La presencia de la pandemia del COVID-19 colocó en compás de espera el añorado combate entre los mexicanos Óscar Valdéz y el monarca Miguel Berchelt, dueño del cinturón súperpluma del Consejo Mundial (CMB).

Antes que la epidemia hiciera su mortal aparición, los fanáticos se frotaban las manos de alegría, porque en la mesa de negociación estaba a punto de concretarse el duelo entre “El Alacrán” Berchelt (37-1-0, 33 KOs) y el invicto Valdéz (27-0-0, 21 KOs, ex campeón de peso pluma y señalado “retador obligatorio” por estar ubicado en la cima de la clasificación del Consejo Mundial (CMB) en las 130 libras.

Fuentes cercanas a las conversaciones, habían comentado que el combate sería el 9 de mayo -la semana siguiente a la pelea del astro Saúl “Canelo” Alvarez, igualmente pospuesta-, con grandes posibilidades se efectuara en Las Vegas, donde Berchelt haría la séptima defensa de la corona, que ostenta desde hace tres años, después de doblegar convincentemente a Vargas.

Pero el indispensable confinamiento provocado por el flagelo hizo añicos ese y otros muchos acuerdos, pues tanto Berchelt como Valdéz tomaron caminos paralelos, que se han ido concretando con el paso de los días.

Con el propósito de compensar la ausencia temporal de los gimnasios y de la preparación a fondo, Berchelt enfrentó al también azteca Eleazar “El Tronco” Valenzuela (21-13-4, 16 KOs), al que anestesió al minuto y 13 segundos del sexto asalto, el 27 de junio, en el Gimnasio de la TV Azteca, donde no estuvo en juego la faja del CMB.

Superior en habilidades, dominio técnico y pegada, Berchelt derribó a Valenzuela en el primer asalto, con una izquierda en forma de volado, lo que no tuvo mayores consecuencias, pues tras el conteo del árbitro César Castañón, sonó el campanazo que cerraba la fracción.

JAYSON VELEZ: “SUBESTIMARME SERIA UN ERROR DE ÓSCAR VALDEZ”

Óscar Valdéz, por su parte, chocará con el fajador puertorriqueño Jayson “Maravilla” Vélez (29-6-1, 21 KOs), el 21 de julio, en el teatro La Burbuja, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Vélez quien viene de caer por fallo dividido ante el panaameño Jaime “Pequeño James” Arboleda (16-1-0, 13 KOs), el 8 de febrero último, en Allentown, Pensilvania, donde se detuvo la racha de tres triunfos sucesivos del nacido hace 32 años en la Isla del Encanto.

Y aunque todos los vaticinios presagian un revés del boricua, Vélez afirmó que se ha preparado muy bien en el Monterrey Boxing Club, de la ciudad de Bayamón, tiene mucha experiencia como profesional y ha crecido mentalmente.

“Pueden considerar que es sólo una pelea ´preparatoria´ para mi rival, pero sería un error que Valdéz me subestime”, expresó Vélez a un diario puertorriqueño. “Me he preparado para ganarle y no dejarlo en manos de los jueces”.

Vélez, de 32 años y nacido en la localidad de Caguas, nunca ha sido noqueado en las filas rentadas. Antes del fracaso frente a Arboleda, había conquistado tres triunfos en línea.

Al comentar sobre el pleito versus Valdéz, Vélez añadió que “los retos se hicieron para sobrepasarlos y en eso es lo que estoy enfocado. Esta es una pelea que me emociona por el estilo de ambos y no tengo dudas que será una guerra. Los fanáticos pueden estar seguro que habrá una explosión (por el fragor del combate)”.

El boricua argumentó que si derrota a Valdéz demostrará que se encuentra en la élite de la división y que de vencer, seguro se presentarán oportunidades de enfrentar a alguno de los campeones mundiales, especialmente a Berchelt.

“Óscar Valdéz es el mejor adversario que he tenido la oportunidad de enfrentar”, afirmó Vélez. “Es un peleador joven e invicto, que ya fue campeón mundial y tiene hambre de otro título. Para mí, en esta etapa de mi carrera, veo cada pelea como si fuera la última oportunidad de lograr mi sueño. Es ahora o nunca. Vamos a hacer que ese sueño se haga realidad”.

VALDEZ ELOGIA A VELEZ

Ya en los ajustes finales del entrenamiento en la ciudad mexicana de Jalisco y bajo las órdenes del avezado técnico Eddy Reynoso, Valdés puntualizó que se encuentra listo para vérselas con las mejores figuras de la categoría. “Quiero ser campeón mundial en dos divisiones y la única forma de hacerlo es venciendo a rivales duros como Jayson Vélez, quien ha disputado un título mundial y posee mucha experiencia”.

Con 29 años y oriundo de Nogales, Sonora, Valdéz aplicó el cloroformo en el séptimo episodio al estadounidense Adam “Blunose” López (14-2-0, 6 KOs), en el Cosmopolitan, de Las Vegas, donde el ganador hizo el debut en las 130 libras.

“Jayson Vélez es un púgil buenísimo”, dijo Valdéz en diálogo telefónico con un rotativo de Puerto Rico. “El récord que tiene no le hace justicia. Él cada vez que se sube al cuadrilátero, da una buena pelea. No me estoy confiando para nada, pues sabemos la capacidad que tiene”.

Valdéz ratificó que han existido negociaciones para una pelea frente a Berchelt, en la que estaría en juego el cinturón mundial, pero “primero necesito vencer a Vélez y espero un combate muy duro, que no defraude a los fanáticos”.

Facebook Comments