Parker espera cumplir la profecía de su abuelo -Invicto en 21 combates, con 18 nocauts, el neozelandés Joseph Parker espera cumplir el próximo sábado 10 de diciembre, la profecía de su difunto abuelo, quien en 2012 vaticinó que su nieto llegaría a ser campeón mundial de boxeo.

Parker, de 24 años, enfrentará al estadounidense Andy “El Destructor” Ruiz (29-0-0, 19 KOs), en la Vector Arena, de Auckland, Nueva Zelandia, donde disputarán la faja vacante de la Organización Mundial (OMB), en la división pesada.

“Él vio mi debut como profesional con triunfo en el segundo asalto ante Dean Garmonsway, el 12 de julio de 2012, en la Skycity, de Auckland”, dijo Parker al sitio “stuff.co.nz. “Mi abuelo estaba mi orgulloso de mí y aunque tristemente no pudo ver la siguiente pelea, antes de morir me dio su bendición, asegurando que llegaría a ser monarca del mundo”.

Nacido en Auckland y radicado en Las Vegas, “Lupesoliai” Parker aniquiló en el tercer asalto al ruso con residencia en Hamburgo, Alexander Dimitrenko, el 1 de octubre pasado, en Nueva Zelandia. El derrotado besó la lona en el 1ro, 2do y 3er asaltos, en un enfrentamiento que significaba para Parker la octava defensa de la faja Oriental de la OMB en los completos.

Parker es también el actual retador obligatorio del potente pegador inglés Anthony “Femi” Joshua (17-0-0, 17 KOs), monarca de la Federación Internacional (FIB) y con pleito programado también el 10 de diciembre ante el estadounidense Eric “El Chico Soñador” Molina (25-3-0, 19 KOs), en la Manchester Arena, de Inglaterra.

Al referirse Parker a Ruiz Jr., aseguró que en modo alguno subestima a su rival, porque “el igual que yo, tiene motivación, impulso y hambre. Es peligroso, golpea duro, además de tener velocidad y fortaleza”.

Ruiz Jr., de 27 años, se impuso unánime en 10 asaltos a su coterráneo Franklin “Yah-Yak” Lawrence, el 10 de septiembre, en Lemoore, California, donde disputaron el título de la Federación de Boxeo de Norteamérica (NABF).

Parker explicó que junto a sus entrenadores tiene una rutina diaria, que aparte del indispensable gimnasio, incluye jugar a las cartas, contar algunas bromas, tocar música y hasta un poco de baile.

“Es alegre y relajante”, relató Parker con una sonrisa. “Y ese humor fluirá en nuestro vestuario en los instantes previos al combate”.

Añadió que en repetidas ocasiones ha entrado a la Vector Arena y ha podido imaginar el ambiente que existirá en la sala el 10 de diciembre, con cerca de 10 mil personas apoyándolo, lo que se convertirá en una motivación adicional para salir con el brazo en alto.

“Creo en la visualización mental y (en esa abstracción) me veo muy bien sobre el cuadrilátero”, acotó Parker. “También visualizo a Ruiz Jr. extrayendo lo mejor de mí en la pelea. Si Ud. es capaz de visualizar, entonces está preparado para afrontar lo que ocurra”.

Insistió Parker en que se encuentra en excelentes condiciones físicas, técnicas y psíquicas, y como tuvo el entrenamiento adecuado es capaz de vencer a cualquiera. “Estoy listo para cumplir mi destino”, enfatizó Parker. “Estoy listo para cumplir la profecía de mi abuelo. Por él también haré el mayor esfuerzo para derrotar a Ruiz Jr.”.

Facebook Comments