Ambos están imbuidos de plena confianza en el triunfo. El escocés Josh Taylor asegura que tiene todo a su favor para salir con el brazo en alto. Pero su rival estadounidense Regis Prograis insiste que es el mejor peso súperligero del mundo y lo demostrará cuando se vean las caras el 26 de octubre, en la 02 Arena, de Londres, capital de Inglaterra, donde disputarán la final de la Super Serie Mundial (WBSS, en inglés), que será transmitida por el servicio DAZN y por Sky Sports para Gran Bretaña.
Monarca de la Federación Internacional (FIB) y Plata del Consejo Mundial (CMB), “El Tornado de Tartán” Taylor (15-0-0, 12 KOs) llega al decisivo enfrentamiento con par de triunfos en las rondas previas, el primero por nocaut en el séptimo asalto ante el estadounidense Ryan “Blue Chip” Martin, el 3 de noviembre del pasado año, y el siguiente por decisión unánime ante el belarús Iván “La Bestia” Baranchyk, el 18 de mayo, ambos choques en Glasgow, Escocia.
También de guardia zurda como el escocés, el norteño “Rougarou” Prograis (24-0-0, 20 KOs) se impuso convincentemente y por fallo unánime al inglés Terry “Turbo” Flanagan, el 27 de octubre, en la Lakefront Arena, de New Orleans, donde el británico besó la lona en el octavo asalto. Después, el 27 de abril, en Las Vegas, anestesió en el sexto episodio al belarús Kiril Relikh, al que arrebató la faja “regular” de la Asociación Mundial (AMB), en tanto retuvo la suya diamante del CMB.
“Soy demasiado grande, demasiado alto y demasiado rápido para él”, dijo Taylor cara a cara con su rival, durante una rueda de prensa en Inglaterra. “Creo que somos los dos mejores en la división y esta pelea demostrará quien es el verdadero número uno”.
Oriundo de New Orleans, estado de Luisiana, Prograis, de 29 años, igualmente se considera el mejor de las 140 libras, una subestimación implícita del imbatido estadounidense José Carlos Ramírez (25-0-0, 17 KOs), doble monarca de la categoría, pues exhibe las fajas del Consejo Mundial (CMB) y de la Organización Mundial (OMB), esta última conquistada al aplicar el cloroformo en el sexto round al estadounidense Maurice “Mighty Mo” Hooker, el 27 de julio, en Arlington, Texas.
“Le gusta hablar mucho, pero sé que tiene miedo”, añadió Taylor, nacido hace 28 años en Edinburgo, Escocia. “Él crea su propio bombo, pero yo hablo en el ring, con los guantes. El tamaño será un elemento revelador en la pelea”.
Igualmente, Taylor es consciente que aunque se presenta por primera vez en la 02 Arena de la localidad londinense de Greenwich, tendrá el respaldo unánime del entusiasta público que asista a la sala, debido a su condición de británico. No obstante, algunas fuentes en Londres aseguran que todavía quedan vacantes en la instalación, un complejo de entretenimiento multipropósito con capacidad para 20 mil espectadores, el segundo mayor aforo en el Reino Unido de Gran Bretaña, detrás de la Manchester Arena, que puede albergar hasta 21 mil personas.
“Estoy súper confiado, porque no hay forma de que pueda vencerme”, expresó Prograis delante de su adversario. “No es que sea engreído o arrogante. Es que todas sus peleas son iguales y las mías son diferentes. Mi estilo es mejor, ya que puedo hacer muchas cosas diferentes y él siempre recibe demasiados golpes”.
De acuerdo con varios expertos, las posibilidades de victoria se encuentran divididas a partes iguales, es decir 50-50 para cada cual. Asimismo, algunos estiman que dada las características de uno y otro podría convertirse en una de las aspirantes a Pelea del Año.
Taylor tiene un estilo más agresivo, de ataque incisivo, sin darle respiro a sus contrincantes, mientras Prograis es muy hábil, posee rapidez y pelea de riposta, soltando sus golpes desde la zona alejada, con desplazamientos constantes.
“Ha sido un largo campamento y estoy deseoso de subir al cuadrilátero”, subrayó Prograis. “Primero estuvimos en Houston (Texas), después en Los Ángeles (California) y por último llevamos dos semanas aquí en Londres, pero sé que esa preparación rendirá sus frutos el 26 de octubre”.
Respondiéndo directamente a las palabras del escocés, Prograis afirmó que “nunca he tenido miedo de Taylor, eso es un completo disparate y él lo sabrá cuando peleemos, porque esta pelea es lo que quería para demostrarle a todo el mundo que soy el mejor en las 140 libras”.
Prograis aparece clasificado en la cima de las 140 libras por la prestigiosa revista El Ring y entre los mejores libra por libra en algunas publicaciones y sitios especializados en la disciplina.

Facebook Comments