Gervonta Davis, amplio favorito ante Ricardo Núñez -Por J.J. Álvarez

Aunque todas las variables indican que saldrá derrotado, un elevado optimismo exhibe el panameño Ricardo Núñez a escasos días del pleito ante el estadounidense Gervonta Davis, señalado el 27 de julio, en la Royal Farms Arena, de Baltimore, donde el local someterá a prueba por segunda ocasión la faja de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) en las 130 libras.

Núñez (21-2-0, 19 KOs), quien es conocido en su natal Panamá por el pseudónimo de “El Científico”, respalda su criterio en que a fuerza de triunfos ha escalado hasta el segundo lugar de la clasificación de ese organismo en la categoría súperpluma. Y no hay dudas que 10 victorias consecutivas, nueve de ellas por la vía del cloroformo, muestran que tiene poder en los puños y debe ser tenido en consideración a la hora de ofrecer un vaticinio frente a cualquier adversario.

“Soy consciente que todavía las personas no saben mucho sobre mí, pero después del 27 de julio, todos me conocerán como nuevo campeón del mundo”, afirmó Núñez a medios canaleros. “Estoy trabajando muy duro para esta pelea, que dedico a mi hija a punto de nacer, a Panamá y también como un regalo que me haré a mí mismo, pues cumplo 26 años al día siguiente de enfrentar a Davis”.

Nacido hace 25 años, en la ciudad de La Chorrera, capital del distrito del mismo nombre, perteneciente a la provincia de Panamá Oeste, Núñez hará el debut en territorio estadounidense, que a su vez se trata de la segunda presentación fuera del país centroamericano.

“Estoy muy motivado y he tomado esta pelea como un asunto muy personal”, afirmó Núñez durante una conferencia telefónica. “Sé que Davis tendrá todo el público a favor, pues nos enfrentaremos en su ciudad natal, pero quiero regresar a Panamá con el título mundial. Y estoy preparado física y mentalmente para conseguirlo”.

Sin embargo, Nuñez tiene una exigente labor por delante y necesitará más que un estado psíquico positivo para salir con el brazo en alto. Porque el “Tanque” Davis (21-0-0, 20 KOs) posee eso que llaman “paquete completo” en cuanto a virtudes boxísticas. En cada presentación exhibe explosividad, descomunal rapidez de manos y piernas, así como buena defensa, atributos con los que ha aplicado el cloroformo a sus 12 últimos adversarios. Solo el mexicano Germán “Panteonero” Meraz, derrotado unánime en seis asaltos en 2014, ha escapado a la potencia de sus puños, aunque el veterano azteca (efectuaba su combate 81 como profesional), cayó a la lona en 3ero y el 5to episodios.

Ese talento superior, le ha permitido al joven zurdo estadounidense ubicarse entre los mejores libra por libra, de acuerdo con reconocidas publicaciones especializadas y sitios en Internet. Par de años atrás, el 14 de enero de 2017, Davis dio muestras de sus excepcionales habilidades para la disciplina, al noquear en el séptimo asalto al entonces dueño de la faja de la Federación Internacional (FIB), el puertorriqueño José “El Francotirador” Pedraza, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York. El triunfo, entonces cuando tenía 22 años y dos meses, lo convirtió en el monarca del orbe estadounidense más joven de la historia.

Siete meses más tarde de apropiarse del cinturón de la FIB, Davis lo perdió en la báscula –el “rival” más difícil que ha tenido ahora-, en el siguiente compromiso ante el costarricense Francisco Fonseca, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde el norteño a pesar del incumplimiento en el peso, propinó nocaut al centroamericano en el octavo round.

El 21 de abril de 2018, transcurridos 15 meses de anestesiar a Pedraza, Davis sumó el segundo cinturón mundial –súper campeón de la Asociación Mundial – también por la vía del sueño, ante el argentino Jesús “El Jinete” Cuéllar, fulminado en el tercer asalto, nuevamente en el Barclays Center, de la Gran Manzana. El sudamericano cayó a la lona en el 2do, y en dos ocasiones en el 3ro., cuando el árbitro Benjy Estevez finalizó las desiguales acciones. La victoria, con 24 años, significó otro récord: doble titular mundial más joven de la historia.

Davis viene de doblegar en el primer capítulo al mexicano Hugo “Cuatito” Ruíz, sustituto del inglés Abner Mares, lesionado durante una sesión de entrenamiento. La pelea Davis-Rúiz se efectuó el 9 de febrero, en el Dignity Health Sport Park, antes StubHub Center, de Carson, California, donde el estadounidense hizo la primera exposición del cinturón de la AMB.

Al referirse a su combate frente a Núñez, Davis señaló que “uno de mis objetivos siempre fue efectuar una pelea por el título mundial a mi ciudad de Baltimore. Estoy emocionado y agradecido a mi equipo por ayudar a que esto suceda. No puedo esperar para hacer un gran espectáculo y que mis todos mis fanáticos de Baltimore pasen una noche inolvidable en la Royal Farms Arena”.

Como detalle adicional, existe un gran entusiasmo entre los amantes del boxeo en Baltimore por presenciar el pleito de Davis, ya que desde hace 80 años no se presentaba en el territorio un monarca ecuménico oriundo de la ciudad.

“Este es mi combate obligatorio, un requisito que tienen que cumplir todos los campeones”, explicó Davis. “Hay un montón de buenos púgiles desde 126 hasta 135 libras y mi equipo está esperando el momento adecuado para enfrentar a los mejores de estas divisiones. Ahora me corresponde pelear contra Núñez”.

La gran mayoría de expertos vaticina una victoria anticipada de Davis (incluso en el primer asalto), pero el campeón no debe descuidarse porque Núñez posee fuerza en sus puños y podría provocar una gran sorpresa. Aún sin concretarse, los fanáticos insisten en que Davis debería buscar la unificación ante el también estadounidense Andrew “El Chango” Cancio (21-4-2, 16 KOs), monarca “regular” de la propia AMB. O versus el mexicano Miguel “El Alacrán” Berchelt (36-1-0, 32 KOs), dueño de la faja del Consejo Mundial (CMB).

También sería interesante ver a Davis ante el zurdo Tevin Farmer (29-4-1, 7 KOs), campeón de la Federación Internacional (FIB), o ante Jamell Herring (20-2-0, 10 KOs) quien recientemente obtuvo el cinturón de la Organización Mundial (OMB).

No obstante, muchas voces del mundillo del boxeo piden que Davis demuestre sus virtudes ante el ucraniano Vasyl “Hi-Tech” Lomachenko (13-1-0, 10 KOs), súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB) y de la Organización Mundial (OMB), en la categoría ligera (135 libras). Y aunque Davis está teniendo dificultades para cumplir con las 130 libras, los representantes del norteño difícilmente lo lancen a un pleito con infinidad de posibilidades de perder, ante el hombre que ocupa la cima como mejor libra por libra del planeta.

Facebook Comments