Tomó algo de tiempo y hasta perder en el camino un título del mundo, pero cuando el equipo del mexicano Saúl Álvarez dispara es porque va a la segura y la pelea de este sábado 2 de noviembre no será la excepción.
Aunque se han ventilado supuestas diferencias entre el mexicano y su promotora, no creemos que “Golden Boy”, con Óscar de la Hoya a la cabeza, arriesgue demasiado a su gallina de los huevos de oro en momentos en que el boxeo es torpedeado desde afuera y dentro del propio negocio.
Álvarez aparece como favorito en las apuestas y cuenta con un millonario compromiso con la plataforma DAZN, que deberá cumplir de manera decorosa; en otras palabras sin que aparezca en el camino otro Michael “Rocky” Fielding.
Comenzamos con las comparaciones: el mexicano tiene 29 años, el ruso 36 primaveras y una larga carrera entre el pugilismo aficionado y el de paga. Álvarez archiva 54 presentaciones profesionales, con 52 éxitos, un solitario revés contra Floyd Mayweather Jr y dos empates con todo y lo que se quiera especular sobre sus dos peleas ante Gennady Golovkin.
Kovalev presenta una hoja de vida con 34 triunfos, 3 derrotas y un empate. Sus fracasos han sido mucho más sonados que sus victorias. Tuvo como verdugos a Andre Ward, quien lo expuso -sobre todo- en su segunda reyerta y el colombiano Eleider Álvarez, con quien pudo desquitarse en la revancha cuando no había un más allá en su carrera.
Si nos vamos a los números, el ruso afincado en la Florida llega con un mejor porcentaje de nocauts (76% a 64%), es 10 centímetros más alto. Serguei “El triturador” tiene manos pesadas, pero es frágil de mente. Poder, pegada, un jab potente y desempeñarse en su peso habitual de las 175 libras se enumeran entre sus fortalezas.
Los seguidores de Álvarez apuntan a su velocidad, excelente cintura, asimilación, precisión y potencia – especialmente cuando golpea al cuerpo – y a una gran esquina con Eddy Reynoso a la cabeza. Pero la gran duda es cómo funcionarán estos atributos en las 175 libras y ante un semipesado natural.
Los más optimistas apuestan a que el golpe a la zona media de “Canelo” destruirá al ruso y no dudamos que pueda causar algún daño, pero la victoria del mexicano está consumada desde antes: viene en su mente, en su convicción de que puede doblegar a un acabado Kovalev, que recibirá un millonario cheque para su retiro.
No nos dejemos engañar, los tiempos en que Kovalev demolía invictos  como Nathan Cleverly, Cedric Agnew, Blake Caparello o espantaba a veteranos como Bernard Hopkins y Jean Pascal quedaron atrás. En su más reciente combate, el desconocido Anthony Yarde casi lo noquea y solo un milagro y la falta de gasolina del británico evitaron la debacle.
Álvarez es más joven, bueno a la defensiva y ha mejorado muchísimo de la mano de Eddy Reynoso, pero si no gana sobre el ring, tendrá tres aliados debajo que lo ayudarán porque “Canelo” Álvarez  forma parte del show en Las Vegas aunque sea dos veces al año.
Favorito: “Canelo” Álvarez por nocaut después del octavo asalto.

Facebook Comments