Anthony Yarde: “Noquearé a Kovalev en Rusia” -Respaldado por la evidente dinamita que posee en los puños, el inglés Anthony Yarde escaló a la cima de la división semipesada en el Viejo Continente al apoderarse del título de Europa en mayo de 2017, tras solo dos años en el pugilismo rentado. Y par de meses después, defendió con éxito la corona y se hizo del cinturón Intercontinental de la Organización Mundial (OMB), al dejar en el camino al húngaro Norbert “El Noble” Nemesarati, quien no resistió la golpiza y abandonó en solo tres asaltos.

De allá a la fecha, Yarde (18-0-0, 17 KOs) ha continuado derribando oponentes y con su trayectoria inmaculada logró convertirse en retador obligatorio del ruso Sergey Kovalev (33-3-1, 28 KOs), al que enfrentará el 24 de agosto, en el Traktor Sport Palace, de Chelyabinsh, Rusia, donde el local expondrá por primera ocasión la faja de la OMB, que recuperó hace seis meses por fallo unánime en la revancha ante el colombiano-canadiense Eleider “La Tormenta” Alvarez, después de perderla por espectacular nocaut en siete rounds, en agosto del pasado año.

Llamado “La Bestia del Este” por ser oriundo del municipio de Hackney, ubicado al este de Londres, Yarde, de 28 años, es consciente de la titánica batalla que le espera frente al “Triturador” Kovalev, de 36 años, y brillante trayectoria en el boxeo, e igualmente dueño de una sólida pegada, que lo ha convertido en uno de los mejores púgiles de las 175 libras en años recientes.

“Tengo mis trucos que no revelaré, ni tampoco haré alarde de que mis combinaciones serán de 25 golpes o algo así”, dijo Yarde al diario británico Mirror. “Igualmente dejo a un lado que iré al patio trasero de Kovalev y que él tendrá el apoyo de miles de simpatizantes, porque sería enfocarme en lo negativo. Solo digo que Anthony Yarde va a Rusia y ganará por nocaut. Es una oportunidad única que podría convertirme en el número uno de la historia”.

Con una sola pelea fuera de Inglaterra, Yarde añadió que de concretarse el triunfo, sería la mayor victoria de un luchador británico en suelo extranjero. Su único combate fuera de Inglaterra ocurrió en septiembre de 2016, cuando aplicó el cloroformo en el primer asalto al estadounidense Rayford Johnson, en Arlington, Texas, donde efectuó el octavo pleito en las filas rentadas.

En su más reciente ascenso al cuadrilátero, Yarde, de seis pies de estatura y 72 pulgadas de alcance, anestesió en el quinto rollo a otro estadounidense, Travis Reeves, el 8 de marzo pasado, en Londres, que significó la quinta defensa del cinturón Intercontinental de la OMB.

Hace algunas semanas, Yarde afirmó a medios londinenses que los representantes del mexicano Saúl “Canelo” Alvarez le habían ofrecido dinero para dejar libre su derecho a enfrentar a Kovalev. “Me ofrecieron la misma suma que obtengo por pelear con el ruso y me reí. Les dije que solo pensaría la propuesta si duplicaban o triplicaban esa cantidad, porque este combate (con Kovalev) es por el título mundial”.

La presión creada por el grupo que guía la carrera del pelirrojo mexicano, problemas legales de Kovalev e incomprensiones en la mesa de negociación, dificultaron durante varios meses la firma del contrato con Yarde. Kovalev fue arrestado el 9 de junio del pasado en California por presuntamente golpear a una mujer en la cara, después que la mujer sufrió lesiones en la nariz, conmoción cerebral y un disco desplazado en el cuello. El astro ruso fue acusado de asalto y lesiones corporales, y salió en libertad bajo fianza después de pagar una fianza de $ 50 mil. La víctima también presentó una demanda por daños y perjuicios de $ 8 millones en el Tribunal Superior del Condado de San Bernardino, California.

KOVALEV EMOCIONADO POR PELEAR EN CHELYABINSK
“Es un sueño hecho realidad defender mi título de la OMB frente a todos mis amigos y familiares”, dijo Kovalev, quien peleará por primera vez en Chelyabinsk, su ciudad natal. “También estoy agradecido de Yarde por aceptar venir a mi tierra y por supuesto a ESPN+, que transmitirá el combate a Estados Unidos”.

Monarca mundial semipesado en tres ocasiones, Kovalev en su más reciente combate se impuso unánime a Eleider Alvarez, en la revancha efectuada el 2 de febrero pasado, en el Centro Ford, de Frisco, Texas, donde reconquistó el cinturón que el nacido en Apartado, Colombia y radicado en Montreal, Canadá, le había arrebatado cuatro meses antes, por sorpresivo nocaut en el Hard Rock Hotel y Casino, de Atlantic City, Nueva Jersey.

Las negociaciones entre Eric Gómez, presidente de Golden Boy Promotions, que representa a Canelo Alvarez, y Kathy Duva, de Main Events, que promueve a Kovalev finalizaron abruptamente el 17 de julio, cuando el pelirrojo azteca anunció que no pelearía el 14 de septiembre, en Las Vegas, como se había asegurado en múltiples ocasiones. Y aunque oficialmente se anunció el 12 de julio que Kovalev chocaría con Yarde, los dos altos directivos de Golden Boy y de Main Events se reunieron nuevamente buscando encontrar soluciones al duelo, que tendría como principales obstáculos el peso, una fecha conveniente para ambos y la repartición de ganancias.

Varias fuentes, sin embargo, aseguran que Canelo esperará por el resultado entre Kovalev y Yarde para definir quién será su próximo rival y planea que sea el 26 de octubre o quizás algún día de noviembre, de acuerdo con John Skipper, presidente ejecutivo de la plataforma digital DAZN, que firmó contrato televisivo con Alvarez por $ 365 millones y 11 peleas en los próximos cinco años, a partir de octubre de 2018, cuando se rubricó el acuerdo.

Facebook Comments