Amanda Serrano busca recuperar corona mundial ante Heather Hardy -Asentada en Nueva York desde pequeña, la puertorriqueña Amanda Serrano ha derribado infinidad de barreras en el boxeo fémenino, a tal punto que fue reconocida con el prestigioso Record Mundial Guinnes por ser la única mujer con siete coronas mundiales en divisiones diferentes. Aunque por el momento la nacida en Carolina, en la Isla del Encanto, no tiene previsto añadir otro cetro del orbe, sí intentará recuperar la faja de las 126 libras, cuando choque con la invicta estadounidense Heather Hardy, monarca de la Organización Mundial (OMB), el 13 de septiembre, en el teatro Hulu, del legendario Madison Square Garden, de Nueva York.

Conocida en las peñas boxísticas como “The Real Deal”, la boricua, hoy con 30 años, tiene cinturones en 115, 118, 122, 126, 130, 135 y 140 libras, a lo largo de su carrera profesional que comenzó con modesto triunfo mayoritario en cuatro asaltos, frente a la norteamericana Jacklyn Trivilino, en marzo de 2009. Seis años después de doblegar a Trivilino se adueñó del entonces vacante cinturón pluma, al noquear en el primer asalto a la canadiense Olivia Gerula, en febrero de 2016.

Dueña de una envidiable pegada poco común entre las damas, el 18 de enero pasado, Serrano anestesió en el asalto inicial a la austriaca Eva “La Chica Dorada” Voraberger, en la misma sede donde enfrentará a Hardy. La victoria le aportó el título vacante de la OMB en las 115 libras, cuatro categorías debajo del que obtuvo en septiembre del 2018, cuando se impuso unánime a la argentina Yamila “La Maquinita” Reinoso, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, que le permitió adueñarse del cinturón de la OMB en las 140 libras.

Pocas semanas después de anestesiar a Voraberger, la puertorriqueña recibió en junio el prestigioso reconocimiento Guinnes, durante la parada que anualmente celebran los “neoyoricans” en la Ciudad de los Rascacielos. “Me sorprendieron”, expresó Serrano ante los medios al concluir el recorrido por las calles. “Por Puerto Rico y por las mujeres seguiré buscando triunfos hasta que Dios quiera. Intentaré seguir siendo un ejemplo para las mujeres y demostrar que la disciplina y el sacrificio te hacen grandes en lo que te propongas en la vida”.

Elevado morbo tiene el venidero combate de Serrano ante Hardy, nacida en Brooklyn. Ambas son amigas, han entrenado juntas y cada una conoce las características (virtudes y debilidades) de la otra en el aspecto boxístico. De ahí que existan infinidad de comentarios sobre quién saldrá con el brazo en alto el 13 de septiembre.

“Es una gran oportunidad para las dos, que somos buenas amigas, pero dentro del ring será una historia distinta”, dijo Serrano a un diario boricua. “Ambas vamos a recibir buenas cantidades de dinero, en una pelea en el Madison Square Garden, donde ella y yo tenemos muchos simpatizantes en esa histórica instalación”.

La pelea, que será transmitida por la plataforma digital DAZN, forma parte del duelo eliminatorio en la división ligera, que protagonizarán el estadounidense Devin Haney (22-0-0, 14 KOs) y el ruso Zaur Abdullaev (11-0-0, 7 KOs).

Jordan Maldonado, entrenador de Serrano, expresó que su pupila está en magnífica forma, pero Hardy será una rival mucho más exigente que Voraberger. “Es fuerte, Amanda ha guanteado muchas veces con ella. Tiene resistencia, corazón y hay que ´matarla´ en la raya. Hardy es brava y no tiene reversa. Si el nocaut llega le daremos la bienvenida, pero es un combate difícil, ella tiene 22 peleas y está invicta”.

HARDY: “NADIE ME HA PEGADO TAN FUERTE COMO AMANDA”
El pasado 27 de octubre, en su más reciente ascenso al cuadrilátero, “The Heat” Hardy, de 37 años, derrotó por unanimidad en pelea revancha a la veterana de 40 años Shely Vincent, igualmente en el Madison Square Garden, donde disputaron la faja vacante de la OMB, que ahora expondrá ante Serrano. Para Vincent (26-2-0, 1 KOs) fue el segundo revés en el boxeo de paga, el anterior también a manos de Hardy por fallo mayoritario, en agosto de 2016.

“De todas las personas con las que he tenido peleas, de boxeo, en las Artes Marciales Mixtas, en sesiones de guanteo y en la calle, nunca nadie me han pegado tan fuerte como Amanda, reconoció Hardy con total honestidad. De igual forma, precisó que esa valoración no significa que le tenga temor alguno y que se encuentra lista para vencer a la boricua. “No me infunde ningún temor ninguna rival. Ni siquiera ella. Y si alguien se enfrenta a Amanda y quiere ganarle, tiene que estar convencida que puede hacerlo. Creo que las chicas que detuvo muy rápido no estaban preparadas para recibir esos golpes sólidos. Conmigo será distinto. Estoy lista para eso”.

Facebook Comments