Pacquiao acuerda con Khan y deja en ridículo a Bob Arum -Sin importarle las consecuencias o lo que desee su promotor, el múltiple campeón mundial Manny Pacquiao acordó enfrentarse al inglés Amir Khan, el domingo 23 de abril, en una instalación pendiente de definir, aunque dado el interés del filipino, todo indica a que el pleito se disputará en Emiratos Arabes Unidos.

Hace pocos días, “PacMan” Pacquiao ( 59-6-2, 38 KOs) lanzó una interrogante en los medios sociales que llegó a lo más profundo del orgullo del veterano promotor y máximo directivo de Top Rank, el abogado Bob Arum, quien había asegurado públicamente que el rival del tagalo sería el desconocido joven australiano Jeff Horn, también sin plaza fija, pero con grandes posibilidades que chocaran en Brisbane, la tercera ciudad más grande de Australia, capital del estado de Queensland.

“¿A quién quieren como próximo rival para mí en los Emiratos Árabes?”, escribió Pacquiao con evidente irreverencia en su cuenta de Twitter, en la que presentó cuatro opciones: Horn y Crawford, así como los británicos Amir Khan y Kell Brook.

El resultado, en una recopilación de solo 24 horas, fue un mazazo en pleno rostro para las intenciones de Arum, pues el 48 por ciento de las 44 mil 815 votaciones recayeron en “King” Khan (31-4-0, 19 KOs), mientras Brook (24 por ciento), Crawford (21) y Horn (7), consiguieron las restantes.

Consecuente con la opinión de los fanáticos, Pacquiao, quien ha sido campeón del mundo en seis divisiones diferentes, afirmó que se concretó un acuerdo con los representantes de Khan, lo que en apariencia deja en ridículo a Arum, de 85 años y graduado de la prestigiosa Universidad de Harvard.

“El equipo de Pacquiao y el equipo de Khan han llegado a un acuerdo para una pelea el 23 de abril, que es lo que los fans querían”, precisó Pacquiao, un pacto que echa por tierra los planes del “Lobo” Arum y tensa las relaciones entre ambos, iniciadas hace más de una década.

Unas jornadas antes que Pacquiao lanzara al éter la encuesta, Arum aseguró que se había establecido la bolsa con Horn y sus manejadores, y que ambas partes se encontraban trabajando en definir el lugar del enfrentamiento, de acuerdo con sus declaraciones a la cadena ESPNDeportes.

Pacquiao venció unánime al estadounidense Timothy “La Tormenta del Desierto” Bradley, el 9 de abril del pasado año, en lo que según sus palabras sería su última pelea, pues en lo adelante se dedicaría a tiempo completo a atender sus responsabilidades como senador de Filipinas.

Después de ese anunciado retiro, Pacquiao aceptó un nuevo pleito y seis meses después, venció unánime al también norteamericano Jessie “El Implacable” Vargas, el 5 de noviembre, en el Thomas and Mack Center, de Las Vegas, donde el asiático se adueñó de la faja de las 147 libras, perteneciente a la Organización Mundial (OMB).

También “King” Khan (31-4-0, 19 KOs) ratificó el acuerdo en Twitter: “Mi equipo y yo hemos llegado a un acuerdo con Manny Pacquiao y su equipo para una súper pelea”, escrito que igualmente provocó una gran euforia entre sus seguidores.

Ex campeón mundial súper ligero de la Asociación Mundial (AMB) y de la Federación Internacional (FIB), Khan, de 30 años, viene de sucumbir por nocaut en el sexto round ante el mexicano Saúl “Canelo” Alvarez, el 7 de mayo pasado, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde el azteca expuso el título mediano del Consejo Mundial (CMB) y el británico ascendió par de divisiones para chocar con el pelirrojo azteca.

Sin embargo, Arum no cerró la puerta definitivamente cuando anunció a Horn como próximo adversario de Pacquiao. Reconocido por su exquisito olfato para los negocios, hay algo que hace cambiar con facilidad cualquier opinión vertida por Arum: el dinero.

“El (Horn) es un oponente lo suficientemente bueno para Pacquiao y la única forma en la que habríamos cambiado es si hubiera más dinero”, precisó Arum, con lo cual puso al descubierto el verdadero móvil de todas sus decisiones: las ganancias.

Facebook Comments