“Boo Boo” Andrade vence a polaco Sulecki e insulta a Canelo Alvarez -Por J.J. Álvarez

Consecuencia del triunfo, se produce un estado de excitación psíquica que provoca diversas expresiones de alegría y se manifiesta en diferentes formas por cada boxeador. Es el inevitable clímax que ocurre al producirse el añorado resultado y después de un largo esfuerzo y de constantes tensiones. Pero lo que deja mucho que desear, resulta grosero e irrespetuoso para el público – en el que hay muchísimas damas y hasta niños-, son las palabras soeces, con el propósito de retar a un adversario, sea quien sea.

En esa euforia después de la victoria unánime ante el polaco Maciej Sulecki, el estadounidense Demetrius Andrade se extralimitó en sus declaraciones, en otro intento, ahora en forma inapropiada, por conseguir un duelo de unificación frente al astro mexicano Saúl “Canelo” Alvarez, reconocido recientemente como “campeón franquicia” por el Consejo Mundial (CMB), organismo que a su vez declaró “campeón regular” al gemelo Jermall Charlo, entonces monarca interino.

“Canelo, ¿dónde están tus coj… (vulgaridad por testículos)? ¡Vamos a conseguirlo!”, afirmó Andrade después de la pelea, mientras su irreverente comentario lo recibían con gritos ensordecedores una buena parte de los más de 7 mil fanáticos, que asistieron el 28 de junio, al Donkin Donuts Center, de Providence, Rhode Island, el terruño donde nació el ganador. “Vamos, Canelo, unifiquemos esta división. Olvida al Consejo Mundial y el cinturón ´franquicia´. Hagamoslo. No más carreras, no más juegos. Pongamos todo en línea y veamos quién es el mejor. Mano a mano. ¡ Viva México!”.

En esta segunda defensa del cinturón mediano de la Organización Mundial (OMB), el invicto Andrade (28-0-0, 17 KOs) lució superior en velocidad de manos y piernas a “Striczu” Sulecki (28-2-0, 11 KOs), quien sumaba dos victorias, después de caer también por votación de los tres jueces ante el estadounidense Daniel “El Hombre del Milagro” Jacos, en abril del pasado año, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde el europeo fue a la lona en el duodécimo asalto.

Ahora Andrade, de 31 años, también derribó a Sulecki, pero lo hizo con un golpe de zurda en swing, cuando habían transcurridos solo 48 segundos del asalto de apertura. De inmediato, el réferi Eddie Claudio hizo la obligatoria cuenta protectora. A partir de ahí, Andrade atacó con ambos puños, que obligaron al polaco a defenderse como pudo. Hubo otra caída, pero la desestimó el tercer hombre sobre el tapiz al señalar que fue resultado de un empujón y no de un impacto válido. La campana interrumpió otra seguidilla del norteño.

Sulecki pudo sobrevivir a una nueva andanada de golpes en el segundo episodio. Y en lo adelante, Andrade dominó, apoyándose en su rapidez, tanto de puños como de piernas, aunque en ocasiones, sus movimientos y golpes son poco convencionales, pero logran el objetivo de escurrirse e impactar en la anatomía de su adversario.

Con pocos reflejos y movilidad, Sulecki careció de defensa para neutralizar los proyectiles de Andrade. Y al percatarse de su superioridad -también que se encontraba en excelentes condiciones físicas-, el zurdo de Providence se permitió “jugar” con su rival y a la vez exponerse bajando ambos puños en algunos momentos de mediados de la pelea, cuando también cambió a guardia de derecha.

Al final, los tres jueces otorgaron idéntica votación de 120-107 a Andrade, quien cinco meses antes había anestesiado al ruso Artur “El Glotón” Akavov, en el Madison Square Garden, de Nueva York, en la primera exposición de la faja, que obtuvo cuando se encontraba vacante, ante el namibio Walter Kautondowka, en Boston, durante la segunda pelea en las 160 libras.

El 11 de marzo de 2017, Andrade había conquistado la faja súperwelter de la Asociación Mundial (AMB), al doblegar por fallo alterno, al ecuatoriano, nacionalizado alemán y radicado en Estados Unidos, Jack “El Dorado” Culcay. Antes también la tuvo en su poder, en 2013, por victoria dividida versus Vanes “Pesadilla” Martirosyan, en Corpus Christi, Texas.

“Maciej es un tipo duro, uno de los 10 mejores de la división y solo ha perdido con Danny (Jacobs), quien fue un digno rival de Golovkin y de Canelo”, había expresado Andrade, en rueda de prensa previa al combate en Rhode Island. “Como soy el lobo más malo del mundo, Canelo y Golovkin me evitan. Pero tengo fe, estoy haciendo lo correcto y como no me rindo, sé que llegará mi momento. Entonces demostraré que soy el mejor de las 160 libras”.

Andrade igualmente había criticado a Golovkin por cruzar guantes con el entonces invicto canadiense Steve Rolls 19-1-0, 10 KOs, prácticamente un desconocido supermediano, sin una trayectoria relevante. Superior en experiencia y calidad, el kazajo anestesió a Rolls en el cuarto episodio, el 8 de junio, en el Madison Square Garden, de Nueva York.

“Yo peleo contra oponentes de calidad, a diferencia de GGG que lo hizo con Rolls, un tipo que se encontraba en el puesto 81 del mundo”, afirmó Andrade. “Voy a seguir combatiendo contra rivales difíciles para lograr que Canelo y Golovkin se vean obligados a aceptar el duelo contra mí. Ellos han sido selectivos, porque el boxeo es un negocio. No estoy molesto por eso, porque llegará mi hora”.

El monarca de la OMB señaló que tuvo una exitosa trayectoria amateur e igualmente entre los profesionales, pero muchas personas no han visto su talento, porque careció de un sobresaliente trabajo promocional, como ha hecho Golden Boy Promotions con Canelo o el respaldo recibido por Golovkin, que no son, en su criterio, los mejores talentos, sino los más populares. Andrade los llama “peleadores de premio” e intenta ingresar en ese grupo que obtiene ganancias millonarias.

El balón está en cancha de Canelo. ¿Peleará contra Andrade en septiembre? ¿ O tendremos la oportunidad de observar un tercer enfrentamiento del pelirrojo azteca contra “Triple” Golovkin. Quizás ni uno ni otro. Pues los hilos del boxeo se mueven casi siempre ajenos a los deseos de los fanáticos. Pronto debe llegar la respuesta. Ahora, solo añorar que no se repitan expresiones como las de Andrade.

Facebook Comments