Errol Spence Jr.: “Voy a noquear a Shawn” -Quizás lo más llamativo del duelo de unificación que sostendrán los estadounidenses Errol Spence Jr. y Shawn Porter, ambos monarcas de la división welter, es que existe una larga amistad entre ambos, que incluye el padre del segundo. ¿Amistad? Bueno, en el boxeo esa relación de afecto y confianza mutuas quedan siempre debajo del cuadrilátero, al momento de cruzar guantes en busca de la victoria. Y a pocos días del crucial choque, cada uno con igual pasión afirma que siente respeto y hasta admiración por las habilidades del otro, pero no tienen dudas que saldrán con el brazo en alto.

Conocido por el pseudónimo de “La Verdad”, el invicto Spence Jr. (25-0-0, 21 KOs) expondrá por cuarta ocasión la faja de la Federación Internacional (FIB), en tanto “Showtime” Porter (30-2-1, 17 KOs) someterá a prueba por segunda vez la correspondiente al Consejo Mundial (CMB), en pleito pactado el 28 de septiembre, en el Staples Center, de Los Ángeles y será transmitido por la cadena Fox Sports bajo el sistema de pague-por-ver (PPV).

Por sus mayores virtudes boxísticas, incluido el descomunal poder de sus puños, Spence Jr. de 29 años, parte favorito para conquistar el triunfo y anexarse el cinturón que Porter, de 31 años, posee desde septiembre del pasado año, cuando se encontraba vacante y dispuso por unanimidad del también norteño Danny “Swift” García, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York.

“He esperado este combate por largo tiempo”, dijo Spence Jr. durante un entrenamiento público en la sede del enfrentamiento, que tendrá como apetitoso plato extra la pelea entre el monarca Anthony “El Perro” Dirrell (31-1-, 24 KOs) y el retador también estadounidense David “Bandera Roja” Benavidez (21-0-0, 18 KOs), quien buscará recuperar el cetro del Consejo Mundial (CMB) en las 168 libras, que tuvo en su poder en 2017, perdió al dar positivo a una sustancia prohibida al año siguiente y más tarde obtuvo Dirrell por segunda ocasión en su carrera, tras obtenerla en 2014 y cederla en los 12 meses posteriores.

En marzo, Spence Jr. derrotó por unanimidad al estadounidense Miguel Angel “Mikey” García, ex monarca en cuatro divisiones, quien ascendió par de categorías con la intención de conquistar el título welter en poder su oponente, así como el cinturón Diamante del CMB, que estaba sin propietario. Dos jueces votaron 120-108 y el otro 120-107.

Spence Jr. se mostró inteligente y preciso frente García, ante una concurrencia de 47 mil espectadores, en Arlington, Texas, donde los presentes observaron como el norteño se imponía con relativa facilidad, gracias a su mayor estatura y extraordinarias habilidades técnicas. Y si Spence Jr. brilló en todos los aspectos del boxeo, la actuación del descendiente de mexicanos y nacido en Ventura, California, resultó muy pobre e injustificado su intento de retar al oriundo de Nueva York, un zurdo de endiablada velocidad en manos y piernas.

La única sorpresa en Texas fue que Spence Jr. llegara hasta los 12 asaltos, después de una racha de 11 triunfos consecutivos antes del límite, incluido el que consiguió ante el inglés Kell “El Especial” Brook, a quien le arrebató la faja de la Federación Internacional (FIB), el 27 de mayo de 2017, en la ciudad británica de Sheffield.

Spence Jr. piensa finalizar de manera dramática el pleito versus Porter, asegura que su plan es aniquilarlo lentamente asalto tras asalto, hasta que caiga al tapiz incapaz de continuar o el árbitro detenga la masacre cuando lo vea en malas condiciones. “Voy a castigarlo y a tenerlo angustiado”, añadió. “Voy a golpearlo física y mentalmente y luego terminaré la labor. Estoy convencido que no tiene habilidades para vencerme”.

Aunque tiene un duro escollo por delante, Spence Jr. aseguró que “después de esta victoria, iré en busca de Pacquiao. Definitivamente esa es la pelea que deseo. Él es una leyenda y un seguro Salón de la Fama. Ha peleado contra los mejores de mi era y también en el pasado. Y quiero incluir a la mayor brevedad ese combate en mi trayectoria, porque el tiempo de Pacquiao en el boxeo se está acabando”.

