¿Por qué Canelo Álvarez eligió a Sergey Kovalev? -Tras la euforia inicial por confirmarse la pelea entre el retador mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el ruso Sergey “El Triturador” Kovalev, campeón semipesado de la Organización Mundial (OMB), prevista el 2 de noviembre, en Las Vegas, los amantes del boxeo intentan encontrar los motivos por los que el astro de Guadalajara subirá par de divisiones para chocar contra el veterano europeo de 36 años.

Con 29 años, Alvarez (52-1-2, 35 KOs) y sus representantes ya iniciaron el respaldo mediático de la pelea, resaltando las innegables virtudes de Kovalev (34-3-1, 29 KOs), sin dudas un púgil con dinamita en sus puños como ha demostrado a lo largo de su carrera, pero que en los tiempos recientes evidencia un apreciable descenso en su curva de rendimiento, sobre todo en los pleitos ante el colombiano Eleider “La Tormenta” Alvarez y versus el inglés Anthony “La Bestia del Este” Yarde.

“Kovalev es uno de los mejores de su división y la verdad que representa un gran reto para mí y es lo que quiero para mi carrera”, elogió Alvarez durante el primer encuentro promocional al que asistieron ambos peleadores, en el Union State, de Los Ángeles, California. “Tengo las habilidades y la experiencia y obviamente hemos visto cosas para ganar, pero arriba del ring nunca se sabe. Vamos a utilizar todo lo que tenemos a nuestro alcance para llevarnos la victoria, porque hemos aprendido a ganar”.

Ídolo de taquilla y reconocido como “campeón franquicia” del Consejo Mundial (CMB) y de la Asociación Mundial (AMB) en las 160 libras, Álvarez viene de doblegar por fallo unánime al estadounidense Daniel “El Hombre del Milagro” Jacobs, el 4 de mayo, en la T-Mobile Arena, de La Ciudad del Pecado, donde efectuó la quinta de sus últimas seis peleas y la segunda bajo la plataforma DAZN.

Al referirse al plan táctico que utilizará frente a Kovalev, el pelirrojo mexicano que “siempre he tenido confianza en mi golpeo abajo, esa es una clave muy importante en mis peleas y en ésta no será la excepción. Siempre en el primer asalto uno llega con una estrategia, pero el rival te muestra lo que puedes hacer. Él me mostrará el camino para ganar”.

En octubre pasado, Canelo firmó un contrato por $ 365 millones, por cinco años y cinco peleas, con la plataforma digital DAZN, cuyo primer enfrentamiento, en las 168 libras, fue con el inglés Michael “Rocky” Fielding, al venció el 15 de diciembre, en el histórico Madison Square Garden (MSG), de Nueva York. Aunque su rival lo aventajaba en alcance y estatura, Álvarez anestesió en el tercer episodio al británico y le arrebató la faja de la Asociación Mundial (AMB), que defendía por primera ocasión.

Cuando un periodista le preguntó sobre una posible pelea contra el kazajo Gennady “GGG” Golovkin, Álvarez rechazó que estuviera en sus planes inmediatos: “(Golovkin) no representa nada para mí ahorita. Viene de pelear con nadie (noqueó en el cuarto round al invicto canadiense Steve Rolls, el 8 de junio, en el MSG). No representa ningún reto para mí y ya le gané en dos peleas”.

No es exacto, que el azteca haya ganad las dos reyertas. Canelo y Golovkin concluyeron en empate el primer combate, disputado el 16 de septiembre de 2017. El oriundo de Guadalajara se llevó el triunfo mayoritario ocho meses más tarde, el 5 de mayo, ambos en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.

A pesar del rechazo de Canelo, el empresario Óscar de La Hoya, de la promotora Golden Boy Promotions, aseguró que ambos se enfrentarán en algún momento de 2020: “Absolutamente veremos a Canelo y GGG el próximo año. Podría ser en mayo o septiembre, pero esa pelea se efectuará”.

