Teófimo López vs Masayoshi Nakatani en trampolín directo hacia Richard Commey -Por J.J. Álvarez

Un solo obstáculo, proveniente de Asia, tiene en el camino el estadounidense de origen hondureño Teófimo López para discutir el título ligero de la Federación Internacional (FIB): el también invicto japonés Masayoshi Nakatani, a quien enfrentará el 19 de julio, en el MGM National Harbor, de Oxon Hill, Maryland.
Ubicado en el cuarto puesto de la FIB, “El Brooklyn” López (13-0-0, 11 KOs) y Nakatani (18-0-0, 12 KOs), tercero del mismo organismo, disputarán un pleito considerado eliminatorio, por lo que el ganador tendrá las puertas abiertas para vérselas directamente con el fuerte pegador ghanés Richard Commey (29-2-0, 26 KOs), quien logró el cetro vacante de las 135 libras, al noquear en el segundo asalto al ruso Isa Chaniev, el 2 de febrero, en Frisco, Texas.
Con 32 años, Commey hizo la primera defensa voluntaria de la faja, el 28 de junio frente al mexicano, con residencia en Avondale, Arizona, Raymundo “Sugar” Beltrán, derribado por la cuenta definitiva cuando restaban 54 segundos para que concluyera el octavo asalto, en el Pechanga Resort y Casino, de Temecula, California.
Con solo 21 años (cumple 22 el 29 de julio), López posee un talento extraordinario para llegar a la cima de este deporte. En corto tiempo ha demostrado rapidez de manos y piernas, y elevado poder en los puños, con una mano izquierda que carga pura dinamita, como evidenció en el más reciente combate ante kosovar, radicado en Finlandia, Edis Tatli, al que noqueo en el 5to asalto, el 20 de abril, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York.
Dos meses antes, “El Gordo” (otro de los pseudónimos de López) anestesió en el séptimo episodio, a su coterráneo y descendiente de mexicanos Diego Magdaleno, en Frisco, Texas, donde por cuarta ocasión consecutiva, finalizó el choque antes de los 12 asaltos programados. A pesar del inobjetable triunfo, López recibió muchas críticas, pues le lanzó un golpe a su oponente, cuando aquel se encontraba totalmente noqueado y era inminente que el árbitro Gregorio Álvarez daría por terminadas las acciones.
“El habló mal de Honduras diciendo que no saben de boxeo, ni de fútbol”, precisó López al explicar el motivo que lo condujo a continuar el ataque sobre Magdaleno. “Para mí fue algo personal. Yo no he dicho nada de México. A mi dolió porque yo tengo familia (en Honduras) y la gente allá necesita esperanza. Lancé ese golpe porque me faltó el respeto”.
De raíces hondureñas, nacido en Brooklyn, Nueva York, criado en el sur de Florida y residente ahora en Las Vegas, López representó a la nación centroamericana en la división de 60 kilos, en los Juegos Olimpícos de Río de Janeiro-2016, donde no pudo pasar de la primera ronda, pues fue eliminado (en polémica decisión de 3-0) por el francés Sofiane Oumiha, el 6 de agosto, siete días después de cumplir 19 años.
Tres meses más tarde, y bajo contrato de la compañía Top Rank, López debutó en las filas profesionales con espectacular nocaut en el segundo asalto frente al también bisoño mexicano Ishwar Siqueiros, en el Thomas and Mack Center, de la Ciudad del Pecado. En lo adelante aplicó el cloroformo en los siguientes cuatro pleitos, como prueba de que surgía una potencial estrella, que exhibe velocidad, habilidades y una ética de trabajo impecable, además de carisma.
“Tiene toneladas de habilidades y el cielo es el límite para él, porque creo que en la medida que pasen los años mejorará, debido a que será más fuerte físicamente y tendrá más dominio técnico”, expresó Brad Goodman, directivo de Top Rank. “No lo detendremos en su camino hacia la cima, ya que lo tiene todo, capacidad de boxeo, confianza, posee el paquete completo para convertirse en un súper estrella. Esperamos grandes cosas de él en este 2019”.

Bajo la tutela deportiva de su padre -del mismo nombre- desde que tenía seis años, López efectuó casi 200 peleas en las filas amateurs, con 170 triunfos, incluido el título del Torneo Guantes de Oro, en 2015. En su más reciente ascenso al cuadrilátero noqueó en el séptimo round al estadounidense Diego Magdaleno, el 2 de febrero pasado, en Frisco, Texas, donde disputaron la faja vacante de la Asociación de Boxeo de Norteamérica (NABA).

Si el anunciado trayecto de López se cumple, su máxima aspiración es unificar con Lomachenko (12-1-0, 10 KOs), actual súpermonarca de la Asociación Mundial (AMB) y de la Organización Mundial (OMB), además del que concede la especializada revista The Ring. A esos títulos se une el reconocimiento como el Mejor Libra por Libra por muchas publicaciones. “Hi-Tech” en su más reciente ascenso al cuadrilátero anestesió en el cuarto episodio al inglés Anthony “El Millón de Dólares” Crolla, el pasado 12 de abril, en el Staples Center, donde prácticamente desde el comienzo apabulló al británico, quien resultó incapaz de neutralizar la versatilidad y rapidez del zurdo de Ucrania y asentado en Oxnard, California.

Facebook Comments