“El Monstruo” Inoue noquea y despeja el camino hacia “El Flash” Donaire – Por J.J. Álvarez

Convincente en su actuación, como en todas sus actuaciones previas, el japonés Naoya Inoue noqueó en el segundo asalto al puertorriqueño Emmanuel Rodríguez, el 18 de mayo, en Glasgow, Escocia, con lo cual avanzó a la final de la división gallo, correspondiente a la Súper Serie Mundial (WBSS), en la cual chocará con el filipino Nonito Donaire, en fecha y lugar todavía sin definir.

Después de un primer asalto de abundantes intercambios, que tuvo a “El Monstruo” Inoue (18-0-0, 16 KOs) llevando la mejor parte, con potentes golpes de ambas manos, en el segundo el nipón conectó un gancho de zurda que se estrelló en el rostro del boricua, quien fue a la lona y obligó al árbitro Michael Alexandre a ofrecerle cuenta protectora. En ese momento comenzó a fluir abundante sangre de la nariz del caribeño.

De vuelta a la acción, Inoue, de 26 años, incrementó la frecuencia de sus impactos a la anatomía de su rival. Uno de ellos se estrelló en el estómago de “Manny” Rodríguez (19-1-0, 12 KOs), lo cual hizo que se le doblaran las piernas y cayera nuevamente al tapiz. El segundo conteo de Alexandre no se hizo esperar. Casi de inmediato y sabiendo que el oriundo de la Isla del Encanto se encontraba sin reservas físicas para soportar más castigo, Inoue lo golpeó con ambas manos y por tercera vez lo derribó. Ya de pie, el tercer hombre sobre el cuadrilátero hizo una nueva sucesión númerica, pero decidió concluir las acciones al apreciar que Rodríguez no estaba en condiciones de seguir.

Ahora Inoue es dueño del cinturón de las 118 libras, de la Asociación Mundial (AMB), que se encontraba en su poder, junto al de la Organización Mundial (OMB) que arrebató a su oponente el pasado sábado en la sala SSE Hydro, de la capital escocesa. En el pleito

Nacido en 10 de abril de 1993, en la ciudad de Sama, prefectura de Kanagawa, nadie allí sabe cuando comenzó a ser llamado por el pseudónimo que hoy es su sello distintivo, consecuencia de un ataque destructor y poderío en sus puños: “El Monstruo”. Pero a través de su trayectoria Inoue ha mostrado, además de su impresionante pegada, movimientos elegantes y dominio técnico sobre el ring, con lo cuales ha anestesiado a sus últimos ocho oponentes, con el saldo de esos tres títulos mundiales en 112, 115 y 118 libras.

En su más reciente reyerta, frente al dominicano Juan Carlos Payano, el 7 de octubre, en cuartos de final de la WBSS, en la Yokohama Arena, Inoue finalizó el duelo en solo ¡1:10 minutos! del primer asalto, cuando el nipón hacía la primera defensa de la faja, correspondiente a la Asociación Mundial (AMB), que era su segunda pelea en las 118 libras.

Los presentes aseguran, que pocos segundos después de sonar la campana, y casi sin estudio previo, Inoue lanzó el jab de izquierda y una derecha recta, en una electrizante combinación, que envió a Payano de espaldas sobre la lona y obligó al árbitro tailandés Pinit Prayadsab a finalizar las acciones. El propio boxeador dominicano expresó después del enfrentamiento, que las manos de su oponente fueron tan veloces, que no tuvo tiempo de reaccionar para defenderse.

Cinco meses antes, Inoue – en el debut en los gallos- había conquistado el cetro ecuménico frente al veterano inglés Jamie McDonnell, en el Gimnasio General Ota-City, de Japón, la capital nipona. E igualmente McDonnell resultó incapaz de asimilar la destructora pegada de Inoue, que lo derribó en el episodio de apertura y obligó al árbitro Luis Pavón a finalizar el combate, cuando habían pasado menos de dos minutos del gong inicial.

Ampliamente inferior en alcance y estatura, Inoue pegó un gancho de izquierda a la parte superior de la cabeza del británico, quien se estremeció con el impacto, e instantes después cayó como un pesado fardo al recibir una efectiva combinación de dos golpes y otro “hook” de la mano siniestra del asiático. Para el británico significaba la séptima defensa de la corona que ostentaba desde 2014.

“Mi objetivo es ganar el prestigioso trofeo (Muhammad) Alí y demostrar que soy el mejor gallo del mundo”, dijo entonces Inoue, quien en siete años en el pugilismo profesional ha conquistado coronas mundiales en tres categorías (mosca, súpermosca y gallo) y se ubica entre los mejores libra por libra del mundo, sin distinción de peso. “Vine a Escocia a ganar y verme en la final con Donaire. Entonces veremos quién es el mejor de los dos”.

“LOS DOS ESPERABAMOS ESTE MOMENTO”: NONITO DONAIRE
Mientras decenas de fanáticos nipones mostraban su respaldo a Inoue con pancartas y gritos, y el púgil risueño respondía preguntas a varios medios, subió al cuadrilátero el filipino-estadounidense Nonito “El Flash” Donaire, su inmediato oponente en la final de la Súper Serie, y dueño del cetro de súper campeón de la AMB y del Diamante del Consejo Mundial (CMB).

“Vino aquí e hizo lo que tenía que hacer”, afirmó Donaire reconociendo el brillante desenvolvimiento de Inoue. “Este es el momento que hemos estado esperando los dos. Ese era nuestro destino y una de las grandes metas del boxeo: luchar contra el mejor”.

Nacido en la ciudad de Talibón y acogido a la ciudadanía estadounidense desde hace varios años, Donaire tiene en su haber coronas en las divisiones mosca (112), gallo (118), súpergallo (122) y pluma (126), con ocho títulos mundiales de las cuatro organizaciones más importantes (CMB, OMB, AMB y FIB).

Poseedor de excepcional rapidez de manos y potencia en sus puños, “El Flash” Donaire fue ubicado en marzo en 3er lugar de la categoría gallo por la revista especializada The Ring, en tanto ocupó el cuarto lugar en la lista de The Transnational Boxing Rankings Board y el quinto por el sitio BoxRec. Ha sido ganador en par de ocasiones (2007 y 2011) del “Nocaut del Año” por la propia The Ring y esta misma publicación lo ubicó en la tercera posición entre los mejores libra por libra en 2011. El siguiente año fue reconocido “Boxeador del Año” por la Asociación de Escritores de Boxeo de América (BWAA, en inglés). Es, además, uno de los tres púgiles de Asia con al menos cuatro títulos mundiales en divisiones diferentes, junto a los también filipinos Manny “PacMan” Pacquiao y Donnie “La Serpiente” Nietes.

“Nonito Donaire es un excelente boxeador”, reconoció Inoue al comentar sobre el tagalo, quien es considerado un futuro miembro del Salón de la Fama. “Tiene buen boxeo, con muchos recursos, también posee velocidad y fortaleza en sus puños, y, además, se desplaza con inteligencia por el ring. No obstante, voy a derrotarlo, aunque todavía no estoy muy seguro de la estrategia que utilizaré frente a él”.

Promete mucha acción la final de la Súper Serie en la categoría gallo. Un duelo entre un experimentado peleador y un joven en constante ascenso, que hará las delicias de los fanáticos.

Facebook Comments