El ruso Maxim Vlasov tendrá la primera gran oportunidad mundialista de su trayectoria profesional cuando enfrente al estadounidense Joe Smith Jr., el 10 de abril, en el Osage Casino, de Tulsa, Oklahoma, donde ambos lucharán por la corona vacante semipesada de la Organización Mundial (OMB), en pleito organizado por la promotora Top Rank y con transmisión por la cadena ESPN.

Desde que descendió de los cruceros (hasta 200 libras) a la categoría inferior de 175, Vlasov (45-3-0, 26 KOs) tiene una racha de tres triunfos en línea, el más reciente por unanimidad en 10 asaltos, frente al zurdo ghanés de inferior estatura Emmanuel Martey (16-1-0, 12 KOs), el 30 de noviembre de 2019, en la ciudad rusa de Maykob.

Un año antes, también el undécimo mes del año, Vlasov, ahora con 34 años y nacido en Samara, se despidió con tristeza de los cruceros al caer, también por fallo judicial, versus el polaco Krzysztof “Glowka” Glowacki (31-3-0, 19 KOs), en el UIC Pavilion, de Chicago, donde disputaron la faja interina de la Organización Mundial (OMB).

“Estoy listo para regresar al ring y poder convertirme en el nuevo campeón mundial de peso semipesado de la OMB”, dijo Vlasov. “El aplazamiento por el coronavirus fue un contratiempo menor, pero cuando tenga ese cinturón alrededor de mi cintura, habrá valido la pena el tiempo de espera”.

Inicialmente, el duelo estaba pactado para el 13 de febrero, pero solo dos días antes se informó que Vlasov había dado positivo a COVID-19 y había que reprogramar el enfrentamiento. Entonces, el ruso con evidente pesar, explicó que “estoy devastado con el aplazamiento por el título mundial contra Joe Smith Jr. Pero he seguido protocolos estrictos, he realizado pruebas periódicas con resultados negativos y no tengo síntomas”.

Además del revés en Chicago, los otros dos, resultados adversos de Vlasov -también por unanimidad- ocurrieron en territorio continental de Estados Unidos. El primero se lo infligió el malawí Isaac Chilemba,  el 25 de febrero de 2011, en pelea pactada a 10 asaltos, en Tulsa, Oklahoma, donde el africano besó la lona en el octavo.

El segundo fracaso a la cuenta de Vlasov tuvo como victimario al talentoso Gilberto “Zurdo” Ramírez (41-0-0, 27 KOs), nuevamente en las 175 libras, esta vez en Broomfield, Colorado, que significó el alto de una seguidilla de 11 éxitos del ruso.

En los siguientes 12 ascensos al cuadrilátero, Vlasov logró la misma cantidad de triunfos en la categoría crucero, 10 de ellos por la vía del cloroformo y dos por unanimidad. Pero la secuencia se detuvo con la derrota ante Glowacki en 2018.

Pero 16 meses antes de sucumbir ante el polaco Glowacki, Vlasov logró el desquite en la revancha contra “El Chico Dorado” Chilemba, quien radica en Suráfrica. La victoria le otorgó al europeo el cinturón Global de la OMB, en las 175 libras.

RECONOCIMIENTO A LA PEGADA DE JOE SMITH JR.

Vlasov no se llama a engaño. Es consciente que Joe Smith es un oponente de gran pegada en sus puños. Y lo ratificó en el último enfrentamiento, cuando puso a dormir en el noveno asalto al colombiano Eleider “La Tormenta” Álvarez, en La Burbuja del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas. 

Esa impresionante victoria sobre Álvarez, ex campeón mundial asentado en Canadá, catapultó a Smith Jr. hacia la cima del ranking de la OMB, con lo cual se le abrieron las puertas para disputar el cetro al que renunció el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez (55-1-2, 37 KOs), ahora establecido en la división súper mediana (168).

“Joe Smith es muy fuerte y un pegador indiscutible”, afirmó Vlasov a BoxingScene.com. “Es un buen boxeador, que con la fortaleza de sus puños puede derribar a sus rivales. También es muy físico”.

No obstante, Vlasov asegura que sabe lo que tiene que hacer para salir con el brazo en alto. “Debo boxear y no puedo quedarme estático frente a él, ni intentar igualar su poder. Sé que es físicamente más fuerte que yo, pero voy a demostrarle que yo lo aventajo en dominio técnico”.

Smith Jr., por su parte, expresó que la pelea tiene un gran significado para sus aspiraciones futuras. “Necesito realizar un buen combate como hice contra Álvarez, un ex campeón mundial. Fue algo importante que debo repetir porque quiero pelear contra los mejores”.

Para Smith Jr., de 31 años, será el segundo intento de coronarse en su carrera profesional, después de un fallido intento en marzo de 2019, cuando sucumbió unánime ante el kirguizio Dmitry Bivol (17-0-0, 11 KOs), en Verona, Nueva York, donde el europeo hizo la quinta defensa del cinturón semipesado de la Asociación Mundial (AMB).

Dada las habilidades de Smith Jr. y las dos convincentes victorias que obtuvo el pasado año, ahora parte con la etiqueta de favorito frente a Vlasov, un púgil sin dudas inferior a Bivol, en cuanto a rapidez, defensa y talento en general.

Facebook Comments