“PacMan” Pacquiao (62-7-2, 39 KOs), actual súper campeón welter de la Asociación Mundial (AMB), le rompió el invicto, por decisión dividida, al estadounidense Keith “One Time” Thurman (29-1-0, 22 KOs), el 20 de julio, en la sala Garden, del lujoso hotel y casino Grand Garden, de Las Vegas, donde el tagalo hizo la segunda defensa del título, que arrebató por nocaut técnico en siete episodios al argentino Lucas “La Máquina” Matthysse, en julio de 2018.

“Espero noquear a Porter y eso es lo que va a pasar. Todo lo que he dicho siempre después lo he hecho en el ring. Ahora no será la excepción”, añadió Spence Jr., con evidente optimismo. “Quiero dejar una huella y ser la primera persona en noquear a Shawn. Ante Mikey García le mostré a la gente que tengo grandes habilidades y ahora quiero que me recuerden por mi poder”.

Reconoció que Porter en su trayectoria de 11 años en las filas rentadas ha enfrentado muy buenos adversarios, varios de ellos entre los mejores de las 147 libras, pero al mismo tiempo afirmó que ninguno se encuentra a la altura de su calidad. “Soy diferente a cualquier peleador que Shawn se haya enfrentado. No soy Keith Thurman o Danny García. Voy a mostrarle algo que nunca antes ha visto. El ganador será el mejor welter del mundo y no hay forma que yo no lo sea. Ser campeón unificado y tomar ese puesto me provoca un interés adicional rumbo a la victoria”.

Sin embargo, Spence Jr. no se llama a engaño. Conoce perfectamente las características de Porter, por lo que reconoce que “no voy a mentir, será que será un combate muy duro. Shawn es un ´perro´. Tiene un enorme corazón, que compensa con algunas carencias en habilidades. Él siempre va a combatir. No será fácil, pero voy a derrotarlo. Ese es mi objetivo y estoy convencido lo conseguiré”.

UNA COSA PIENSA EL BEODO … Y OTRA EL CANTINERO
Aunque Spence Jr. piensa finalizar de manera dramática el pleito, Porter, asegura que su plan es exigirle al máximo desde el principio, agotarlo asalto tras asalto, hasta que su oponente sea incapaz de continuar en la refriega o el árbitro detenga la masacre cuando lo vea en malas condiciones.

Porter suma cuatro triunfos, el más reciente por fallo dividido ante el cubano Yordenis Ugás, el 9 de marzo, en Carson, California, donde estuvo en juego la faja del Consejo Mundial (CMB), que ostenta el estadounidense. Los oficiales Max DeLuca (115-113) y Steve Morrow (116-112) se inclinaron hacia Porter, mientras Zachary Young (117-111) dio ganador al caribeño, radicado en Miami.

“Shawn Porter bajará del ring con dos cinturones”, expresó el propio Porter también en un entrenamiento público esta semana. “Voy a golpearlo, voy a golpearlo muy duro y a hacerle cosas que nunca le han hecho a Errol. Habrá un momento dónde él se dará cuenta que va a perder. Tengo la ventaja psicológica y sé cómo meterme en su cabeza. Nunca ha visto la adversidad en el cuadrilátero, porque nadie lo ha enfrentado en la forma que voy a hacerlo”.

También con la mirada en Pacquiao, Porter precisó que “ahora mismo no tengo una plan-B, una segunda opción después de Errol. Podríamos pensar en la revancha contra Thurman, Danny Garcia e incluso Ugás, que es el retador obligatorio por mandato del Consejo Mundial, pero mi mayor interés es Pacquiao. No quiero pensar en ningún otro adversario”.

Los dos fracasos de Porter se lo infligieron el inglés Kell Brook, por decisión mayoritaria en agosto de 2014, y Thurman, por unanimidad, en junio de 2016. En el primero disputó la faja de la FIB y en el otro el de la AMB, ambos en las 147 libras.

Spence Jr. vs Porter es un duelo entre dos ¿amigos? que dejarán la camaradería debajo del ring. Debido a su mejor boxeo, poder en los puños y superior alcance y estatura, nuestro favorito es Spence Jr.

Facebook Comments