Con tres de las cuatro coronas de las 135 libras en su poder, el talentoso e invicto estadounidense Teófimo López (16-0-0, 12 KOs) está convencido que derrotará rápidamente al australiano George Kambosos Jr., y de inmediato buscará, este mismo año, el título que posee su coterráneo Devin Haney.

Sin embargo, como dice el refrán: “Una cosa piensa el beodo y otra el cantinero”, porque el también imbatido “El Feroz” Kambosos Jr. (19-0-0, 10 KOs), retador obligatorio por la Federación Internacional (FIB), afirma que los cinturones cambiarán de manos e irán a parar a la Isla-continente para satisfacción y orgullo de todos sus coterráneos.

López, de 23 años, expondrá ante Kambosos Jr. las fajas de peso ligero de la Organización Mundial (OMB), de la Federación Internacional (FIB) y la de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), en tanto la “regular” de este organismo sancionador la posee Gervonta “El Tanque” Davis, y el igualmente norteamericano Devin “El Sueño”, la del Consejo Mundial (CMB).

Reconocido por el pseudónimo de “El Brooklyn”, López afirma que Kambosos Jr. será una estrella fugaz sobre el cuadrilátero, cuando crucen guantes el 5 de junio, en una instalación sin definir, pero que algunas fuentes han comentado se trata del recién nombrado LoanDepot Park, de Miami, sede del equipo de béisbol de los Marlins, en las Grandes Ligas de Béisbol, de Estados Unidos.

Recientemente, López y Kambosos Jr. participaron en una conferencia de prensa organizada por Triller Fight Club (TFC), en Atlanta, Georgia, donde cada púgil, como era de esperar, aseguró que saldrá con el brazo en alto el 5 de junio.

Vale mencionar que Triller Fight Club le aplicó “nocaut fulminante” a Matchroom Boxing y a Top Rank al conseguir la licitación para el pleito entre López y Kambosos Jr. Con un ofrecimiento superior a los $ 6 milllones por parte de Ryan Kavanaugh, presidente ejecutivo de TFC, su empresa dejó “tendidos sobre la lona” a las otras dos aspirantes, que hicieron ofertas de $ 3.5 millones y $ 2.315 millones, respectivamente, durante la subasta abierta y de forma remota, efectuada en febrero, en Springfield, Nueva Jersey, sede de la Federación Internacional (FIB), a través de una teleconferencia para promotores registrados fuera del estado.

La FIB había ordenado que “El Brooklyn” López (16-0-0, 12 KOs) y “El Feroz” Kambosos (19-0-0, 10 KOs) debían enfrentarse en forma obligatoria, tras las victorias de ambos el pasado octubre.

A partir de ahí, el veterano abogado Bob Arum, principal ejecutivo de Top Rank y promotor de López, y Lou DiBella, en representación de Kambosos Jr., efectuaron conversaciones preliminares, en aras de obtener los derechos de organizar el importante combate y la cartelera en sentido general.

Pero no hubo acuerdos sustanciales, fundamentalmente porque el equipo de López consideró que eran insuficientes los beneficios económicos que recibiría el fulgurante púgil de la Gran Manzana, también insatisfecho con el cheque previo para el duelo contra el ucraniano Vasily “Hi-Tech” Lomachenko, al que se impuso inobjetablemente por unanimidad, el 17 de octubre del pasado año, y le arrebató los títulos de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y de la Organización Mundial (OMB), en tanto retuvo el de la FIB, todos en las 135 libras.

En relación con el encuentro en Atlanta, López, al igual que su padre y entrenador, ratificaron ante los medios de prensa que la actuación de Kambosos Jr. será efímera: “No pasará del tercero. Incluso estamos pensando en apostar dinero”, expresó el progenitor. “Eso mismo lo hablamos antes del combate frente a (Richard) Commey y el pleito finalizó en el segundo round”.

Y mientras estaba en el escenario, López le gritó a Kambosos Jr. que “tienes suerte de que no estemos peleando en este momento, porque en realidad te pondría ahora mismo en una maldita camilla”. La disputa no llegó a mayores, cuando Ray Flores, el presentador de la conferencia, separó a los dos futuros contendientes. 

Para López el duelo frente a Kambosos Jr. será el primero desde que se impuso por unanimidad al ucraniano Vasily “Hi-Tech” Lomachenko, el 17 de octubre pasado, en La Burbuja, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, donde unificaron las fajas de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y de la Organización Mundial (OMB), en poder del europeo, y la correspondiente a la Federación Internacional (FIB), que ostentaba el norteño.

A partir del triunfo, el estadounidense Devin “El Sueño” Haney (25-0-0, 15 KOs), propietario del cinturón del Consejo Mundial (CMB) lanzó el reto a López para que todos los títulos recayeran en un solo dueño.

Pero ese deseo de Haney, de 22 años, tiene como obstáculo principal el pleito ante el ex campeón mundial venezolano Jorge “El Niño de Oro” Linares (47-5-0, 29 KOs), con quien rivalizará el 29 de mayo, en la Michelob Ultra Arena, de La Ciudad del Pecado.

Al responder sobre la propuesta de Haney sobre la unificación, López dijo a FightHub TV: “Estoy deseando que Devin Haney gane. Es él quien quiero obtenga la victoria (frente a Linares) para que suceda nuestro enfrentamiento”.

Facebook Comments