Descendiente de mexicanos, pero nacido en Los Ángeles, California, el invicto Manny Robles III (18-0-0, 8 KOs) espera que su sueño de convertirse en campeón mundial se haga realidad el 23 de noviembre, cuando enfrente al chino Can Xu, monarca pluma “regular” de la Asociación Mundial (AMB), en el Fantasy Spring Casino, de Indio, California, donde tiene un gran número de simpatizantes por sus ocho presentaciones previas en esa instalación.

En la propia velada, el estadounidense Andrew “El Chango” Cancio (21-4-2, 16 KOs) expondrá por tercera ocasión la faja de la AMB en las 130 libras, frente al nicaragüense René “El Gemelo” Alvarado (31-8-0, 20 KOs), al que derrotó en ocho asaltos, en diciembre de 2015, en la misma sede donde chocarán por segunda vez.

Ubicado en el tercer lugar del ranking de la AMB en las 126 libras, “Chato” Robles suma dos triunfos por decisión dividida, el más reciente ante el zurdo mexicano Rigoberto Hermosillo, que significó la segunda defensa del cinturón de la Federación de Boxeo de Norteamérica (NABF, en inglés).

“Si gano este título mundial, significará mucho para mí”, dijo Robles III durante una sesión abierta para los medios de prensa. “Crecer en este deporte y estar a las puertas de luchar por una corona mundial, es un sueño hecho realidad”.

De concretarse la victoria ante Xu, para la familia Robles sería otra gran alegría, después que Manuel Robles Jr. (padre del boxeador) condujera al mexicano-estadounidense Andy “El Destructor” Ruíz (33-1-0, 22 KOs) a un sorpresivo triunfo por nocaut en siete asaltos versus el entonces invicto inglés Anthony “AJ” Joshua (22-1-0, 21 KOs), al que arrebató las fajas de la división pesada, correspondientes a la Organización Mundial (OMB), la Federación Internacional (FIB) y la de súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB), el 1 de junio, en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York.

Con el triunfo, Ruíz inscribió su nombre como el primer mexicano en la historia del boxeo con una corona en la división completa. La revancha está pactada el 7 de diciembre, en la Diriyah Arena, de Arabia Saudita.

“Obviamente a mi papá le fue muy bien con Andy y con otros peleadores también. Sin dudas, ha sido un año bueno, pero sé que sería mejor si logro el campeonato, sé que eso sería sensacional para la familia y un sueño de todos”, afirmó el más bisoño de los Robles.

Robles III señaló que aunque no entrena con su padre, su progenitor está siempre al tanto de todo lo concerniente a la preparación, bajo la guía de Rudy Hernández, quien ya concluyó las sesiones de guanteo y solo ajusta algunos detalles finales, incluido el cumplimiento del peso, de cara al trascendental pleito con Can Xu.

Al referirse a su oponente, Robles III afirmó que “es un buen boxeador, muy agresivo y que ha aprovechado todas las oportunidades que se le han presentado. Pero estamos listos y en perfectas condiciones para enfrentarnos al mejor Can Xu”.

El monarca, también de 25 años y nacido en la provincia china de Suzhou, suma 14 victorias desde 2014, cuando sufrió par de fracasos, el primero en junio de ese año, por fallo dividido ante el indio Neeraj “El Gangster” Goyat y el segundo tres meses más tarde por decisión mayoritario ante su coterráneo Bao Dong, ambos en Kunming, un territorio del gigante asiático. Curiosamente, aunque ganó, Bao Dong hizo su debut y despedida del boxeo, sin que se conozcan las causas por las que abandonó este deporte.

En el último ascenso de Can Xu al cuadrilátero, efectuado en su ciudad natal de Fuzhou, perteneciente a la provincia de Jiangxi, en el este de China, el monarca anestesió al zurdo Shun Kubo en seis asaltos, en lo que significó la primera defensa del cetro de las 126 libras. Cuatro meses antes, se hizo del título al doblegar al puertorriqueño Jesús Rojas, en el Toyota Center, de Houston, Texas.

“Respeto a Robles como a todos mis rivales”, expresó Can Xu a través de un traductor. “Pero nunca siento presión. Solo sé que soy un boxeador y que debo concentrarme en mi trabajo y no prestarle atención a otros aspectos. Mi objetivo siempre ha sido obtener el ´súper título´ de la AMB en este peso”.

La corona de “súper campeón” pluma de la AMB se encuentra vacante, después que el mexicano Leo “Terremoto” Santa Cruz, quien la poseía, decidió ascender e incursionar en las 130 libras. Tendrá su bautismo de fuego ante el también mexicano Miguel “Maravilla” Flores, el próximo sábado en el MGM Grand Garden, de Las Vegas, donde habrá otros dos combates mundialistas, el más relevante entre el campeón del orbe estadounidense Deontay “El Bombardero de Bronce” Wilder vesus el zurdo cubano Luis “King Kong” Ortíz.

Can Xu es el tercer púgil del gigante asiático con una corona mundial en el boxeo rentado. El primero fue Xiong Chaozhong, dueño de la faja de peso mínimo (105 libras y también conocida por Paja) del Consejo Mundial (CMB) entre 2012 y 2014. Después, Zou Shiming, campeón olímpico en Beijing-2008 y Londres-2012, ostentó la faja mosca de la Organización Mundial (OMB) de 2014 a 2017.

Facebook Comments