Usyk debuta ante Takam en los pesados y ya es retador del Ruíz-Joshua -Por J.J. Álvarez

Después de convertirse en el primer púgil de la historia con los cuatro títulos más importantes de la división crucero y ser considerado entre los mejores libra por libra del mundo, el invicto ucraniano Oleksandr Usyk (16-0-0, 12 KOs) carecía de estímulos profesionales para mantenerse en el límite de las 200 libras. De ahí que tras ganar la Súper Serie Mundial (WBSS) frente al ruso Murat Gassiev, en julio de 2018, no sorprendió su intención de saltar a la categoría de los mastodontes, que concretó en marzo último.

Dado el exitoso historial competitivo de Usyk, tampoco causó gran revuelo que solicitara la oportunidad de disputar la máxima corona a la Organización Mundial (OMB), que le concedió ese privilegio teniendo en cuenta los reglamentos y que el astro europeo había arrasado literalmente con los principales oponentes de la división crucero. Con la velocidad del rayo y como por arte de magia, el nacido en Simperopol fue colocado en la cima de la clasificación y designado retador “obligatorio” del británico Anthony “AJ” Joshua, entonces invicto y dueño de la faja pesada del organismo.

Medallista dorado en los Juegos Olímpicos de Londres-2012 y reconocido el Boxeador del Año en 2018 por varios publicaciones especializadas, “El Gato” Usyk y sus representantes lograron hacer los arreglos contractuales para que efectuara el debut en la máxima categoría ante el experimentado camerunés Luis Takam (36-5-1, 28 KOs), el 25 de mayo, en el MGM National Harbor, en Oxon Hill, Maryland, donde la velada tendría transmisión televisiva bajo la plataforma digital DAZN.

Sin embargo, por causa del destino, dos semanas antes del combate, el zurdo Usyk sufrió una lesión en el bíceps de su brazo derecho durante una sesión de entrenamiento y hubo que posponer el enfrentamiento, que ahora se reprogramó para el 12 o el 19 de octubre, en la Wintrust Arena, de la ciudad de Chicago, en el estado de Illinois.

Pero ahora la situación es completamente diferente, pues la corona no está en manos de Joshua, sino del “gordito” estadounidense descendiente de mexicanos Andy “El Destructor” Ruíz, quien se convirtió en propietario de los tres cinturones, al anestesiar inesperadamente al inglés en el séptimo asalto el 1 de junio, en el emblemático Madison Square Garden, de Nueva York.

Con el propósito de ajustarse al cambio ocurrido por el éxito del californiano Ruíz, la OMB decidió que si Usyk vence a Takam (resultado que respalda la mayoría de conocedores de este deporte), será retador obligatorio del triunfador entre Ruíz y Joshua, duelo señalado el 14 de diciembre, sin una sede todavía definida. El panorama se complica para el eventual pleito Usyk vs Ruíz/Joshua, pues en el transcurso de los meses venideros los otros organismos involucrados en el choque del norteño y el británico (la AMB o la FIB) podrían exigirle al vencedor que hagan una defensa obligatoria ante el que lidera el ranking o su sucesor.

TAKAM, EL ELEGIDO DE EDDIE HEARN
Takam, ocupante del décimotercer escalón en el listado de la OMB, fue elegido por las máximas autoridades de Matchroom Sports, en especial por Eddie Hearn, presidente de la entidad que representa a Usyk. La decisión recibió innumerables críticas de algunos especialistas y conocedores del boxeo, fundamentalmente de los que ocupan puestos más alto en esa organización, que también expresaron su desacuerdo cuando “implantaron” a Usyk en la cima del listado. Detrás de Usyk se encuentran el inglés Tyson “El Rey Gitano” Fury, el jamaiquino Dillian Whyte y el propio Joshua, por ese orden.

No obstante, Fury (25-0-0, 17 KOs), que aplicó el cloroformo en el segundo asalto al alemán Tom Schwarz en junio, enfrentará al sueco Otto Walin (20-0-0, 13 KOs), el 14 de septiembre, en Las Vegas, en tanto Whyte se encuentra en un proceso de suspensión temporal por parte del Consejo Mundial (CMB) tras dar positivo en una prueba A realizada días antes de imponerse al colombiano Oscar Rivas, el 20 de julio, en la 02 Arena, de Londres, capital de Inglaterra. Más reciente, el caso de Whyte tuvo un nuevo capítulo cuando la Asociación Voluntario Antidoping (VADA, en inglés) señaló que las pruebas realizadas a “The Body Snatcher” Whyte dieron negativo.

Con 6´3 pies de estatura, Takam viene de aplicar el cloroformo al kosovar radicado en Alemania Senad Gashi, el 22 de diciembre, en Inglaterra. Antes sufrió par de descalabros. El primero frente a Joshua, quien se impuso en el décimo asalto, en octubre de 2017, cuando el árbitro Phil Edwards se apresuró a detener las acciones, aunque el británico dominaba ampliamente en las tres tarjetas de los jueces, en Cardiff, Gales. Después, Takam también perdió por idéntica vía en ocho episodios ante Derech Chisora, en Londres, donde disputaban el cinturón vacante Internacional de la AMB.

Facebook Comments