Deontay Wilder aniquiló a Gerald Washington -Hubo un buen espacio para el aburrimiento, pero no obstante, Deontay Wilder hizo las delicias de sus fanáticos de Alabama al noquear en el quinto asalto al también estadounidense Gerald Washington, el 25 de febrero, cuando retuvo por quinta ocasión la faja pesada del Consejo Mundial (CMB).

A pesar del resultado por la vía rápida, “El Bombardero de Bronce” Wilder (38-0-0, 37 KOs) estuvo apático y muy lento en los primeros episodios, en los que hubo demasiado tiempo de “estudio” y pocos golpes, principalmente temerosos jabs salidos de los puños del retador, hijo de padre norteamericano y madre mexicana.

La falta de acción comenzó a preocupar a la legión de seguidores de Wilder –y también a los expertos-, que atribuían el hecho a la lesión en la mano derecha y el hombro del monarca en su pleito anterior con Chris Arreola y que lo obligó a someterse a una intervención quirúrgica para reparar el daño.

Sin embargo, en el cuarto round Wilder, de 31 años, impactó con su poderosa metralla en el cuerpo y el rostro del “Gallo Negro” Washington (18-1-1, 12 KOs), un peleador de fuerte constitución física, pero carente de recursos técnicos.

Ya en el quinto, Wilder penetró en la anatomía de su oponente con una estremecedora derecha a la mandíbula y acto seguido pegó un gancho de izquierda, que derribó a Washington sobre las cuerdas y obligó al tercer hombre a ofrecerle la cuenta protectora.

Como Washington no lucía en malas condiciones, el árbitro Michael Griffin le permitió continuar, pero solo fue por unos instantes, pues una lluvia de golpes desorganizados de parte del titular, llevaron al colegiado a finalizar las acciones, lo que provocó estruendosos gritos por los más de 12 mil espectadores que abarrotaron la Legacy Arena, del sureño estado de Alabama, donde nació y ha vivido Wilder.

“Sabía que él vendría con mucho entusiasmo porque podría convertirse en campeón mundial”, dijo Wilder sobre el cuadrilátero. “Simplemente mantuve la calma y encontré el ritmo, Sabía que se cansaría y cuando llegó ese momento, lo aproveché”.

El gigante oriundo de Tuscalosa, en Alabama, venía de aplicar el cloroformo en el octavo asalto al también norteño Chris “La Pesadilla” Arreola, el 16 de julio pasado, en la misma instalación donde ahora enfrentó ahora a Washington.

“Estoy listo para (Joseph) Parker”, expresó Wilder todavía sobre el ensogado, cuando le informaron que el neozelandés se encontraba en el público.

Wilder ha dicho en reiteradas ocasiones su deseo de unificar cinturones con Parker (22-0-0, 18 KOs), monarca de la Organización Mundial (OMB), quien enfrentará al inglés Hughie Fury (20-0-0, 10 KOs), el 1 de abril, en Auckland, Nueva Zelanda.

También aseguró que si Fury sale con el brazo en alto podría ocupar el puesto de Parker, allanado parte del camino después que Wilder derrotó a Washington.

Pero como parte de su objetivos, Wilder tampoco descarta rivalizar contra el vencedor entre el inglés Anthony “Femy” Joshua (18-0-0, 18 KOs) y el ex múltiple campeón ucraniano Wladimir “El Dr. Martillo de Hierro” Klitschko (64-4-0, 53 KOs), quienes el 29 de abril disputarán en Londres la faja pesada de la Federación Internacional (FIB), que posee el británico.

Facebook Comments