Sin percatarse de los riesgos de sus declaraciones y como si se hubiera lanzado en un viaje hacia el futuro, el filipino John Riel Casimero, monarca gallo de la Organización Mundial (OMB), ya está valorando quién será el siguiente adversario, aunque todavía debe enfrentar al invicto ghanés Duke Micah, este sábado 26 de septiembre, en la Mohegan Sun Arena, de Uncasville, Connecticut.

“Quadro Alas” Casimero 29-40, 20 KOs) y “El Exterminador” Micah (24-0-0, 19 KOs) forman parte de una velada, compuesta por cinco peleas mundialistas, que encabezan los gemelos estadounidenses Jermal y Jermell Charlo, será transmitida por la cadena Showtime en el denominado Pague-Por-Ver (PPV) y organizada por la promotora Premier Boxing Champions (PBC).

Aunque se trata de una pelea voluntaria para Casimero, es decir un adversario elegido a su gusto, siempre existe el riesgo de no pasar la prueba, a pesar de que por sus resultados y experiencia parte como gran favorito para salir con el brazo en alto.

A escasas horas del duelo ante el ghanés, que será la primera exposición de la corona para el asiático, Casimero, de 31 años, expresó que no tiene problemas en escalar hacia la división súper gallo y vérselas con el imbatido mexicano Luis “Pantera” Nery (30-0-0, 24 KOs), quien en la misma cartelera del sábado en Connecticut chocará con el igualmente azteca, el zurdo Aaron “El Tigre” Alameda (25-0-0, 13 KOs), en busca ambos de la faja vacante del Consejo Mundial (CMB), en las 122 libras.

“Solíamos vernos en los entrenamientos y tuvimos un acalorado intercambio de opiniones en Instagram”, expresó Casimero refiriéndose a Nery, en declaraciones al diario Manila Times. “Dijo que yo era como un árbol que él puede talar”.

En su combate anterior, Casimero se adueñó de la faja de la OMB, al anestesiar inesperadamente al entonces monarca, el zurdo surafricano Zolani “El Último Nacido” Tete, quien besó la lona en par de ocasiones en el tercer asalto y obligó al árbitro a detener la paliza.

“Todos hablan, pero (Naoya) Inoue y Nery se están escapando de mi como gallinas asustadas”, añadió Casimero en su diálogo con el rotativo filipino. “Si Nery gana esa pelea, él será mi próximo objetivo. Tras derrotarlo, tendré todos los cinturones de esa división”.

Campeón en tres categorías (minimosca, mosca y gallo), Casimero y “El Monstruo” Inoue (19-0-0, 16 KOs) habían acordado enfrentarse en un duelo de unificación el 25 de abril, en el hotel y casino Mandalay Bay, de Las Vegas, pero la pandemia del COVID-19 obligó a posponerlo.

Ahora, Inoue, de 27 años y nacido en la ciudad japonesa de Yokohama, combatirá ante el australiano Jason Moloney (21-1-0, 18 KOs), el 31 de octubre, en La Burbuja, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, donde el japonés expondrá los cinturones de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y de la Federación Internacional (FIB).

Micah reconoció la calidad del asiático: “Casimero ha peleado con algunos de los mejores púgiles del mundo en diferentes categorías de peso y ha demostrado que es un luchador de élite, pero ahora es mi momento y creo que tengo el estilo para derrotarlo y convertirme en campeón mundial”.

Nacido en Accra, Ghana hace 28 años, “El Exterminador” Micah viene de imponerse unánime al puertorriqueño Janiel “Pototo” Rivera, el 7 de diciembre último, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York. Para el boricua, que fue a la lona en el segundo round, fue el tercer fracaso sucesivo.

Facebook Comments