Tras una extraordinaria carrera de 12 años como boxeador profesional, el irlandés Carl Frampton está convencido que cuelga los guantes definitivamente, si sufre un revés en su próximo combate ante el zurdo estadounidense Jamel Herring, el sábado 3 de abril, en Dubai, Emiratos Árabes Unidos.

En esa más de una década en este exigente deporte, “El Chacal” Frampton (28-2-0, 16 KOs) se convirtió en el único púgil nacido en Irlanda del Norte con títulos en dos categorías: súpergallo y pluma. Y ahora se abre la posibilidad de que su legado se incremente si derrota al norteño, titular en los súperplumas.

Entre 2014 y 2016, Frampton ostentó la corona de la Federación Internacional (FIB), en la división súper gallo. En febrero de ese último año, añadió la de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) en la misma categoría al derrotar a su compatriota Scott Quigg.

Cinco meses más tarde, Frampton se convirtió en monarca pluma de la AMB, al doblegar por fallo mayoritario al mexicano Leo “Terremoto” Santa Cruz, quien devolvió el golpe en la revancha en enero del siguiente año, igualmente por decisión de dos votos favorables y otro igual para los dos púgiles.

Después de su triunfal debut en junio de 2009, cuando noqueó en el segundo de cuatro asaltos al ya retirado zurdo húngaro Sandro Szinavel, en pleito con sede en la ciudad inglesa de Liverpool, Frampton conquistó 22 victorias más, hasta que sufrió su primer percance por fallo mayoritario, en la revancha frente al mexicano Leo “Terremoto” Santa Cruz, quien el 28 de enero de 2017 recuperó el cinturón de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), en la división pluma.

Seis meses antes, el 30 de julio de 2016, Frampton le había arrebatado el cetro a Santa Cruz por similar fallo de los jueces (decisión mayoritaria), en duelo con sede en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York.

FRAMPTON: “O GANO O ME VOY”

En el enfrentamiento contra “Semper Fi” Herring (22-2-0, 10 KOs), Frampton, de 34 años, tendrá la posibilidad de incrementar su leyenda en en la historia del boxeo irlandés, pues si sale con el brazo en alto será también el único con títulos en tres divisiones diferentes, ya que el norteño expone el cinturón súperpluma de la Organización Mundial (OMB).

“Me retiraré si pierdo esta pelea, eso es un hecho”, dijo Frampton al periodista Mike Coppinger, quien lo publicó en su cuenta de Twitter. “Si pierdo esta pelea, terminaré, y lo digo con la mano en mi corazón”.

Nacido el 21 de febrero de 1987, en Tigers Bay, Belfast, capital de Irlanda del Norte, Frampton suma dos victorias después de sucumbir por unanimidad ante el británico Josh “El Guerrero de Leeds” Warrington (30-0-0, 7 KOs), el 22 de diciembre de 2018, en Manchester, Inglaterra, donde el ganador hizo la primera defensa de la faja pluma de la Federación Internacional (FIB).

Originalmente, el combate entre Herring y Frampton se había pactado en noviembre del pasado año, pero los planes se frustraron cuando Herring sufrió una lesión en el ojo derecho, en la pelea que dos meses antes había ganado por descalificación en ocho asaltos al puertorriqueño Jonathan “Polvo” Oquendo, en La Burbuja, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Más tarde, hubo otro acuerdo para que los dos púgiles chocaran en enero, pero la proliferación de la pandemia del COVID-19 a escala global, obligó a una nueva suspensión.

Hubo otro acuerdo posterior para que ambos gladiadores cruzaran guantes el 27 de febrero, en el Parque Olímpico de Londres, pero Frampton solicitó un cambio de fecha, debido a que había sufrido una lesión en una de sus manos durante los entrenamientos.

“Es solo una punzada en mi mano, nada demasiado serio”, dijo Frampton al explicar el motivo de la solicitud de postergación. “Pero he visto a un especialista y su consejo fue descansar. El aplazamiento me da una mejor oportunidad (de ganar), porque iré con las dos manos en buen estado. No es nada importante, no hay fractura, pero decidimos seguir el consejo del especialista”.

El pasado 15 de agosto, Frampton anestesió en el séptimo round al escocés Darren Traynor, en combate disputado en la categoría de peso ligero (135 libras), en Londres, capital británica.

Para Herring, de 35 años y oriundo de Coram, Nueva York, el enfrentamiento ante Frampton sería la tercera exposición de la corona de las 130 libras, que ostenta desde el 25 de mayo de 2019, cuando se la arrebató al japonés Masayuki Ito, en la localidad de Kissimmee, en Florida.

“Estoy realmente emocionado de que finalmente la pelea se va a realizar”, dijo Herring a los medios, después de darse a conocer la confirmación del combate. “Será un honor compartir el cuadrilátero con un verdadero guerrero como Carl Frampton”.

RECLAMACION DE SHAKUR STEVENSON

Unos días antes de la posposición de la reyerta entre Herring y Frampton, el grupo que representa al zurdo Shakur “El Audaz” Stevenson (15-0-0, 8 KOs) había lanzado una reclamación ante la OMB, al considerar que se estaba violando su derecho a pelear por el título, pues ocupa el primer lugar en la clasificación de ese organismo, en tanto el irlandés aparece en la cuarta posición.

Josh Dubin, abogado y co-manager de Stevenson, escribió en un comunicado: “El Sr. Stevenson acordó hacerse a un lado como retador obligatorio para permitir que prosiga la pelea de Herring y Frampton, siempre que ocurriera a más tardar el 31 de diciembre de 2020”.

Dubin precisó que “la Resolución (de la OMB) establece que el combate Herring vs Frampton no puede posponerse ni cancelarse y también establece que es una decisión final del Comité de Campeonato de la OMB. Llegó el 31 de diciembre y la pelea no se efectuó”.

Según lo establecido por la OMB, el ganador del pleito Herring-Frampton tendría un límite de 120 días para pelear contra Stevenson

Stevenson, de 23 años, conquistó la faja pluma vacante de la OMB, al doblegar por unanimidad a Joet González, el 26 de octubre, de 2019, en Reno, Nevada. Ocho meses más tarde saltó a la categoría de 130 libras en la que ha disputado par de combates, el más reciente el 9 de junio, frente al puertorriqueño Félix “La Sombra” Caraballo, a quien anestesió en el sexto asalto, en La Burbuja del MGM Grand, de Las Vegas.

“Stevenson exige que Herring pelee contra él en su próximo combate o renuncie al título para que quede vacante y Shakur pueda disputarlo en su próxima pelea contra el contendiente mejor clasificado”, concluyó Dubin.

Facebook Comments