Mikey García: “Voy a demostrar que no estoy loco” Por J.J. Álvarez

Ya Mikey García está acostumbrado a que lo tilden de desequilibrado mental por haber aceptado combatir frente al también estadounidense y campeón mundial welter, Errol Spencer Jr., quien lo aventaja en alcance y estatura, y es un púgil con mucha experiencia en la división welter, donde Garcia hará su debut, en busca de la quinta corona en categorías diferentes.

García, de 31 años, sonríe cada vez que amigos cercanos lo reprenden: “Are you insane” (¿Estás loco?) Y es que casi todas las variables colocan al múltiple campeón en posición desventajosa para salir con el brazo en alto. Algunos incluso lo consideran un suicidio boxístico, porque de su boca partió el reto a “La Verdad” Spence (24-0-0, 21 KOs), dueño del título de la Federación Internacional (FIB) y considerado entre los mejores libra por libra en la actualidad, un reconocimiento que también algunos medios especializados le otorgan al descendiente de mexicanos.

Señalado como un delicioso manjar por los expertos y los amantes de la disciplina, ambos púgiles chocaran el 16 de marzo, en el gigantesco AT&T Stadium, de Arlington, Texas, sede del equipo de fútbol americano Cowboys de Dallas, en una velada que tendra respaldo televisivo de la cadena Fox por el sistema de Pay-per-view (pague-por-ver).

“Busqué esta pelea porque quiero dejar un legado, quiero dejar mi nombre en la historia del boxeo”, dijo García, campeón de cuatro divisiones: pluma, súperpluma, ligera y súperligera. “Sé que es la pelea más peligrosa que existe para mí, pero pienso que tengo lo suficiente para vencer a Spence y dejar otra huella más en el boxeo”, afirmó en diálogo con ESPN.

En su más reciente combate, García venció unánime al también norteño Robert Easter Jr, en el Staples Center, de Los Angeles, California, donde hizo la defensa de los cinturones de las 130 libras, correspondiente a la Federación Internacional (FIB) y el Consejo Mundial (CMB). Los tres jueces corroboraron la clara ventaja que tuvo a lo largo de los 12 asaltos, incluido un derribo a su oponente en el tercer asalto.

Por su decisión de enfrentar a Spence, la OMB le retiró el título. Sin embargo, el CMB tuvo una posición diametralmente opuesta, al otorgarle la posibilidad de decidir en el futuro –gane o pierda- si regresa a las 135 libras o permanece en las 147. Caso de volver a los ligeros, García debe exponer la faja frente al retador obligatorio, el británico Luke Campbell (19-20, 15 KOs), aunque el mexicano Mauricio Sulaimán, presidente del CMB expresó que “inmediatamente después de la pelea con Spence, hablaremos con Mikey para conocer sus intenciones sobre el futuro. Es un gran campeón que merece reconocimiento y tal respeto”.

Para este trascendental compromiso, al igual que en ocasiones anteriores, Mikey García se ha entrenado con su hermano, el reconocido técnico Robert y también junto a su padre Eduardo, en Riverside, California, donde la parte relacionada con el acondicionamiento y la fuerza estuvo a cargo de Víctor Conte.

“Todo el mundo ve lo obvio, su tamaño, altura y peso, todo lo que no importa”, afirmó García. “Pero el poder de mis puños estará allí sobre el cuadrilátero y Spence tendrá que respetar esa pegada, porque estoy seguro le hará daño. Sé que es un boxeador técnico que lo hace todo bien, pero hemos notado muchas cosas que puedo aprovechar. Ha logrado muchos éxitos en su carrera, al igual que yo. Ambos somos campeones del mundo, por lo que seguro ofreceremos un gran combate. Nadie cree en mi victoria. Pero les demostraré a todos que están equivocados. Haré que crean en mí todos los que ahora tienen dudas”.

Nacido hace 31 años en Ventura y radicado en Moreno Valley, ambas ciudades californianas, García igualmente rechazó que el público estará volcado totalmente a favor de Spence, quien desde hace años reside en Desoto, Texas. “La última vez que peleé en Texas los fanáticos me mostraron muchas simpatías”, dijo. “Y considero que ahora también habrá respaldo para los dos. Tengo mucho público en todas partes”.

Para Spence Jr., de 29 años y nacido en Long Island, Nueva York, será la tercera defensa del cetro welter, que obtuvo por nocaut en el undécimo asalto frente al inglés Kell “El Especial” Brook, el 27 de mayo de 2017, en Sheffield, Inglaterra, donde el local fue a la lona también en round precedente. Ocho meses antes Brook había sido anestesiado en el quinto episodio por el kazajo Gennady “GGG” Golovkin, en un intento del británico de adueñarse de los cinturones de las 160 libras.

“Mikey es un gran peleador, muy habilidoso”, reconoció Spencer Jr. “Antes ascendió a los súperligeros y derrotó a sus rivales por lo que él considera que nada es imposible. El tiene habilidades y yo también. Así que si pierdo esta pelea muchos van a querer pelear conmigo. Estoy muy emocionado, porque será un evento muy grande y estoy ansioso por subirme al cuadrilátero”.

Boxeador de guardia zurda, Spence Jr. suma 11 nocauts consecutivos, el más cercano en el primer asalto ante el jovencito mexicano Carlos “Chema” Ocampo, en el Ford Center, de Frisco, Texas, donde el estadounidense hizo la segunda defensa de la corona.

Dueño de un paquete completo que incluye habilidades, rapidez, poder y ética de trabajo, el estadounidense Spence Jr. aparece como uno de los más virtuosos jóvenes del boxeo en la actualidad. Fue eliminado en cuartos de final por el ruso Andrey Zamkovoy (16-11) en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, Spence Jr. Y tres años después recibió el reconocimiento de “Mejor Prospecto” de 2015 por el prestigioso especialista de ESPN, Dan Rafael, quien cada año elige al bisoño más sobresaliente en el deporte de los puños.

En ese período de 12 meses, prácticamente en los inicios de su trayectoria profesional, Spence Jr. (21-0-0, 18 KOs) logró cuatro triunfos, todos por la vía del sueño, frente al colombiano Samuel Vargas (4to asalto), el canadiense Phil Lo Greco (3ro), el surafricano Chris van Heerden (8vo) y el mexicano Alejandro Barrera (5to).

“Deseo ser el más grande boxeador de esta generación”, afirmó Spence Jr.. “Y tengo la esperanza de llegar al Salón de la Fama del boxeo. Sé que para lograrlo tengo que permanecer enfocado, humilde, entrenar fuerte y escuchar todas las orientaciones de mi entrenador”.

Facebook Comments