Es algo irónico que 15rounds.com, el sitio web de boxeo propiedad del publicista Marc Abrams, invoca recuerdos de campeones de antaño y de aquellos que intentaron usurparlos, en lugar de una era en la que a los titulares y retadores solo se les pedia sobrevivir el infierno de posiblemente hacer 12 rondas. Esos nueve minutos adicionales en el crisol del ring a veces sirvieron como una línea de demarcación que separaba la fatiga simple y el agotamiento total, y el tipo de dolor que cualquier boxeador acepta como una necesidad ocupacional y un nivel de agonía que puede marcar la diferencia entre lo simplemente bien condicionado y lo fanáticamente determinado.

Abrams, de 46 años, realiza casi todas las tareas requeridas para un boxeador con la excepción de tomar golpes, pero por cualquier tipo de evaluación ha demostrado que ya ha realizado 15 rondas difíciles, muchas veces, en una larga batalla de décadas dentro de sí mismo, que pronto podría estar a punto de ganar.

Si la tercera y última etapa de un ciclo quirúrgico que comenzó hace 10 meses tiene éxito a fines de octubre, Abrams tiene la esperanza de reanudar una vida normal, o lo normal que sea la vida de un hombre que se ha quitado todos, o algunos de los órganos internos enfermos y con mal funcionamiento. Hasta que su cuerpo transmita el mensaje de que finalmente es todo lo que necesita y quiere ser, será porque los episodios de dolor incapacitante, oleadas de náuseas y hemorragias ocasionales que requieren transfusiones de sangre, estaran para siempre en su pasado. Tal vez entonces sea libre de comer y disfrutar de más de un bocado o dos de comida a la vez sin vomitar, un desarrollo desagradable que ha visto su peso caer precipitadamente de 177 libras a 138. Sin embargo, se enorgullece de notar que ha puesto 1½ libras de nuevo en su cuerpo flaco, una señal reveladora de que su estómago no es tan rebelde como lo ha sido durante tanto tiempo. Incluso un pequeño paso adelante es un hecho positivo después de que los médicos le hayan dicho tan a menudo que su búsqueda de una mejor salud nuevamente estaba en suspenso o, peor aún, atascada en reversa.

“Literalmente ha sido un infierno,” dijo Abrams del mas reciente periodo en el que ha sufrido una pletora de problemas medicos, que podrian haberle costado la vida, o por lo menos acortarla significativamente, ha hecho un giro en U. “Pero estoy muy optimista de que esta cirugia de estomago va a ser el final.”

Dada su historia de frecuentes visitas al hospital y sus malos diagnosticos, es una maravilla que Abrams pueda ser capaz de mantener un horario y una etica de trabajo que drenaria la energia de cualquier competidor, aun teniendo todo su cuerpo sano. Aunque el nativo de Filadelfia es conocido mas que todo por ser un publicista para las casi-estrellas y nos que “nunca fueron”, prácticamente no hay tarea en el boxeo que se abstendría de tomar si se le fuera a  solicitar. El dijo que no es inusual para el poner 15, incluso hasta 16 horas todo los dias a la miriada de deberes, talvez con algunas horas menos los domingos. 

“Antes (de su cirugía más reciente), me levantaba y comenzaba a las 9 de la mañana, tal vez a las 8:30, y pasaba una hora trabajando antes de ducharme”, relató. “Yo estaba en la oficina de Banner (tiene algo parecido a un trabajo de tiempo completo con el promotor Art Pelullo, con sede en Filadelfia) de 10 a.m. a 5 de la tarde, trabajando los teléfonos, enviando o respondiendo correos electrónicos. Lo que sea necesario. Después de eso, trabajo en mis propias cosas o para quien estoy haciendo cosas, hasta la medianoche, y a menudo más tarde.

Al día siguiente, lo hago todo de nuevo”.

Siempre había sido la esperanza de Abrams tener algún día un trabajo en el deporte, aunque inicialmente creía que estaría involucrado en la NFL o la NBA. Pero, dijo, “siempre me han encantado las grandes peleas, cuando salían en la televisión por red. Era un gran admirador de Larry Holmes porque todas sus peleas estaban en la televisión y porque él era el campeón de los pesos pesados.

“Supongo que capté el amor del boxeo aún más cuando salió el libro de Jack Newfield (Solo en Estados Unidos: La vida y los crímenes de Don King o en ingles Only in America: The Life and Crimes of Don King) (en 1995). Tenía tantas cosas fascinantes que quería aprender más sobre el boxeo. Ahí es donde realmente comenzó mi pasión por el deporte “.

Aunque Abrams ha trabajado su parte con las tarjetas de pelea más grandes (señala que ha hecho eventos de HBO, Showtime y ESPN), está más asociado con promotores, gerentes y boxeadores que viven y trabajan en el área metropolitana de Filadelfia, cuyos límites exteriores podrían extenderse hacia el oeste hasta Reading, Pa., y Atlantic City hacia el este. Él estima que ha estado asociado desde con 50 a 75 de estos clientes, la mayoría de los cuales aprecian su estilo bulldog, aunque algunos no estaban dispuestos a corresponder su lealtad, pasando a tipos de relaciones públicas más establecidos a medida que aumentaba su lugar en el orden del picoteo del boxeo.

“Ahora puedo manejar shows mas grandes,” Dijo Abrams. “Yo he hecho cosas nacionales e intenacionales. Pero antes de eso tienes que estar orgulloso de ser el tipo principal en tu area. Aun hay muchas historias increibles que tienen que ser contadas sobre chicos en y alrededor de Filadelfia, Ok, talvez no sea como era hace unos 20 o 25 años, pero aun hay muchas buenas peleas y peleadores localmente. Aqui es donde creci y sigo viviendo. Yo quiero ver a promotores locales y peleadores locales tener éxito y pasar al siguiente nivel.”

