CORONA, California.- A pesar de un apodo que provocó carcajadas, Edwin “El Puto” Rodriguez de Puerto Rico, derribó a Saúl Sánchez del sur de California de las filas de los invictos para ganar el título de peso gallo latino de la CMB por decisión dividida el viernes.

Boxeando al aire libre en un clima de verano perfecto, Rodriguez (11-5-1, 5 KOs) se preparó para derrotar a Sánchez (12-1, 7 KOs) con movidas inteligentes y estrategias para sus movimientos, en Omega Products International. Era la primera vez que el boxeador de Pacoima había probado la derrota como profesional.

Sánchez, de 22 años, noqueó a tres oponentes anteriores en ese lugar al aire libre, que pertenece al presidente de Thompson Boxing Promotions, Kenny Thompson. Por lo general, era una fuente de triunfo, pero no esta noche, ante 800 fanáticos.

Al principio era evidente que Rodriguez podía recibir el castigo y lidiar con el suyo. A pesar de enfrentarse a cinco enemigos invictos en el pasado, el puertorriqueño nunca había perdido por nocaut y mostró una barbilla hecha de granito. Sánchez intentó e intentó sacarlo, pero nunca pudo encontrar el golpe final.

Tal vez Sánchez carecía de respeto por el boxeador con un apodo burlón, o tal vez sintió que si continuaba golpeando, el puertorriqueño eventualmente se rompería. Pero nunca sucedió, aunque parecía estar cerca de ocurrir en varias ocasiones.

Durante la primera mitad de la pelea, Sánchez fue el boxeador más agudo, tanto en ofensiva como defensivamente. Pero Rodriguez empleó una estrategia y movimiento que le permitió recuperarse en la segunda mitad de la pelea por el título de 10 asaltos. Sánchez aparentemente prescindió de la defensa y le permitió a Rodriguez aterrizar golpes limpios. Resultó ser un error fatal que permitió al boxeador puertorriqueño visitante convencer a dos de los jueces de que era el ganador en 96-94, y el otro favoreció a Sánchez.

Otros combates

Luis López de Corona (7-0-1, 3 KOs) mantuvo su récord invicto con un empate mayoritario contra el peso welter de Arkansas, Demarcus Layton (7-1-1, 4 KOs). Fue una batalla de estilos contrastantes, ya que el López más bajo fue efectivo boxeando dentro y aterrizando múltiples combinaciones contra el alto y largo Layton. Pero cuando el boxeador de Arkansas tenía distancia, fue extremadamente efectivo con el jab.

Ambos boxeadores mostraron velocidad y resistencia y comenzaron rápidamente. Se necesitaron al menos cuatro rondas más para diferenciar a los dos boxeadores que combatieron en igualdad de condiciones.

Oscar Torrez de Rialto (7-0, 4 KOs) derribó al mexicano Miguel Cubos (13-21,1, 10 KOs) en el cuarto y terminó la pelea por nocaut en la quinta ronda en un choque de peso pesado establecido para seis rondas. Torrez era el boxeador más grande, más rápido, y más preciso, y tenía pocos problemas con Cubos, que estaba dispuesto, pero fuera de combate. Un cruce a la izquierda desde una posición zurda derribó a Cubos las dos veces, con el final llegando al minuto 1:49 de la quinta ronda. El árbitro Ray Corona detuvo la pelea a pedido del rincón de Cubos.

Gabriel Hernández (10-0, 9 KOs) consiguió que su racha de nocauts fuera interrumpida por el mexicano Daniel Nájera (9-1, 4 KOs) pero aún así ganó todas las rondas ganando por decisión unánime. Hernández fue el boxeador mejor condicionado en una pelea que combina habilidades iguales. Los ganchos izquierdos al cuerpo eran el arma favorita de Hernández de San Diego. Los puntajes fueron 59-55 dos veces y 60-54 para Hernández.

El peso ligero de Texas Sebastian Salinas (2-0) dominó a Michael Gaxiola de Modesto (4-17) en las cuatro rondas de su pelea con múltiples combinaciones. Gaxiola tuvo un buen momento en la segunda ronda con sus propias ráfagas, pero nunca igualó la salida del tejano que es entrenado por los hermanos Joel y Antonio Díaz en Indio, California.

Credito de la foto: Al Applerose

*Traducido para David A. Avila en ib.tv

Facebook Comments