Después de 16 años largos como púgil profesional, el puertorriqueño Jonathan Oquendo tendrá ante el escurridizo zurdo estadounidense Jamel Herring, la que quizás sea su última oportunidad de alcanzar una corona del orbe, después de un fallido intento en 2015.

“Polvo” Oquendo (31-6-0, 19 KOs) intentará arrebatar a “Semper Fi” Herring (21-2-0, 10 KOs) la faja súperluma de la Organización Mundial (OMB), el 14 de julio, en el teatro La Burbuja, del lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, el ya tradicional escenario de la promotora Top Rank en compañía de la cadena ESPN, tras el obligado receso por la pandemia del COVID-19, aunque la cartelera, como las anteriores, no tendrá la estimulante presencia del público.

Ambos debieron enfrentarse el pasado 2 de julio, pero el norteño, sin presentar síntomas, dio positivo a coronavirus a mediados de junio, por lo que resultó obligatorio posponer la fecha, hasta que su organismo dio negativo en dos pruebas consecutivas, cada una con un margen de 14 días, que es lo recomendado por las autoridades sanitarias para determinar si ya no existe peligro de transmisión del flagelo.

Anteriormente, Oquendo, de 36 años y oriundo de Bayamón, tuvo la posibilidad de ceñirse un cinturón ecuménico frente al púgil de guardia siniestra Jesús “El Jinete” Cuéllar, el 5 de diciembre de 2015, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, pero el boricua perdió por unanimidad, con una desfavorable caída en el cuarto asalto, en la que significó para el sudamericano, la primera exposición de la faja pluma de la Asociación Mundial (AMB).

“Sabemos que Jamel es un peleador zurdo, muy alto y escurridizo que tiene ventaja en alcance, pero estamos trabajando en esos aspectos y sabemos que no tendremos problemas”, dijo Oquendo a un diario de la Isla del Encanto. “Mi compañía sabe lo duro que peleo y entreno. A los fanáticos les gusta mi forma de combatir porque siempre hago grandes peleas”.

Posterior al duelo contra Cuéllar, Oquendo suma cinco victorias y un revés desde que ascendió a las 130 libras. En el debut en los súperplumas, el nacido en Puerto Rico se impuso por abandono en cinco asaltos al nicaragüense Orlando “Naval” Rizo, en julio de 2017, cuando el pinolero sufrió la quinta derrota sucesiva. Después cayó en otros cuatro pleitos en línea y decidió colgar los guantes en 2018.

El único fracaso de Oquendo en las 130 libras, se lo infligió por fallo unánime en 10 rondas, el estadounidense Lamont Roach Jr., el 4 de mayo del pasado año, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde disputaron la faja vacante Latina, de la Organización Mundial (OMB).

Seis meses después, el 9 de noviembre, Roach Jr. (19-1-1, 7 KOs) sucumbió por igual decisión ante Herring, en presencia de unos siete mil espectadores en el estadio de béisbol al aire libre Chuckchansi Park, de Fresno, California, que significó la primera defensa exitosa del título para “Semper Fi”, quien se apropió del título al doblegar al japonés Masayuki Ito, en 2015, en Florida.

“Estoy de vuelta, sano y 100 por ciento listo para defender mi título mundial”, afirmó sonriente Herring. “Oquendo es un oponente fuerte que reconoce que esta es su última oportunidad de ganar un título mundial. Él viene por lo que tengo, pero no lo voy a permitir. Volveré a casa para celebrar con mi familia y mi cinturón”.

Electricista de profesión e integrante del cuerpo de Marines, Jamel Herring fue enviado en dos ocasiones a Irak, en la denominada Guerra del Golfo, que se extendió entre marzo de 2003 y diciembre de 2011. Después de concluir el conflicto bélico y todavía perteneciendo a la Marina, Herring asitió como capitán del equipo de Estados Unidos a la cita en la capital londinense. Perdió por puntos (19-9) en su primer choque ante el kazajo Daniyar Leleussinov.

Semanas más tardes y ya liberado de la vida militar, Herring firmó un contrato profesional. Ya en las filas rentadas ganó los primeros 15 combates de su carrera. Sufrió el primer revés, por nocaut en el décimo round, ante el ruso Denis “Gengis Khan” Shafikov, en julio de 2016, en Reading, Pensilvania, donde también besó la lona en el  segundo.

Un año más tarde sucumbió por segunda vez, en esa ocasión unánime frente al zurdo estadounidense Ladarius “Memphis” Miller, en Las Vegas. En lo adelante logró tres triunfos, el más reciente unánime versus el brasileño Adeilson “Bell” Dos Santos, en Corpus Christi, Texas.

En la cartelera del Herring-Oquendo también rivalizarán la invicta estadounidense Mikaela Mayer (12-0-0, 5 KOs) y la nigeriana Helen Joseph (17-4-2, 10 KOs), quienes igualmente se vieron obligadas a posponer el choque del 9 de junio, por el positivo a coronavirus de Mayer.

El hecho de que dos de los pleitos programados, vienen de una posposición por la epidemia del coronavirus, hizo que Herring en forma de broma comentara que la velada del 14 de julio debía llamarse “La cartelera del COVID-19”.

Facebook Comments