Existía, y existe, una gran expectación por el debut en la división pesada del invicto ucraniano Oleksandr  Usyk (16-0-0, 12 KOs), quien tenía previsto enfrentar al surinamés Tyrone “El Hombre del Ring” Spong (14-0-0, 13 KOs, el 12 de octubre, en la Wintrust Arena, de Chicago, Illinois.

Debido a su calidad y trayectoria, los amantes del boxeo estaban ansiosos por observar el desenvolvimiento de Usyk en su primera presentación como peso completo, tras dejar una estela que lo convirtió en el único púgil de la historia con los cuatro títulos mundiales más importantes de la categoría crucero..

Asentado en Miami y ahora bajo la experta pupila del profesor cubano Pedro Luis Díaz, Spong brilló durante 13 años en el kickboxing. Con posterioridad hizo su debut por la puerta grande en la división de los mastodontes, con un espectacular nocaut en el primer asalto ante el húngaro Gabor Farkas, en marzo de 2015, en Berlín, Alemania.

La noticia, revelada hace escasas horas, fue un mazazo para Usyk y su entorno: Spong dio positivo a clomifeno, un medicamento prohibido en el boxeo, que se utiliza para propiciar la fertilidad en las mujeres que no ovulan, pero igualmente incrementa los niveles de testosterona en los hombres.

“La VADA (Asociación Voluntaria Antidopaje) nos contactó para informarnos que encontró hallazgos adversos en la prueba de Tyron Spong”, dijo en su cuenta de Twitter Eddie Hearn, de la compañía Matchroom Boxing, que guía la promoción del surinamés. “Ya se envió el resultado a la comisión del Estado de Illinois y pronto se dará a conocer más información sobre el asunto”.

Aunque Hearn no quiso revelar el nombre de los posibles sustitutos, dejó entrever que están en conversaciones con tres o cuatro boxeadores para que ocupen el lugar de Spong el próximo sábado.

Al conocer el hallazgo de la prueba realizada este lunes, Spong envió un comunicado en el que afirma que “me encuentro en estado de shock por los resultados de la VADA. Niego de manera vehemente que haya tomado esa sustancia mencionada en el reporte”.

Como prueba de su virtuosismo “El Gato” Usyk, de 32 años, está considerado uno de los mejores libra por libra del mundo (P4P) por varias publicaciones especializadas y el pasado año incorporó a su vitrina personal, la faja de la Súper Serie Mundial (WBSS, en inglés), tras doblegar unánime en la final al ruso Murat “Iron” Gassiev, el 21 de julio, en el Estadio Olímpico, de Moscú, donde unificó sus coronas del CMB y la OMB, con las de la FIB y la AMB, que poseía Gassiev.

Y en un cierre épico de la división de hasta 200 libras, el zurdo Usyk aplicó el cloroformo en el octavo asalto al inglés Tony “El Bombardero” Bellew, el 10 de noviembre, cuando silenció a la entusiasta fanaticada inglesa, que asistió a respaldar a su ídolo en la Manchester Arena, de Lancashire. Antes del fracaso, Bellew tenía 10 victorias en línea.

Aunque Usyk partía con la etiqueta de favorito, Spong, de 34 años, era considerado un buen adversario para el inicio del monarca ucraniano en los súpercompletos. El nacido en Paramaribo, capital de Surinam venía de aplicar el cloroformo en el segundo asalto al ecuatoriano Jeyson “El Verdugo” Minda, el 31 de agosto, en Mérida, Yucatán.

“Creo que estas cosas son muy malas, porque la gente está tratando de usar un atajo y hacer trampa, mientras del otro lado hay boxeadores trabajando muy duro. Es completamente irrespetuoso”, dijo Egis Klimas, gerente de Usyk, a ESPN. “Usyk se molestó mucho cuando conoció lo sucedido, porque se había preparado muy fuerte para esta pelea”.

Medallista dorado en los Juegos Olímpicos de Londres-2012 y reconocido el Boxeador del Año en 2018 por varios publicaciones especializadas,  Usyk y sus representantes hab’ian hecho los arreglos contractuales para que efectuara el debut en la máxima categoría ante el experimentado camerunés Luis Takam (36-5-1, 28 KOs), el 25 de mayo, en el MGM National Harbor, en Oxon Hill, Maryland, donde la velada tendría transmisión televisiva bajo la plataforma digital DAZN.

Sin embargo, por causa del destino, dos semanas antes del combate, el zurdo Usyk sufrió una lesión en el bíceps de su brazo derecho durante una sesión de entrenamiento y hubo que posponer el enfrentamiento, que más tarde se reprogramó para el 12 de octubre, en la Wintrust Arena, de la ciudad de Chicago. Pero surgió un obstáculo, pues Joe DeGuardia, promotor de Star Boxing, firmó a Takam y esa empresa decidió elegir otro camino en lugar del duelo frente a Usyk.

Al posponerse el pleito contra Takam, ocupante del décimotercer escalón en el listado de la OMB, Hearn, presidente de Matchroom se lanzó de inmediato a la búsqueda de un adversario, para que el múltiple monarca de los cruceros pudiera hacer el debut en la división pesada, en la fecha e instalación prevista. Y como por arte de magia apareció Spong, quien ahora sale de escena por el uso de medicamentos prohibidos. 

¿Ocurrirá al fin el debut de Usyk en la categoría pesada? La jornada del próximo sábado ofrecerá  la respuesta.

Facebook Comments