Con su extraordinario desenvolvimiento del 4 de diciembre, ante el astro norteamericano Gervonta Davis, el 4 de diciembre, en el Staples Center, de Los Ángeles, el púgil mexicano Isaac Cruz demostró que un revés puede ir acompañado de los más altos elogios.

Fuerte, robusto y agresivo, haciéndole honor a su pseudónimo, “El Pitbull” Cruz (22-2-1, 15 KOs) brilló en la derrota unánime ante el “Tanque” Davis (26-0-0, 24 KOs), quien se vio obligado a mostrar todas sus habilidades para imponerse por cerrado fallo unánime de 115-113 (Carla Caíz y Max De Luca) y 116-113 (Zachary Young).

Cruz, quien exhibía una racha de 17 victorias y un empate en las últimas 18 peleas, ratificó desde el campanazo inicial ante Davis, el prestigio que lo precedía: una ofensiva constante, brutal y sin piedad, además de poder en los impactos y explosividad en los golpes.

Salieron satisfechos los más de 15 mil espectadores que presenciaron el pleito, en la instalación californiana. Para el zurdo Davis, de 27 años y oriundo de Baltimore, Maryland, fue la prueba más exigente en su carrera, que además detuvo una seguidilla de 16 nocauts consecutivos.

Aunque por momentos la pelea no fluía, debido a los repetidos abrazos, la persecución endemoniada de Cruz y las habilidades de Davis (rapidez de puños y desplazamientos vertiginosos) permitieron que el público disfrutara del espectáculo, en el que el norteño hizo la defensa de la corona “regular” de peso ligero, correspondiente a la Asociación Mundial (AMB).

Igualmente, resultó notable la escasa utilización de la mano izquierda de Davis, principalmente en la segunda mitad del combate. Al respecto, el formidable púgil expresó todavía sobre el cuadrilátero: “Él comenzó muy fuerte. Pero mientras avanzaba la pelea sentí que se derrumbaba. Entonces me lastimé la mano y no pude noquearlo como era mi deseo”.

Las estadísticas de la empresa CompuBox revelan que uno y otro dieron casi la misma cantidad de golpes. Davis llegó en 133 de 462 lanzados, en tanto Cruz lo hizo en 121 de 553. Y una cifra casi idéntica en los impactos de poder: Davis 113 de 285 y Cruz 112 de 425.

Al comentar acerca de su futuro, Davis expresó que no tiene preferencias sobre el próximo oponente, siempre y cuando sea la mejor oportunidad. “Todos ellos son un trabajo fácil. Soy el mejor”, dijo con evidente altanería.

Casi de inmediato al cierre de las acciones en la instalación,el estadounidense, descendientede mexicanos Ryan Garcia retó nuevamente a Davis, con quien ha cruzado dardos verbales durante mucho tiempo.

“Gervonta se sale con la suya luchando contra boxeadores de nivel C”, escribió García en su cuenta de Twitter. “¡De todos los pesos ligeros, él es el más débil! Su prueba más dura fue la de Leo Santa Cruz, pero ahora casi se pierde esta noche. Adelante. Te he estado llamando por un tiempo …”

Invicto en 21 combates, 18 antes del límite, “King” Ry” García conquistó el título ligero interino del Consejo Mundial (CMB), al anestesiar en el séptimo asalto al zurdo inglés Luke Campbell, a inicios de enero, en el American Airlines Center, de Dallas, Texas.

“Tengo muchas ganas de pelear con Tank”, dijo García al finalizar el duelo con el británico. “Sé que a la gente le preocupa que ocurra, pero estoy listo para ello”.

Hace pocos días, García acusó al retirado astro Floyd “Money” Mayweather de impedir que Davis y los demás que están bajo el manto de Mayweather Promotions (MP) se enfrenten con los de otras promotoras.

“Lo haría con Davis, pero él no va a pelear con nadie fuera de Mayweather Promotions, según ha dicho Floyd”, expresó García. “Para mí, Gervonta Davis está ´muerto´ (como rival) ahora mismo. Floyd lo sacó”.

Para su anterior combate, Davis saltó dos divisiones, de 130 a 140 libras, Y venció por nocaut en el décimo asalto al combativo mexicano Mario “El Azteca” Barrios, al que arrebató la faja regular de la Asociación Mundial (AMB) en la división ligera, el 26 de junio, en la State Farm Arena, de Atlanta, Georgia. El triunfo lo convirtió en monarca en tres divisiones, antes en pluma (126) y súperpluma (130).

Cuatro años atrás, el 14 de enero de 2017, Davis, entonces con 22 años y tres meses, se convirtió en el estadounidense más joven en tener una faja mundial, al aplicar el cloroformo en el séptimo asalto, al puertorriqueño José “El Francotirador” Pedraza, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde el boricua hacía la cuarta exposición del centro de las 130 libras.

Sin embargo, siete meses después el norteño perdió el título por incumplir con la báscula, un día antes de enfrentar al costarricense Francisco Fonseca, a quien noqueó en el octavo round, el 26 de agosto, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.

Como prueba de la potencia de sus puños, el zurdo Davis obtuvo otro cinturón mundial, el de súper campeón de la AMB, que se encontraba en poder del argentino Jesús “El Jinete” Cuéllar, al que derrotó por nocaut técnico en el tercer episodio, el 21 de abril de 2018, en el Barclays Center. Durante la pelea, el sudamericano besó la lona en el segundo y par de veces en el tercero, cuando el árbitro Benjy Estevez finalizó las acciones.

El pasado año y gracias a sus habilidades y fortaleza en sus impactos, Davis se alzó con la faja de peso ligero (135 libras) de la AMB, al anestesiar en seis asaltos al mexicano Leo “Terremoto” Santa Cruz, el 21 de octubre del pasado año, en el Alamodome, de San Antonio, Texas, donde solamente marcó 129 libras y media en la báscula el día previo.

El pleito entre Davis y Cruz se concretó después que Rolando “Rolly” Romero (14-0-0, 12 KOs) fue retirado de la cartelera, y se encuentra en investigación policial luego de recibir una acusación de agresión sexual por Izabel Zambrano, quien alega que el incidente ocurrió aproximadamente dos años atrás.

Facebook Comments