Tres latinos entre ellos el cubano Hairon Socarrás, el mexicano Carlos Araujo y el ecuatoriano Carlos Ramos, participarán en la división pluma del novedoso torneo Contrato Dorado, que comenzará con la ronda de cuartos de final el venidero fin de semana en la sala York, de Londres, capital de Inglaterra.

Solo tres días antes de la primera cartelera, señalada el viernes 4, los ocho contendientes conocerán el rival de turno. Junto al trío mencionado, iniciarán el certamen los ingleses Ryan Walsh (24-2-2, 11 KOs), Leigh Wood (22-1-0, 12 KOs) y Jazza Dickens (27-3-0, 11 KOs), así como los irlandeses Davey Oliver Joyce (11-0-0, 8 KOs) y Tyron McCullgh (13-0-0, 6 KOs).

Nacido en la capital cubana hace 26 años y asentado en Miami, “El Majá” Socarrás (22-0-3, 14 KOs) ocupa el séptimo lugar en la Asociación Mundial (AMB) en las 126 libras. Alegando la falta de controles antidopaje, Socarrás rechazó combatir frente al jovencito zurdo estadounidense Shakur “El Audaz” Stevenson (11-0-0, 6 KOs), ranqueado en el tercer lugar de la propia organización, en pelea señalada el 13 de julio, en Newark, Nueva Jersey.

Socarrás, quien es dirigido por el también cubano Jorge Rubio, quizás perdió la oportunidad de su carrera boxística, pues Stevenson, de 22 años, ahora enfrentará al norteño Joet González (23-0-0, 14 KOs), el 26 de octubre, en Reno, Nevada, donde estará en juego la faja vacante de la Organización Mundial (OMB).

Al referirse al frustrado pleito contra Stevenson, Socarrás dijo al diario el Nuevo Herald, de Miami: “Todo lo negativo ha quedado atrás. Me siento entusiasmado y comprometido con este torneo y sé que será el vehículo perfecto para lograr mis sueños de convertirme en campeón mundial”.

De acuerdo con informaciones de MTK Global, que organiza el llamado Contrato Dorado, el pareo de los boxeadores se efectuará introduciendo dentro de un bombo cuatro bolas azules e idénticas rojas, cada una con los nombres de los boxeadores, lo que permitirá definir los cruces de la primera ronda.

Al margen del formato, lo interesante es que los boxeadores disponen de poco tiempo (solo tres días) para preparar el plan táctico específico que efectuará ante su rival, porque ninguno sabrá las características del que enfrentará, tales como la guardia que boxea, si utiliza como arma principal el contragolpe o si ataca en forma constante.

“Es un trabajo muy duro para un boxeador y para el entrenador, porque habrá que preparar el plan casi sobre la hora”, explicó Rubio al rotativo del sur de Florida. “Pero hemos realizado un gran campamento y Hairon se encuentra en magnífica forma. Ahora solo necesitamos ponerle rostro al de la otra esquina y estudiarlo lo más rápido posible”.

El certamen tiene previsto premios en metálico en cada ronda. Las semifinales se disputarán en febrero próximo y la gran final en junio, de la que emergerá el ganador, quien recibirá un contrato de dos temporadas y cinco peleas –todas con un mínimo de seis cifras de salario- de la compañía MTK Global.

“Nunca habíamos visto algo parecido y llevamos mucho tiempo en el boxeo”, expresó Walter Alvarez, manager de Socarrás. “Es algo inusual y extraño, pero no podemos quejarnos porque todos van en igualdad de condiciones. Nadie sabrá quién es su oponente hasta tres días antes de la pelea”.

Oriundo de Los Mochis, Sinaloa, Carlos “El Príncipe” Araujo (15-1-0, 12 KOs) suma seis triunfos, cinco por la vía rápida, desde su único fracaso por decisión dividida, versus el también mexicano, ya retirado, Jesús “Zurdo” Valenzuela, el 8 de junio de 2012, en Culiacán, México.

Boxeador de guardia “siniestra”, Carlos Ramos (11-1-0, 7 KOs) nació en Ecuador, pero radica en España. Acumula par de victorias, desde que cayó por unanimidad ante el estadounidense Irvin González, el 21 de septiembre del pasado año, en Shawnee, Oklahoma.

Facebook Comments