No obstante, en un afán promocional puntualizó que el enfrentamiento con Kovalev significa un reto mucho mayor, porque “Kovalev tiene oportunidad real de noquear y vencer a Canelo. La gente lo sabe y ahí radica en gran interés que ha despertado la pelea”.

Por su parte, Kovalev -mide cuatro pulgadas más de estatura que Canelo- reconoció durante su turno ante los micrófonos que es la pelea más importante de su carrera. “(Canelo) es uno de los mejores libra por libra en el boxeo. Sé que no echa para atrás y yo tampoco lo hago. Será algo bueno para los fanáticos. Será un gran día para el boxeo el 2 de noviembre”.

Kovalev noqueó a Yarde en el undécimo round, el 24 de agosto, en Chelyabinsk, Rusia, donde hizo la primera defensa de la corona semipesada de la Organización Mundial (OMB), que recuperó seis meses antes al imponerse por unanimidad al colombiano Eleider “La Tormenta” Alvarez, quien lo había derrotado por nocaut en el séptimo capítulo, en Atlantic City, Nueva Jersey.

Pero aunque finalmente se impuso a Yarde, Kovalev recibió excesivo castigo del retador británico en el octavo asalto, lo que provocó una violenta reacción del entrenador Buddy McGirt, quien le advirtió al ruso que si continuaba recibiendo esa andanada de golpes tiraría la toalla en señal de rendición. La reacción se hizo esperar y a partir de ahí Kovalev derribó a Yarde en el décimo y un round después obligó al árbitro Luis Pabón a detener lo que se había convertido en una masacre, pues el británico estaba muy cansado y prácticamente sin defensa.

¿Por qué Canelo eligió a Kovalev?
Los análisis en torno a porqué Canelo y sus representantes se inclinaron por Kovalev tienen diversas aristas. No es descartable que más allá del interés del azteca en conquistar el cuarto título en divisiones diferentes (antes súperwelter, mediano y súpermediano), los chequeos a los más recientes enfrentamientos de Kovalev hayan demostrado que el ruso tiene fisuras en la defensa y será fácil presa de los poderosos ganchos de zurda de Canelo.

Además, Canelo, con cuatro pulgadas menos en tamaño e igualmente inferior en alcance, buscará mantenerse todo el tiempo en la corta distancia, lo que impedirá a Kovalev desplegar la reconocida potencia de sus puños, debido a que necesita combatir en la media y larga distancias, por la mayor envergadura de sus brazos.

Es evidente, también, que Kovalev a sus 36 años, presenta las mayores debilidades entre los cuatro monarcas de las 175 libras, para que Canelo pueda salir con el brazo en alto. Sería mucho más arriesgado para el astro de Guadalajara cruzar guantes con el ucraniano Oleksandr Gvozdyk (17-0-0, 14 KOs), o los rusos Artur Beterbiev (14-0-0, 14 KOs) y Dmitry Bivol (16-0-0, 11 KOs), campeones del Consejo Mundial (CMB), la Federación Internacional (FIB) y la Asociación Mundial (AMB), respectivamente.

Aunque para Kovalev es una oportunidad única de obtener excelentes ingresos por la confrontación, resulta cuando menos sospechoso, que si cae vencido por Canelo, tendrá asegurada otras dos peleas con transmisión televisiva con la plataforma digital DAZN, que lo firmó por tres pleitos. Es obvio que con el supuesto fracaso, el interés por ver nuevamente Kovalev sin la corona, sería ínfimo, salvo que haga una pelea espectacular y sea perjudicado por los jueces, un riesgo inminente cuando se combate frente a Canelo en Las Vegas.

Convertido en la imagen actual del boxeo, A Canelo lo llaman en sentido figurado “la gallina de los huevos dorados”, por los extraordinarios ingresos que generan sus combates, con impacto directo en Golden Boy Promotions y en DAZN. Y sería ingenuo pensar que ambas entidades lo expondrían ante algún oponente con elevadas posibilidades de vencerlo.

Facebook Comments