Claressa Shields busca hacer historia ante Ivana Habazin -La estadounidense Claressa “T-Rex” Shields, campeona mundial en dos divisiones, buscará hacer historia ante la croata Ivana Habazin, cuando ambas se enfrenten el 5 de octubre, en Flint, Michigan, donde estará en juego el cinturón vacante de la Organización Mundial (OMB) en las 154 libras.

De salir victoriosa, Shields (9-0-0, 2 KOs) se convertirá en el primer púgil (hombre o mujer), en poseer tres títulos del orbe con mayor rapidez en la historia. El récord actual está en manos del ucraniano Vasyl “Hi-Tech” Lomachenko (14-1-0, 10 KOs), quien conquistó el tercer fajín, al noquear en el décimo asalto al venezolano Jorge “El Niño de Oro” Linares, el 12 de mayo del pasado año, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York, donde el europeo se adueñó del cetro ligero de la Asociación Mundial (AMB) en su duodécimo combate profesional.

Shields, de 24 años, es titular de las 160 libras, correspondiente a los cuatro organismos más reconocidos: el Consejo Mundial (CMB), la Asociación Mundial (AMB), la Organización Mundial (OMB) y la Federación Internacional (FIB), e igualmente ganó las coronas de la OMB y la FIB en el peso superior de 168 libras.

“Quiero demostrarles a todos que soy una gran boxeadora y que puedo derribar el récord de Vasyl Lomachenko”, dijo Shields durante un entrenamiento público en el famoso gimnasio “5th Street Gym”, de Miami Beach, donde a comienzo de los años 60 dio sus primeros pasos Muhammed Alí bajo las órdenes de Angelo Dundee. “Además, a diferencia de Lomachenko, estoy retrocediendo de peso, donde hay mejores desafíos para mí”.

El combate Shields-Habasin estaba señalado en principio para el 17 de agosto, pero unos días antes el promotor de la norteña Dmitriy Salita informó que la norteña había sufrido una lesión en la rodilla durante los entrenamientos, por lo que debía posponerse el combate contra Habazin.

“Va a ser difícil para ellos mantenerme fuera del gimnasio durante algunas semanas”, dijo Shields en aquel momento en un comunicado. “Pero me curaré rápidamente y luego iré al campo de entrenamiento, para poder hacer historia frente a todos mis fanáticos en el otoño. Puedo prometerte esto: volveré a entrenar más duro que nunca antes, y proporcionaré una actuación espectacular”.

La noticia provocó un gran malestar en Habazin, quien afirmó en las redes sociales que su rival después de grandes esfuerzos no podía lograr el peso (154 libras) y de ahí que se viera obligada a buscar más tiempo para cumplir con la báscula.

Casi de inmediato de publicar el comentario, la respuesta de Shields no se hizo esperar: “Ha dicho muchas cosas de mí. Me llamó gorda e insiste en que me va a noquear. Pero solo está buscando la atención de los medios. Respeto que ella piense así, pero tengo una barbilla infernal y no es posible noquearme. Es cierto que (la costarricense) Hanna Gabriels me tumbó, pero se debió a que me encontraba fuera de balance”.

Doble monarca olímpica en Londres-2012 y Río de Janeiro-2016, Shields se impuso unánime en su anterior combate a la entonces invicta kazaja, radicada en Alemania, Christina Hammer (24-1-0, 11 KOs), que poseía el cinturón de la OMB en la categoría mediana. El duelo se efectuó en el Boardwalk Hall, de Atlantic City, Nueva Jersey.

Shields expresó que se encontraba muy emocionada por combatir en Flint, su ciudad natal, donde espera tener una gran actuación para “hacer sonreir a la gente. Estoy muy feliz de traer esa pelea a casa, ahora que estoy en la cima. Y definitivamente voy a buscar el nocaut contra Habazin. Si lo consigo de manera espectacular, eso ayudará a impulsar mi carrera y me permitirá enfrentar a otras grandes rivales y tener mayores ganancias”.

Para Habazin (20-3-0, 7 KOs) el choque contra Shields será su primera presentación en el continente americano. Viene de doblegar por unanimidad a la veterana húngara Eva Bajic, el 8 de diciembre pasado, en Zagreb, la capital Croacia. El triunfo no tuvo gran mérito para la ganadora, pues Bajic sumaba cinco reveses en línea.

“Hice la mejor preparación de mi vida, me siento muy fuerte y estoy segura que puedo noquear a Shields ”, dijo Habazin durante una conferencia telefónica con periodistas. “Ese es mi objetivo porque no confío en las tarjetas de puntuación de los jueces, ya que soy consciente que mi rival tendrá a todo el público a su favor y ese factor muchas veces influye en las boletas de los oficiales”.

Habazin, de 29 años, es monarca mediana de la menos reconocida Organización Internacional (OIB), cinturón que obtuvo al aplicar el cloroformo a la georgiana Elene Sikmashvili, en marzo de 2018, en Viena, capital de Austria. Su anterior revés se lo infligió la sueca Mikaela “El Destino” Lauren, en abril de 2016, en Estacolmo, Suecia, donde la local retuvo la faja súperwelter del CMB, por nocaut técnico en el tercer asalto.

Facebook Comments