Keith Thurman enfrenta a Josesito y dos “rivales” más en Brooklyn Por J.J. Álvarez

Más que a cualquier rival, por virtuoso que sea, a los boxeadores le causa terror dos enemigos silenciosos, que desde las sombras y sin dar la cara, provocan nerviosismo al solo mencionarlos: las lesiones y la inactividad.

Y cuando el estadounidense Keith Thurman, monarca mundial welter, enfrente a su coterráneo José Manuel “Josesito” López, el sábado 26 en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, en su mente estarán rondando esos fantasmas, convertidos en traumas, que lo obligaron a un largo alejamiento de la acción competitiva.

Invicto en 28 combates, 22 finalizados por la vía del sueño, “One Time” Thurman, de 30 años, regresa ante López (36-7-0, 19 KOs) para exponer la corona de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), en las 147 libras, que posee desde marzo de 2015, cuando venció unánime al también norteño Robert “El Fantasma” Guerrero, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, donde estuvo en juego el título “regular”, pero que meses después fue cambiado al de “súper campeón”, debido a la multiplicidad de reconocimientos que exhibe esa organización.

Cuatro meses más tarde, Thurman aniquiló en siete episodios al zurdo de Brooklyn, Luis Collazo, en pleito disputado en el USF Sundome, de Tampa, Florida, donde hizo la primera defensa del cinturón del orbe. Casi un año después, “One Time” se impuso unánime a Shawn “Showtime” Porter, en la misma sede que dentro de unos días servirá de escenario a su duelo frente a López.

UNIFICACION ANTE DANNY GARCIA Y LESION
Tras una espera de nueve meses, Thurman doblegó por fallo dividido a su connacional Danny “Swift” García, el 4 de marzo de 2017, en choque de unificación, que significaba la tercera defensa del cinturón de la AMB de Thurman y la primera exposición de García, del correspondiente al Consejo Mundial (CMB).

Cerrado de principio a fin, Thurman recibió el voto favorable de John McKaie (116-112) y el de Joseph Pasquale (115-113), en tanto Kevin Morgan ofreció idéntica puntuación para García.

Consecuencia de la exigente actividad, a Thurman se le agudizó una lesión en el codo derecho, que lo obligó a someterse a una intervención quirúrgica varias semanas después. “Tenía una lesión similar a la de los lanzadores de béisbol”, dijo el púgil, al explicar la causa que lo llevó al quirófano. “Tenía depósitos de calcio en el codo y cuando tiraba golpes, sentía dolor y al mismo tiempo tenía inflamación. Lo noté antes de la pelea con Danny García y no había forma de evitar la operación. Estoy sanando para poder pelear sin dolor”.

De acuerdo con la informaciones, Thurman viajó a Nueva York, donde fue intervenido quirúrgicamente por el doctor Riley Williams -del Hospital Especial de Cirugía en Manhattan-,quien le recomendó permanecer alrededor de seis meses en el proceso de rehabilitación y sin combatir.

Y como las dificultades muchas veces vienen acompañadas, cuando Thurman pasó todo el proceso de rehabilitación y estuvo de vuelta en el gimnasio, sufrió otra lesión en la mano izquierda, que interrumpió nuevamente el camino para que pudiera competir otra vez.

OPTIMISTA ANTE JOSESITO LOPEZ
Ante cada pregunta de los medios, sobre que esté en riesgo la corona debido a su carencia de forma física, Thurman responde que “no creo que el óxido por la falta de peleas sea un problema. Sin dudas es posible que el público no vea al mejor Keith Thurman de otras ocasiones, pero estoy enfocado en demostrar mi versatilidad y a Josesito López las consecuencias de estar en un ring frente a mí”.

Aseguró que a pesar del largo período sin pelear se encuentra en gran forma y que no alberga dudas que puede vencer por puntos o por nocaut, pues tiene la capacidad para hacer muchas cosas en el cuadrilátero.

Según habían adelantado varias fuentes, en teoría el ganador entre Thurman y López podría ser el próximo rival del filipino Manny “PacMan” Pacquiao, aunque esa posibilidad ha quedado casi desechada con la sensible lesión en la córnea que sufrió el múltiple campeón tagalo durante su triunfo unánime versus el estadounidense Adrien “El Problema” Broner, el 19 de enero, en el MGM Grand, de Las Vegas.

“Me encantaría tener la oportunidad de pelear con una leyenda como Manny Pacquiao”, expresó hace algunos días Thurman. “Nunca me dieron la oportunidad de pelear con Floyd Mayweather, así que me encantaría pelear con Manny”.

JOSESITO, UN OPONENTE PELIGROSO
Conocido como “The Riverside Rocky”, López, de 34 años, suma tres victorias consecutivas, todas por la vía judicial absoluta. En la más reciente doblegó a su coterráneo Miguel Cruz, el 28 de abril, en el Don Haskins Center, de El Paso, Texas, donde al derrotado le descontaron dos puntos, uno en el 5to y otro en el 6to, por repetidos golpes bajos.

López fue noqueado en el sexto asalto por el estadounidense Andre Berto, en Ontario, California, el 13 de marzo, de 2015, cuando disputaban el cinturón interino de la AMB, en la categoría welter. En ese fatídico episodio, Josesito besó la lona en par de ocasiones, lo que obligó al réferi Raúl Caíz Jr., a detener la golpiza.

Facebook Comments