González desconfía de los mexicanos  -Quien siembra vientos recoge tempestades. Y nada más que mal tiempo pueden esperar en México cuando se trata del número uno en el ranking libra por libra del boxeo: Román ‘Chocolatito’ González (45-0-0, 38 KOs).

El nicaragüense, de visita en México y a quien le interesa una pelea titular ante el campeón supermosca Carlos Cuadras (35-0-1, 27 KOs), descartó que ese hipotético combate, donde buscaría su cuarta corona profesional (mínimo, minimosca, mosca), pueda realizarse en territorio azteca, lugar en el cual no peleará más.

“En México no”, respondió el centroamericano a la pregunta de si le gustaría que ese pleito ante el monarca del Consejo Mundial de Boxeo en las 115 libras se realizara en México.

Chocolatito está en la cúspide de su carrera profesional. Además de ser tricampeón mundial y sucesor de Floyd Mayweather Jr. en el puesto número uno del ranking libra por libra, a sus 29 años recibió por primera vez una nominación a los prestigiosos premios ESPYS de la cadena estadounidense ESPN, en la categoría de Mejor Peleador del Año.

González ha sido colocado al mismo nivel de fenómenos mundiales como Conor McGregor, Robbie Lawler (artes marciales mixtas) y los pugilistas Gennady ‘GGG’ Golovkin y Saúl ‘Canelo’ Álvarez.

No es por cuestiones de ego su negativa. Eso lo dejó claro el púgil que durante su carrera ha realizado 15 peleas titulares, y todas con desenlace favorable.

“Si es aquí (en México) la rechazo”, subrayó. “Muchas veces peleé en el país, las veces que vine la promotora me trataba mal, me dejaba botado, eso no me gustó. Me merezco un trato bueno, por eso no me gustaría una pelea aquí. Gracias a Dios ya estoy en otro nivel”.

Según su currículo, el nicaragüense ha efectuado seis combates en suelo azteca. Su primera defensa del cinturón mínimo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) la realizó en el Auditorio Guelaquetza en Oaxaca ante Francisco Rosas. Después de una defensa en Japón, regresó a México (Auditorio Siglo XXI en Puebla) para enfrentar a Iván Meneses.

Esas dos primeras contiendas las organizó KO Entertainment de Ignacio Huízar.

En 2011 se trasladó hasta Puebla (Plaza San Diego) para defender su recién estrenado cinturón minimosca de la AMB ante Manuel Vargas. Cuatro meses después, en julio, retornó y expuso su corona ante Omar Salado en la Plaza de Toros de Cancún.

Ante Manuel Jiménez, en el Palenque de Gallos de Culiacán, y Juan Kantun, en el Palenque de la Feria Mesoamericana en Chiapas, fueron sus otras dos actuaciones -sin cinturón en juego- en la patria de los aztecas. Estas últimas cuatro batallas estuvieron armadas por Zanfer, de Fernando Beltrán.

Hasta la fecha González ha realizado 21 de sus 45 combates fuera de Nicaragua. Ha peleado 9 veces en Japón, y seis veces per cápita en Estados Unidos y México.

Esta no es la primera vez que Chocolatito habla en semejantes términos sobre México. En junio de 2015 había asegurado que combatir en la tierra no era una opción para él.

Entonces argumentó su postura explicando que tenía malos recuerdos de las cuatro defensas que realizó en México, pues los organizadores utilizaron todo tipo de estratagemas para perjudicar a los campeones y beneficiar a los retadores mexicanos.

“Aunque uno sea el que ponga las condiciones, los mexicanos son los mexicanos”, dijo entonces  González. “Prefiero pelear en Estados Unidos, soy sincero. En México no quiero pelear, prefiero esperar (…). (…) verdad que en México no quiero pelear, si es en Estados Unidos allí sí”.

Facebook Comments