de su convincente actuación ante Sosa, y como ha repetido en declaraciones anteriores, Berchelt lanzó el reto a Valdéz, primero en el ranking del CMB y de la OMB: “Si (Oscar) quiere este cinturón, que venga y me lo quite. Esperaré al resultado de su próxima pelea y si gana y quiere pelear, aquí estoy”.

Nacido en Nogales, Sonora, y radicado en West Covina, California, Valdéz, de 28 años, se enfrentará al también azteca Andrés “Jaguarcito” Gutiérrez, el 30 de noviembre, en el hotel y casino Cosmopolitan, de Las Vegas, donde hará el debut en las 130 libras.

En su despedida de la división pluma, Valdéz derrotó por unanimidad a su coterráneo Jason “El Alacrancito” Sánchez, el 8 de junio, en Reno, Nevada, donde hizo la sexta defensa de la faja de la Organización Mundial (OMB). Dos de los jueces entregaron boletas de 118-109 y el otro de 117-110.

Pocos días después de abandonar la categoría y dejar en un limbo un duelo ante el imbatido estadounidense Shakur Stevenson (12-0-0, 7 KOs), designado retador obligatorio por la Organización Mundial (OMB), Frank Espinosa, manejador de Valdez y de Stevenson, precisó que están más interesados en buscar la corona en las 130 libras, que en un enfrentamiento entre ambos púgiles.

Espinosa reconoció, además, que tras una exitosa trayectoria en las 126 libras, el cuerpo de Valdez ya le daba indicios que debía ascender de categoría y que el gran objetivo en este nuevo peso es buscar el enfrentamiento versus Berchelt.

“Oscar siempre está en forma y le gusta mantenerse ocupado en el gimnasio”, expresó Espinosa. “Ha crecido mucho y es un boxeador especial. A él y a nosotros, nos encantaría verlo frente a Miguel Berchelt, uno de los grandes campeones de la actualidad, pero sabemos que el nuestro está listo para esa exigente prueba”.

También Carl Moretti, director de operaciones de Top Rank, la promotora de Valdez, dijo que existe gran interés en ir tras los pasos de Berchelt, quien a su vez ha declarado no buscará la reunificación con el zurdo estadounidense Jamel “Semper Fi” Herring (20-2-0, 10 KOs), quien expondrá la faja de la OMB ante su connacional Lamont Roach (19-0-1, 7 KOs), el próximo sábado 9 de noviembre, en Fresno.

“Soy un boxeador y mi trabajo es pelear”, afirmó Valdez. “Y lo haré contra cualquiera que Frank (Espinosa) ponga enfrente de mí en el ring. Pero mi deseo es tener un segundo título del mundo y si la voluntad de Dios también tendré una tercera corona en el futuro. Definitivamente estoy aquí en las 130 libras e iré por los grandes nombres de esta división, en primer lugar Miguel Berchelt, sin descartar a Herring o a Tevin “El Ídolo Americano” Farmer (dueño de la faja de la Federación Internacional)”.

Nacido en Cancún, Quintana Roo y actualmente residiendo en Mérida, Yucatán, Berchelt ostenta el cinturón del Consejo Mundial desde el 26 de enero, de 2017, cuando se la arrebató por nocaut en el undécimo asalto a su coterráneo Francisco “El Bandido” Vargas, en el Fantasy Spring Casino, de Indio, California.

Dos años más tarde en la revancha, Berchelt también aplicó el cloroformo a Vargas en el sexto episodio, cuando la esquina decidió detener las acciones ante la gran superioridad del monarca. Su único fracaso se lo propinó el colombiano Luis Eduardo Florez, quien sorpresivamente acabó las acciones en el mismo primer episodio, el 15 de marzo, de 2014, en el Palenque, de Chiapas, México.

“Espero enfrentar a Valdez a inicios de 2020”, respondió Berchelt sobre el posible pleito. “Él (Valdez) es un gran campeón. Defendió su título seis veces y ahora se movió a 130. Sin dudas, sería una pelea explosiva, que a muchos fanáticos les encantaría ver. Y luego si derrota a Oscar, me gustaría renunciar al cinturón y ascender para pelear contra (Vasil) Lomachenko”.

El ucraniano “Hi-Tech” Lomachenko (14-1-0, 10 KOs) posee tres títulos en las 135 libras, el de la Organización Mundial (OMB) y el de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), así como el del Consejo Mundial (CMB), que obtuvo al doblegar unánime al inglés Luke “Mano Fría” Campbell (20-3-0, 16 KOs), el 31 de agosto último, en la 02 Arena, de Londres, Inglaterra.

Facebook Comments