Marshall Kauffman, presidente de King’s Promotions, ha trabajado con Abrams amenudo y hala de el como una persona que nunca d menos que su mejor esfuerzo, y que nunca olvida de donde viene.

“Marc me ha ayudado tremendamente haciendo relaciones publicas y comentando para algunos de mis shows, y ha sido asi de servicial a muchos otros promotores locales,” dijo Kauffman. “No tener a Marc aqui seria como no tener el boxeo en este area. Si el no estuviera aqui, eso haria que hubiera un gran hueco.”

Pelullo también es efusivo en sus elogios a Abrams y dice: “Creo que Marc es uno de los publicistas más conocedores del negocio. Tiene grabaciones sobre todos, y lo que no sabe sobre alguien lo puede descubrir en 30 minutos. Él es muy consciente de su trabajo. Y él me dice lo que realmente piensa en lugar de lo que cree que quiero escuchar, lo cual es muy importante “.

Cuando vivía en un departamento en el centro de la ciudad de Filadelfia, era una casa de soltero desordenada con videos de combates de boxeo apilados desde el piso hasta el techo en la sala de estar y casi en cualquier otro lugar. Desde su matrimonio en diciembre del 2016 con Ronnit Zalayet, hija de una madre británica y un padre israelí que nació en Inglaterra, Abrams se ha trasladado a un lugar más espacioso en la sección de Queen Village en Filadelfia, un espacio vital que definitivamente muestra los signos de el toque de una mujer. Ronnit ha instado a su esposo a transferir la mayor cantidad posible de cintas de video a DVD, reduciendo significativamente el desorden. Y sí, la Sra. Abrams sabía en lo que se estaba metiendo cuando dijo “Sí” a la propuesta de matrimonio de Marc, que surgió en Verona, Nueva York, cuando Marc estaba allí trabajando en la pelea de Ruslan Provodnikov-John Molina Jr. por Banner Promotions el 11 de junio del 2016.

“Se ha metido un poco en el boxeo”, dijo Marc sobre Ronnit, quien tiene doble ciudadanía en los Estados Unidos y en el Reino Unido. “Ella sabe quiénes son los lugareños y también mucha gente importante. Cuando Vasiliy Lomachenko estaba peleando contra Luke Campbell (en ESPN + desde Londres), ella me dijo: “Veré mis programas en Netflix, pero llámame cuando venga el británico”.

Sin embargo, lo que es más importante que cualquier interés compartido en el boxeo, Ronnit estaba al lado de su esposo cuando llegaron noticias desalentadoras médicas que fluyeron como aguas de inundación a través de un dique roto. Brindó asistencia más allá del apoyo moral explorando Internet y ayudando a reunir a Marc con un especialista en colon y recto conocido internacionalmente, el Dr. Feza Remzi, en la ciudad de Nueva York. Fue Remzi quien realizó con éxito una intrincada operación de más de nueve horas de reconstrucción de su íleon el 18 de julio, y el urólogo William C. Huang, también de Nueva York, quien realizó una nefrectomía parcial en abril para extraer una masa de cuatro centímetros de su riñón derecho que resultó ser maligno. Hubo algunas complicaciones que siguieron despues de esas cirugías tan delicadas, que probablemente eran de esperar, pero Abrams ahora puede afirmar que ve la luz al final de un túnel muy largo y muy oscuro.

No es que nada pueda compensar años de sufrimiento: Abrams dijo que tenía 15 años cuando se hizo evidente la evidencia de que tenia colitis ulcerosa, el primero de sus muchos problemas médicos, pero tal vez un pequeño gesto de los escritores a quienes ha ayudado durante tanto tiempo podría proporcionar alguna medida de consuelo. La Asociación de Escritores de Boxeo de América presentó por primera vez su Courage in Overcoming Adversity Award, ahora co-nombrado en honor de Bill Crawford y John McCain, en el 2006. Crawford, un boxeador aficionado, fue galardonado con una Medalla de Honor del Congreso y un Corazón Púrpura por su heroísmo en el campo de batalla durante la Segunda Guerra Mundial; McCain, un piloto de combate de la Armada, ex boxeador de la Academia Naval y ávido fanático del boxeo, fue sometido a horribles abusos como prisionero de guerra en Vietnam antes de pasar a un largo período como senador de los Estados Unidos de Arizona y en el 2008 se postuló para la presidencia como nominado republicano.

Kassim Ouma, entonces un campeón de peso mediano junior de la FIB recientemente destronado, fue la primera persona en ser reconocida por el prestigioso premio, un testimonio de los horrores que había padecido como un niño soldado reclutado en Uganda antes de desertar a los EE. UU. En el escenario para aceptar el premio, su historia era de conocimiento bastante común en los círculos de boxeo. Un año después, el segundo homenajeado fue un tipo llamado Muhammad Ali.

En total, ha habido 18 personas asociadas con el boxeo que han sido citadas por su valor para superar la adversidad. Casi sin excepción, todos los destinatarios tuvieron al menos un mínimo de reconocimiento de nombre con el electorado de BWAA (Asociacion de escritores de boxeo de America). Esperamos que las pruebas y tribulaciones enfrentadas y superadas por Marc Abrams, quien no es tan conocido por los votantes de BWAA fuera del área de Filadelfia, al menos se gane un lugar en la boleta electoral.

*Traducido para Bernard Fernandez en ib.tv

Facebook Comments