“Me aseguraré que sea la última pelea de Hopkins” -El estadounidense Joe Smith Jr. no oculta su respeto y admiración por el legendario Bernard Hopkins, a quien enfrentará el 17 de diciembre, en el Forum, de Inglewood, California, en lo que se anuncia como el combate de despedida del astro norteño, quien está a solo dos meses de cumplir 52 años y tiene asegurado un puesto en el prestigioso Salón de la Fama del Boxeo Internacional.

Pero Smith (22-1-0, 18 KOs), un púgil con respetable pegada, que suma 16 victorias, siete de ellas por nocauts en sus últimos ocho ascensos al ensogado, afirma que cuando crucen guantes en la instalación californiana lo único que tendrá en mente es salir con el brazo en alto, sin importarle el historial de su adversario.

“Mi gran objetivo será ganar cuando estemos frente a frente y asegurarme de que (Hopkins) no regrese nunca más a un cuadrilátero”, dijo Smith Jr. exhibiendo una pícara sonrisa, al sitio BoxingNews.com. “Estoy entrenando a toda capacidad para que eso suceda”.

Oriundo de Long Island, Nueva York, Smith Jr. aniquiló en el primer asalto al polaco Andrzej Fonfara, el 18 de junio pasado, en el UIC Pavillion, de Chicago, Illinois, donde conquistó la faja Internacional del CMB. Como muestra del poder de sus puños, el norteño derribó al europeo par de veces en menos de tres minutos de pelea.

Sobre la posibilidad de una victoria de Hopkins, incluso por la vía rápida, Smith Jr. respondió que “El Verdugo” hace 12 años no conoce el triunfo apoyado por la potencia de sus puños, lo cual es muy difícil ocurra ahora.

“Todo en el boxeo es posible, más si se trata de un boxeador como Hopkins”, expresó Smith Jr. “Pero yo estoy preparado al ciento por ciento para cualquier táctica que utilice y no me voy a confiar pensando que él tiene 51 años”.

Trabajador a tiempo completo de la construcción hasta pocos meses, cuando debía robarle horas al descanso para entrenar en el boxeo, Smith Jr. tiene una difícil tarea ante un escurridizo púgil que lo aventaja en experiencia, domina todas las estratagemas del pugilismo y le complicará para poder desembarcar sus golpes.

Llamado en sus inicios como “El Extraterrestre”, Hopkins no combate desde que cayó unánime ante el ruso Sergey “El Triturador” Kovalev, el 8 de noviembre de 2014, en el Boardwalk Hall, de Atlantic City, Nueva Jersey, donde el estadounidense cedió las fajas de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y de la Federación Internacional (FIB) y el europeo retuvo la de la Organización Mundial (OMB), las tres en las 175 libras.

Es preciso mencionar que hace pocos días Kovalev (30-1-1, 26 KOs) perdió los títulos por controversial fallo unánime (todos 114-113), ante el invicto estadounidense Andre Ward (31-0-0, 15 KOs), el 19 de noviembre, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.

“Es la última (y con ella) ya he terminado”, dijo Hopkins en rueda de prensa, en la que aseguró que tendrá una gran actuación. “Voy a lucir bien para demostrar que puedo hacer mucho más y junto a ello quiero que (los periodistas) me pidan y rueguen que no me retire”.

Respaldado por una exitosa carrera que lo conducirá al Salón de la Fama del Boxeo Internacional, Hopkins se adueñó del título mediano  en las cuatro principales organizaciones del boxeo (CMB, AMB, OMB y FIB) al vencer por nocaut en el noveno asalto al mexico-estadounidense Oscar De La Hoya, el 18 de septiembre de 2004, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Hopkins expresó que el próximo ascenso a los encordados tiene un gran significado, aunque no faltan lo que consideran que su único objetivo es tener un pleito simbólico de despedida, sin importar el resultado.

“Este es un gran reto para mí, porque Smith Jr. ha expresado ser una estrella en ascenso y que su triunfo será tan convincente que no existirá ninguna otra opción para mí, pues me obligará a retirarme”, aseguró Hopkins. “Pero para llegar a ser verdaderamente grande uno tiene que demostrarlo en todo momento y no puedo despedirme con una actuación que me avergüence delante del mundo. No me gusta avergonzarme”.

 

Facebook Comments