Un brutal gancho de zurda del estadounidense Gervonta Davis al rostro del mexicano Leo Santa Cruz fulminó al azteca en el sexto asalto, en pleito disputado en el Alamodome, de San Antonio, Texas, donde estaban en juego las coronas de la Asociación Mundial (AMB), correspondientes a las categorías de peso súper pluma (de Davis) y ligera (Santa Cruz).


Tras el golpe, “Terremoto” Santa Cruz (37-2-1, 19 KOs) cayó de espalda completamente noqueado y en el recorrido golpeó con su cabeza la esquina roja. Al verlo, el árbitro Rafael Ramos movió sus brazos, indicando que el pleito había concluido y de inmediato solicitó la presencia de los galenos para que le ofrecieran atención médica al nacido en Michoacán de Ocampo y radicado desde hace años en Rosemead, California.

Después de varios minutos de tensión e incertidumbre, Santa Cruz, de 32 años, se levantó con una leve sonrisa en el rostro y se sentó en la butaca, mientras continuaba el examen de sus signos vitales por los médicos. Santa Cruz, quien sufrió el primer nocaut de su carrera, abandonó el cuadrilátero por sus propios pies y más tarde fue llevado a un hospital de la ciudad para evaluar su estado y descartar cualquier complicación. 

A no dudarlo, el impacto del “Tanque” Davis (24-0-0, 23 KOs) sobre Santa Cruz aparecerá en la lista de candidatos a “KO del Año” cuando se cierren las cortinas de este convulso 2020, que debido a la pandemia del COVID-19, obligó a restringir durante meses el boxeo y la vida en general en todo el planeta.

El fin del pleito resultó más espectacular e inesperado, porque Santa Cruz intercambiaba de tú a tú con Davis desde el asalto de apertura y por momentos dominaba las acciones, aunque los puños del norteño, sobre todo los “uppercut” de su mano siniestra llevaban la potencia de un miura.

Con mayor alcance y estatura, Santa Cruz comenzó el combate utilizando en forma repetida el jab, en tanto Davis hizo los primeros compases peleando de riposta con énfasis en las zonas blandas del mexicano. Hubo intensidad desde el principio, con ventaja para “Terremoto” en el segundo y tercer episodios, gracias a sus lances desde la zona lejana y cuando “El Tanque” buscaba entrar en la corta distancia.

En el cuarto y el quinto episodio ambos lanzaron todo el arsenal disponible. Santa Cruz más enfocado en los impactos al rostro y Davis golpeando con a las zonas blandas, en combinación con fuertes ganchos a la cabeza.

Le iba muy bien a Santa Cruz en el sexto,  Atrapó a Davis con una derecha al cuerpo antes del concluir el primer minuto de esa fracción. El nacido en Baltimore respondió con un golpe similar al lado izquierdo del cuerpo del mexicano, pero el tercer hombre sobre el ring apreció que había hecho diana debajo de la zona permitida. 

Le otorgó algún tiempo de recuperación a Santa Cruz, en tanto Davis le indicaba al réferi que no estaba de acuerdo, por considerar que el golpe resultó limpio. Al reiniciarse el encuentro,  Davis atacó a Santa Cruz y éste aceptó el intercambio. Fue entonces que llegó el electrizante y demoledor golpe, similar a un rayo, que puso punto de cierre al combate, cuando habían transcurridos 2:40 minutos del sexto capítulo.

“En el quinto asalto, cuando comencé a atacar el cuerpo, sentí que le estaba haciendo mucho daño a Santa Cruz”, dijo Davis en una rueda de prensa después de la pelea. “Pensé que se estaba desmoronando e hice mayor presión para acabar”.

Davis, quien partió como favorito en una relación de 7-1, consiguió el decimoquinto triunfo consecutivo por la vía del cloroformo, mientras Santa Cruz sufrió la primera derrota por nocaut en su carrera de 14 años en las filas rentadas, que incluye cuatro títulos en divisiones diferentes.

A lo largo del pleito, Davis estuvo alentado por su coterráneo Floyd “Money” Mayweather, quien al terminar la reyerta felicitó a su pupilo y a continuación también le expresó su reconocimiento a Santa Cruz por su excelente demostración hasta que llegó el impacto

Facebook Comments