Errol Spence Jr. y Shawn Porter con objetivo común: ¡Pacquiao! -El zurdo Errol Spence Jr. piensa que saldrá con el brazo en alto. Su rival, también estadounidense, Shawn Porter está convencido de lo mismo. Pero al margen del resultado en el duelo unificatorio, programado el 28 de septiembre, en el Staples Center, de Los Ángeles, ambos ansían enfrentar el mismo rival en el futuro inmediato: ¡Manny Pacquiao!

Invicto en 25 pleitos, 21 antes del límite, “The Truth” Spence expondrá por cuarta ocasión la faja welter de la Federación Internacional (FIB), que posee desde hace dos años, en tanto “Showtime” Porter (30-2-1, 17 KOs) someterá a prueba por segunda vez la correspondiente al Consejo Mundial (CMB), que obtuvo en el mes de septiembre del pasado año. El combate se transmitirá por la cadena FOX Sports con pago por el sistema de Pay-Per-View (PPV).

Ampliamente favorito para llevarse la victoria, Spence Jr, de 29 años, ha expresado que le propinará un gran castigo a Porter y que el pleito finalizará por la vía del cloroformo. “Esa es mi mentalidad y nada de lo que él diga podrá detenerme. Soy como un perro que siempre viene a combatir y hago lo que sea necesario para ganar”.

En marzo, Spence Jr. derrotó por unanimidad al estadounidense Miguel Angel “Mikey” García, ex monarca en cuatro divisiones, quien ascendió par de categorías con la intención de conquistar el título welter en poder su oponente, así como el cinturón Diamante del CMB, que estaba sin propietario. Dos jueces votaron 120-108 y el otro 120-107.

Spence Jr. se mostró inteligente y preciso frente García, ante una concurrencia de 47 mil espectadores, en Arlington, Texas, donde los presentes observaron como el norteño se imponía con relativa facilidad, gracias a su mayor estatura y extraordinarias habilidades técnicas. Y si Spence Jr. brilló en todos los aspectos del boxeo, la actuación del descendiente de mexicanos y nacido en Ventura, California, resultó muy pobre e injustificado su intento de retar al oriundo de Nueva York, un zurdo de endiablada velocidad en manos y piernas.

La única sorpresa en Texas fue que Spencer Jr. llegara hasta los 12 asaltos, después de una racha de 11 triunfos consecutivos antes del límite, incluido el que consiguió ante el inglés Kell “El Especial” Brook, a quien le arrebató la faja de la Federación Internacional (FIB), el 27 de mayo de 2017, en la ciudad británica de Sheffield.

Aunque Spence Jr. piensa finalizar de manera dramática el pleito versus Porter, asegura que su plan es aniquilarlo lentamente asalto tras asalto, hasta que caiga al tapiz incapaz de continuar o el árbitro detenga la masacre cuando lo vea en malas condiciones. “Voy a castigarlo y a tenerlo angustiado”, añadió. “Voy a golpearlo física y mentalmente y luego terminaré la labor”. Estoy convencido que no tiene habilidades para vencerme”.

“Después de esta victoria, iré en busca de Pacquiao”, dijo Spence Jr. ante varios medios. “Definitivamente esa es la pelea que deseo. Él es una leyenda y un seguro Salón de la Fama. Ha peleado contra los mejores de mi era y también en el pasado. Y quiero incluir a la mayor brevedad ese combate en mi trayectoria, porque el tiempo de Pacquiao en el boxeo se está acabando”.

Con 40 años cumplidos el 17 de diciembre, “PacMan” Pacquiao (61-7-2, 39 KOs) doblegó por decisión dividida al entonces invicto estadounidense Keith Thurman (29-1-0, 22 KOs), el 20 de julio, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas. El tagalo recibió dos papeletas de 115-112 y el norteño unade 114-113, como prueba de lo cerrado del enfrentamiento, que le permitió al tagalo retener la corona de súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB), en las 147 libras.

También con la mira en Pacquiao, “Showtime” Porter, de 31 años, suma cuatro triunfos, el más reciente por fallo dividido ante el cubano Yordenis Ugás, el 9 de marzo, en Carson, California, donde estuvo en juego la faja del Consejo Mundial (CMB), que ostenta el estadounidense. Los oficiales Max DeLuca (115-113) y Steve Morrow (116-112) se inclinaron hacia Porter, mientras Zachary Young (117-111) dio ganador al caribeño, radicado en Miami.

“Ahora mismo no tengo una plan-B, una segunda opción después de Spence Jr.”, dijo Porter. “Podríamos pensar en la revancha contra Thurman, Danny Garcia e incluso Ugás, que es el retador obligatorio por mandato del Consejo Mundial, pero mi mayor interés es Pacquiao. No quiero pensar en ningún otro adversario”.

Los dos fracasos de Porter se lo infligieron Brook, por decisión mayoritaria en agosto de 2014, y Thurman, por unanimidad, en junio de 2016. En el primero disputó la faja de la FIB y en el otro el de la AMB, ambos en las 147 libras.

Facebook Comments