Hanna Gabriels ganó y “Tina” Vidal… ¡también! -Por J.J. Álvarez

Quizás nuestros conocedores lectores estén asombrados y se coloquen las manos en la cabeza, porque interpreten que hay un desliz tipográfico en el título o se trate de un error del redactor. Ni una, ni otra. La veterana y monarca mundial costarricense Hanna Gabriels se llevó las tres tarjetas de los jueces, pero su bisoña adversaria, la retadora argentina Abril Vidal ofreció un duro combate de principio a fin, que le aportó encomiables comentarios de casi todos los que observaron el pleito. En términos de actuación también ganó.

Para una jovencita como “Tina” Vidal, de 20 años, cumplidos el 16 de mayo, era una tarea titánica ir a los predios de “La Amazona Negra” Gabriels, quien ante su público en San José, Costa Rica, exponía por cuarta ocasión la faja súperwelter de la Asociación Mundial (AMB). La balanza se inclinaba ampliamente a favor de la peleadora tica, considerada entre las mejores en el sector femenino en la actualidad.

Sin embargo, Vidal (8-1-0, 3 KOs) demostró sobre el cuadrilátero, que a pesar de los 16 años de diferencia con la monarca y su corta trayectoria en el boxeo rentado, no fue un desatino la oportunidad que recibió, y que es merecido el segundo puesto que ocupa en la clasificación de las 154 libras de la AMB.

Nadie mejor que la propia Gabriels para evaluar la actuación de la sudamericana: “Vidal tiene futuro y sé que ha sido de las peleas más duras que he tenido. Ella tiene 20 años y pega duro. El combate fue muy exigente. Abril es tan fuerte como la dominicana Oxandia (“La Loba” Castillo) y la estadounidense Claressa (“T-Rex”) Shields. Ella pega con fortaleza, pero nuestra estrategia fue golpearla al cuerpo para minar sus energías y movilidad”.

Comparar a la inexperta argentina -que solo lleva poco más de un año en el deporte de paga- con Castillo y Shields es un enorme reconocimiento para la argentina, que viajó a la nación centroamericana dueña el título de Sudámerica en la división ligero-mediana. La quisqueyana y la norteña son las dos únicas que han derrotado a Gabriels en su carrera profesional, que comenzó hace casi 12 años, en noviembre de 2007.

Hace seis años, “La Loba” Castillo logró la sorpresa, que dejó estupefactos a todos los seguidores de Gabriels, al noquearla en el segundo asalto, el 28 de febrero de 2013, en la capital tica, donde le arrebató la corona de la Organización Mundial (OMB), que defendía por cuarta ocasión consecutiva. Cuatro años más tarde, Gabriels se impuso por fallo unánime en la revancha, también en Costa Rica, que le permitió recuperar el cinturón de la OMB, y añadir el correspondiente a la Asociación Mundial (AMB), que ahora expuso ante Vidal.

El revés unánime ante Shields ocurrió en junio del pasado año, cuando la costarricense intentó conquistar los cinturones vacantes de la AMB y de la Federación Internacional (FIB) en la división mediana. Siete meses después regresó a las 154 libras y doblegó unánime a la australiana Sarah Dwyer, en Managua, capital de Nicaragua. Fue la tercera defensa exitosa del cinturón de la AMB.

No se guardó elogios Gabriels sobre su oponente: “Reconozco que recibí algunos golpes fuertes en la cara, porque me ha costado un poco mejorar la guardia, pero el boxeo tiene otros golpes, movimientos, y yo también le di fuerte abajo, al cuerpo. Ahí la fue manejando y me sentí bien de principio a fin. Quizás la gente solo ve lo golpes, pero el boxeo es también saber moverse y quitar los golpes, y yo la hice fallar”.

Desde el comienzo Gabriels buscó marcar el ritmo de la pelea. Logró algunos buenos impactos a la cabeza de Vidal, quien aceptó reto e igualmente impactó con solidez en el rostro de la campeona mundial. En lo adelante, la emoción se apoderó del gimnasio Eddy Cortés con los permanentes intercambios de ambas peleadoras, en los que estuvo de manifiesto la mayor movilidad de Gabriels y también sus misiles dirigidos mayormente a la zona blanda de la argentina.

Concluidos los 10 exigentes asaltos, varios de ellos con el público de pie ante la secuencia de golpes de una y otra, los oficiales entregaron dos boletas con puntuaciones de 97-93 y la otra de 96-94. Fue una votación justa, que ratifica la calidad de la boxeadora tica y le aporta reconocimiento a Vidal, ex campeona argentina y también de kick boxing, la disciplina que practicó antes de firmar en el boxeo de paga.

A veces perdiendo se gana. Este es el caso de Vidal, que desde ya se convierte en una figura a tener en cuenta en las 154 libras.

Facebook Comments