Eddie Hearn, el promotor de la compañía Matchroom Boxing, está muy lejos de ser un mago, pero se vio obligado a efectuar casi un acto de prestidigitación para encontrar un rival de última hora, que enfrentara al zurdo ucraniano Oleksandr Usyk, el 12 de octubre, en la Wintrust Arena, de Chicago.

Las rápidas gestiones de Hearn dieron fruto y el invicto Usyk (16-0-0, 12 KOs) debutará en los pesos completos frente al estadounidense Chazz Witherspoon, un peleador de irrelevante trayectoria en la división de los mastodontes, que va a una prueba de fuego ante el único púgil en la historia que ha ostentado los cuatro títulos más importantes de la categoría crucero (hasta 200 libras).

Witherspoon (38-3-0, 29 KOs) reemplaza al surinamés Tyrone Spong, eliminado de la cartelera al dar positivo a clomifeno, un medicamento prohibido en el boxeo, que se utiliza por la mujeres que no ovulan para obtener fertilidad, pero que igualmente incrementa los niveles de testosterona en los hombres.

Y tras confirmarse que sería el adversario de Usyk, el llamado “Caballero” Witherspoon se lanzó a las redes sociales para mostrar su júbilo por el duelo del venidero sábado: “Estoy deseoso que llegue el momento de enfrentar a Usyk en Chicago”, dijo Witherspoon, quien es primo segundo del ex campeón mundial de peso pesado Tim Witherspoon. “He estado entrenando y estoy listo para una gran pelea. Oleksandr ascendió de categoría y comprobará que ésta es totalmente diferente (a los cruceros)”.

Ocho victorias, siete por nocaut y una por decisión unánime, acumula Witherspoon desde abril de 2012, cuando sucumbió en el tercer asalto frente al también norteño y ya retirado Seth “Mayhem” Mitchell, en Atlantic City, Nueva Jersey, donde disputaron el cetro vacante NABO (Organización de Boxeo de Norteamérica, en inglés),

El más reciente triunfo de Witherspoon, de 38 años, lo obtuvo frente al colombiano radicado en Panamá, Santander Silgado, quien abandonó en el segundo asalto y cayó por tercera ocasión consecutiva, la anterior en el round de inicio versus “El Rey del Ring” Spong, en agosto del pasado año.

“He ganado mis últimas ocho peleas, y realmente llegó la gran oportunidad que he estado esperando durante mucho tiempo”, añadió Witherspoon. “Voy a poner cada onza de mi cuerpo en esta pelea para llevarme el triunfo en Chicago”.

Campeón olímpico en Londres-2012, “El Gato” Usyk, de 32 años, está considerado uno de los mejores libra por libra del mundo (P4P) por varias publicaciones especializadas y el pasado año incorporó a su vitrina personal, la faja de la Súper Serie Mundial (WBSS, en inglés), tras doblegar unánime en la final al ruso Murat “Iron” Gassiev, el 21 de julio, en el Estadio Olímpico, de Moscú, donde unificó sus coronas del CMB y la OMB, con las de la FIB y la AMB, que poseía Gassiev.

Y en un cierre épico de la división de hasta 200 libras, el zurdo Usyk aplicó el cloroformo en el octavo asalto al inglés Tony “El Bombardero” Bellew, el 10 de noviembre, cuando silenció a la entusiasta fanaticada inglesa, que asistió a respaldar a su ídolo en la Manchester Arena, de Lancashire. Antes del fracaso, Bellew tenía 10 victorias en línea. Los resultados de Usyk le valieron el reconocimiento de Mejor Boxeador de 2018 por varias publicaciones especializadas.

Después que decidió dar el salto a la división pesada, debido principalmente a que lo había logrado todo en los cruceros, Usyk ha tenido problemas para hacer su primera presentación en el nuevo peso. Inicialmente, sus representantes hicieron arreglos contractuales con el experimentado camerunés Luis Takam para que rivalizaran el 25 de mayo, en el MGM National Harbor, en Maryland.

Pero dos semanas antes del combate, Usyk sufrió una lesión en el bíceps de su brazo derecho durante una sesión de entrenamiento y hubo que posponer el combate, que se reprogramó para este 12 de octubre, también con el respaldo de transmisión televisiva bajo la plataforma digital DAZN.

Pocos días más tarde, Takam firmó contrato promocional con Joe DeGuardia, de la empresa Star Boxing, que decidió elegir otro camino en lugar de enfrentarlo al reconocido Usyk, quien se vio obligado a guiar los pasos hacia el estadounidense Spong y ahora, en una nueva zaga de su primer combate en los completos, en dirección a Witherspoon.

Aunque Usyk inicia su trayectoria en la categoría máxima, ya la Organización Mundial (OMB) lo declaró número uno de la clasificación y retador obligatorio del ganador entre el campeón mundial unificado, el mexicano-estadounidense Andy “El Destructor” Ruíz y el británico Andy AJ” Joshua, quienes pelearán en la revancha, el 7 de diciembre, en Diriyah, Arabia Saudita. 

Ruíz (33-1-0, 22 KOs) anestesió sorpresivamente en el séptimo episodio al entonces invicto monarca Joshua ( 22-1-0, 21 KOs), el 1 de junio, en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York, donde se adueñó de las tres coronas que poseía el europeo: de la OMB, la AMB y la FIB. La del Consejo Mundial (CMB) se encuentra en poder del estadounidense Deontay “El Bombardero de Bronce” Wilder (41-0-1, 40 KOs), quien enfrentará también en pelea revancha al zurdo cubano Luis “King Kong” Ortíz, el 23 de noviembre, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Facebook Comments