Yunier Dorticós y Mairis Briedis chocarán en final de Súper Series Mundiales – Por J.J. Álvarez

Tras imponerse en la ronda semifinal, donde exhibieron poderosa fuerza en los puños, el cubano Yunier Dorticós y el letón Mairis Briedis cruzarán guantes en la discusión del título en la Súper Serie Mundial (WBSS, en inglés), al derrotar ambos por la vía del cloroformo al estadounidense Andrew Tabiti y al polaco Krzysztof Glowacki, respectivamente, el 15 de junio, en la Arena Riga, de Letonia.

Conocido por el sobrenombre de “El Doctor del Nocaut”, Dorticós (24-1-0, 22 KOs) hizo honor a ese mote con un fulminante derechazo a “La Bestia” Tabiti (17-1-0, 13 KOs), quien cayó de espaldas sobre la lona completamente fuera de sí y necesitó la ayuda del médico para recuperarse del impacto, cuando restaban 27 segundos del décimo asalto.

El demoledor golpe ocurrió cuando ambos lanzaban su mano derecha y la del caribeño llegó antes a la mandíbula de Tabiti, uno de los púgiles del establo de la compañía Mayweather Promotions. Con la victoria, el isleño, oriundo de la sureña provincia de Cienfuegos, obtuvo el título mundial vacante de la Federación Internacional (FIB) en la división crucero.

Desde el comienzo, el combate se caracterizó por los constantes agarres de Tabiti, quien igualmente entraba con su cabeza por delante y fue amonestado por el árbitro Eddie Claudio en varias ocasiones. Ya desde el asalto inicial el público letón silbó la táctica del norteño, más rápido de manos que su rival y peleando de riposta durante todo el pleito.

En el sexto episodio, Tabit pegó un cabezazo que provocó un gran corte y abundante sangrado en el párpado derecho de Dorticós. El tercer hombre del ring solicitó la presencia del médico y éste después de observar el área afectada, permitió continuar la refriega. A partir de ahí, el isleño radicado en Miami arreció el ataque, conocedor de que la herida podría provocar que el galeno finalizara las acciones. Momentos después, el juez Claudio penalizó al estadounidense con un punto por continuar entrando con su testa en forma peligrosa.

Ya a la altura del décimo asalto se vislumbraba el cansancio en ambos peleadores, pues los agarres se repetían, principalmente por parte de Tabiti, quien abrazaba una y otra vez con las dos manos a su rival, lo que debió recibir otra sanción, pero Claudio se limitó a separarlos sin consecuencias. Nuevamente el público con repetidos silbidos y gritos, evidenció su desagrado por el desempeño del norteño. Entrado el último minuto de esa fracción, Dorticós y Tabiti intentaron conectar con su mano derecha. Pero la del cubano impactó antes y su rival cayó de espaldas como un pesado fardo. No hizo falta conteo. Sí la presencia del médico para auxiliar al estadounidense. El reloj marcaba 2:33 minutos del asalto.

“Vinimos por el nocaut lo logré y estoy muy feliz”, declaró Dorticós tras abrazarse con el técnico Pedro Díaz y el resto de su equipo. “Este triunfo es para todos en el 305 (código telefónico de Miami). Vine muy bien preparado y creo que me gané el aplauso de los fanáticos de Letonia. Le di a todos mis simpatizantes otro gran nocaut”.

Coincidentemente, el réferi Claudio estuvo en la semifinal del pasado año en la I Súper Serie, cuando Dorticós perdió por nocaut técnico en el duodécimo round ante el local Murat Gassiev, el 3 de febrero, en Rusia. El cubano también fue derribado unos segundos antes en ese episodio. Cinco meses más tarde, Gassiev perdió por unanimidad en la final ante el zurdo ucraniano Oleksandr Usyk, ahora devenido peso completo.

En su anterior presentación, Dorticós, de 33 años, doblegó unánime al polaco Mateusz “La Roca” Masternak, el 20 de octubre, en Orlando Florida, donde ambos disputaron los cuartos de final del presente torneo.

MAIRIS BRIEDIS VENCE A KRZYSZTOF GLOWACK EN CONFUSO PLEITO
Respaldado por un entusiasta público, el letón Mairis Briedis (26-1-0, 18 KOs) se impuso por nocaut en el tercer asalto al zurdo polaco Krzysztof Glowacki (31-2-0, 19 KOs) en la otra semifinal disputada en la Arena Riga, donde el ruido imperante provocó que el árbitro Robert Byrd no escuchara la campana que significaba el cierre del segundo asalto, lo que derivó en que ambos gladiadores continuaran peleando varios segundos más.

Antes del fallo arbitral, Briedis había conseguido una cuenta protectora a “Glowka” Glowacki. Reiniciado el duelo, el vencedor se fue con todo en busca de su oponente y le pegó en repetidas ocasiones con ambos puños. Entonces sonó el sonido metálico, pero Byrd no lo escuchó y permitió que siguieran las acciones. Al ver en malas condiciones al polaco, decretó el nocaut técnico. De inmediato y ante la confusión generalizada, los auxiliares de Glowacki entraron al tapiz y el reclamaron al juez que el segundo conteo se había producido fuera del tiempo oficial.

Tras consultar con las autoridades debajo del ring y finalizado el minuto de descanso, Byrd llamó a ambos contendientes a pelear en el tercer asalto. Con una seguidilla de golpes a Briedis, el letón obligó al tercer hombre sobre el ring a detener la golpiza y dar por terminado el enfrentamiento.

Briedis, de 34 años, había vencido por decisión unánime en cuartos de final de la WBSS al armenio-alemán Noel Gevor, el 10 de noviembre, en el UIC Pavilion, de Chicago, en la misma velada donde Glowacki se impuso (igualmente por unanimidad) al ruso Maksim Vlasov.

Dorticós y Briedis chocarán por el título de la 2da. Súper Serie y el trofeo Muhammed Alí, así como un premio millonario que se otorga al ganador del singular certamen. La fecha y la sede se definirán en las próxima semanas.

Facebook Comments