Cuba destronada por Uzbekistán en Mundial de la AIBA -Con tres medallas de oro, una de plata y otra de bronce, Uzbekistán destronó a Cuba, monarca anterior, en el Vigésimo Campeonato Mundial de la Asociación Internacional (AIBA), que se disputó en la ciudad rusa de Ekaterimburgo, capital de los Urales, del 9 al 21 de septiembre, y en el que se inscribió una cifra récord cercana a los 500 participantes de 89 países.

Detrás de Uzbekistán se ubicaron Kazajistán (1-1-4 = 6), Cuba (1-1-1 = 3) e Inglaterra (0-1-2 = 3) por ese orden. Los uzbekos Zoirov Shahobiddin (52 kilos), Mirzakhalilov Mirazizbek (57) y Jalolov Bahodir (más de 91) resultaron los más destacados por la ex república soviética, que también obtuvo presea de plata en las división de 81 y bronce en 52. Cuba también concluyó con una solitaria presea de oro en el certamen efectuado en Milán, Italia, en 2009.

Campeón de los Juegos de Asia, Mirazizbek doblegó al multi-medallista Lázaro Alvarez -tenía tres oro y una plata en Hamburgo en la lid anterior- en un desenlace con matices trágicos, pues en los segundos finales del segundo asalto apareció una herida en el arco superciliar izquierdo del cubano, que obligó a la detención del combate. La comitiva cubana reclamó que se trataba de un cabezazo, pero el árbitro consideró que no fue una acción intencional. En el análisis inicial de las boletas de los cinco jueces, dos tenían delante al antillano 20-18, el otro al uzbeko por el mismo puntaje, mientras los dos restantes habían repartido igual cantidad de puntos para cada contendiente (19-19).

Como en el torneo era imperativo tener al menos tres boletas con ventaja para obtener la victoria, se solicitó a los dos oficiales que habían otorgado empate se decidieran por alguno de los púgiles y ambos inclinaron el veredicto hacia Mirazizbek.

La otra y quizás la mayor sorpresa negativa de los cubanos, aconteció con Julio César La Cruz de la división semicompleta (81 kilos), derrotado por el zurdo kazajo Bekzad Nurdauletov, quien impidió que el caribeño alcanzara la quinta presea dorada en forma consecutiva. Imprecisiones del isleño en el primer episodio, además de un conteo de protección propinado por el europeo en el segundo asalto, definieron el triunfo en segunda votación.

Un mejor cierre de De La Cruz y la penalización de un punto a su rival casi al final del pleito, condujeron a que cuatro de los jueces mostraran tarjetas idénticas con 28 puntos para ambos contendientes, en tanto el otro se inclinó 29-27 por el cubano. Convocados a emitir un fallo definitorio, los cinco favorecieron al europeo.

Reconocido como uno de los mejores boxeadores cubanos de la isla en la actualidad, De La Cruz, de 30 años, había conquistado las preseas de oro en Bakú-2011, Almaty-2013, Doha-2015 y Hamburgo-2017. En su vitrina también aparece el título en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016 y tres metales de oro en los Juegos Panamericanos de 2011, 2015 y 2019.

Hace dos años, en la anterior contienda, disputada en la ciudad alemana de Hamburgo, los púgiles cubanos habían conquistado cómodamente la cima por países, con cinco metales dorados y dos de plata. En esa lid, Uzbekistán finalizó en segundo peldaño, con 1-3-2, delante de Kazajistán (1-2-3) y Azerbaiján (1-0-1).

Ahora, solo Andy Cruz (63 kilos) pudo repetir la victoria de Alemania, que igualmente habían conseguido Joahnys Argilagos (49), Yosvany Veitía (52), Julio C. La Cruz (81) y Erislandy Savón (más 91). En el recién finalizado torneo de Ekaterimburgo, Cuba participó con siete púgiles, pues el octavo integrante de la comitiva, el súpercompleto (más 91 kgs) José Larduet, abandonó la delegación unos días antes, cuando se encontraba en el cierre de la preparación en territorio germano.

Campeón de la 8va. Serie Mundial de Boxeo (semiprofesional) en 2018, Larduet también alcanzó la presea dorada en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, efectuados en la ciudad colombiana de Barranquilla. Por sus sobresalientes resultados, Santiago de Cuba, su provincia natal, lo reconoció entre los mejores deportistas del año. En la temporada anterior, el peso completo Larduet se encumbró en el Campeonato Panamericano, disputado en Tegucigalpa, Honduras. Su currículo incluye igualmente la distinción de Mejor Boxeador de ese archipiélago caribeño en 2009.

Siete días después de dejar el grupo cubano, Larduet debutó por la puerta grande en el pugilismo rentado, con victorias unánime ante el ucraniano Igor Pylypenko, en la arena Work Yokur Champ, de Alemania, donde también tuvo brillante bautismo profesional su compatriota Osley Iglesias, quien anestesió en el primer asalto al georgiano Malkhaz Sujashvili.

Este año, el doble campeón panamericano Lenier Peró también debutó en el deporte de paga en Alemania, por lo que ya son seis los cubanos que dejaron sus vínculos con la isla y dieron el salto. A Joahnys Argilagos, Robeisy Ramírez y David Morell Jr., que lo hicieron antes, se suman Larduet, Iglesias y Peró.

Vale recordar, que en la nación germana conquistaron un título del mundo Yoan Pablo Hernández y Juan Carlos Gómez, mientras los campeones olímpicos Odlanier Solís, Yuriorkis Gamboa y Yan Barthelemi iniciaron en Alemania sus trayectorias en el boxeo de paga.

La XXI edición de los Campeonatos Mundiales de Boxeo, bajo la égida de la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA), tendrá lugar en 2021, en Nueva Delhi, capital de la India.

Facebook Comments