El boxeo tiene mucha similitud con el ajedrez. En ese deporte de combate, conocido en inglés como The Sweet Science (La Ciencia Dulce) y en español por “El Arte de Fistiana”, los púgiles son guiados en sus carreras con una precisión minuciosa, como las piezas del deporte-ciencia. Y, lógicamente, en cada “desplazamiento” de los boxeadores hay un objetivo, que va de la mano con el interés netamente monetario de los que “mueven las fichas” entre bambalinas.

Tras su contundente victoria por nocaut técnico en el sexto asalto, el pasado sábado 20 ante su coterráneo Uriel López (13-14-1, 6 KOs) en el debut en peso pluma, el campeón mundial mexicano Emanuel Navarrete (32-1-0, 26 KOs) está en una encrucijada, en la que debe definir si mantiene la corona súpergallo de la Organización Mundial (OMB), que ha defendido en cinco ocasiones desde 2018, o si asciende definitivamente a las 126 libras.

Amplio favorito para derrotar a “Yuca” López, quien sumaba tres reveses fracasos consecutivos ante de escalar al cuadrilátero, “El Vaquero” Navarrete (32-1-0, 28 KOs) demolió a su rival a mediados del combate, con fortísimo golpes a las zonas blandas, que provocaron caídas de su adversario en el quinto y el sexto, cuando el tercer hombre del ring finalizó las desiguales acciones, para evitar un mal mayor en la anatomía de López.

Para Navarrete, quien ganó la faja del orbe por fallo unánime ante el ghanés Isaac Dogboe, en diciembre de 2018,  fue la sexta victoria en los últimos 13 meses, aunque cinco de ellas en las 122 libras ante oponentes de bajo nivel cualitativo. Sí resultó convincente Navarrete en la revancha versus el africano Dogboe, al que anestesió cinco meses después de arrebatarle el cinturón mundial.

“Mi respeto para Uriel López, hizo un gran esfuerzo, pero yo venía decidido a ganar por nocaut”, dijo Navarrete todavía sobre el tapiz de los estudios de TV Azteca, en la capital mexicana. “Quiero unificar títulos, pero si nadie acepta mi reto, subiré a pluma”.

¿NAVARRETE FRENTE A JESSIE MAGDALENO?

El promotor Bob Arum, máximo ejecutivo de la compañía Top Rank, expresó que Navarrete tiene grandes dificultades para cumplir con la báscula en los súpergallos por lo que considera que se mantendrá en las 126 libras en lo adelante.

Igualmente, el octogenario abogado señaló que si el cetro de la OMB en los plumas queda vacante, Navarrete tendría buenas oportunidades de ser uno de los principales aspirantes a esa corona, que actualmente está en poder del talentoso zurdo estadounidense Shakur “El Audaz” Stevenson (13-0-0, 7 KOs).

“Si Shakur decide hacer campaña en las 130 libras, Navarrete y alguien más, tal vez Magdaleno, podrían pelear por el título, porque (Emanuel) está teniendo dificultades para hacer 122 y sería más fácil que pelee en 126”, dijo Arum en diálogo con los medios.

Ciertamente, Stevenson, de 22 años y subcampeón olímpico en Río de Janeiro-2016, hizo su primera aparición en las 130 libras el 9 de junio, cuando aplicó el cloroformo en el sexto episodio, al puertorriqueño Félix “La Sombra” Caraballo (13-2-2, 9 KOs), en el Centro de Conferencias, del lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

El camino para Navarrete presenta ciertas ventajas para ir directamente por el título, si Stevenson decidiera abandonarlo. Obviamente y como establecen los estatutos de la OMB, su condición de campeón en la categoría inmediata inferior, le ofrecería prioridad sobre otros que aparecen en los sitios de privilegio de la división pluma, que encabeza el irlandés Michael Conlan (13-0-0, 7 KOs) y lo escoltan en los siguientes puestos el zurdo estadounidense Rubén “RV4” Villa (18-0-0, 5 KOs) y el británico Ryan Walsh (28-1-0, 18 KOs).

La cuarta posición es de Magdaleno (28-1-0, 18 KOs), vencedor hace pocos días por descalificación de Yenifel Vicente, el 11 de junio, en el teatro La Burbuja, del hotel MGM Grand de Las Vegas.

FRANCISCO VALCARCEL RATIFICA A NAVARRETE

Pocas horas después del triunfo de Navarrete, el presidente de la Organización Mundial (OMB), Francisco “Paco” Valcárcel escribió en su cuenta de Twitter que si Navarrete decide moverse definitivamente a la categoría pluma, será reconocido como primero del ranking de las 126 libras.

“Si VaqueroNavarrete decide moverse a las 126 libras será el número 1 en la división”, precisó Valcárcel en la red simbolizada por el pajarito azul. “Y si Shakur Stevenson asciende a 130, entonces los tres posibles rivales de Navarrete (para definir la corona vacante) serán Conlan, Villa y Magdaleno”.

Con estas declaraciones de Válcarcel, Arum y el propio Navarrete duda Ud., estimado lector, que el boxeo se asemeja al ajedrez.

Facebook Comments