Tim Tszyu, un australiano de 24 años que compite en la categoría de peso de las 154 libras, tiene un largo camino por recorrer para llegar a las alturas de su famoso padre, que estableció una barra muy alta. Pero según todos los indicios, Tszyu, quien boxea contra su compatriota Dwight Ritchie el próximo miércoles (14 de agosto) en Sydney, tiene las herramientas para llegar lejos.

El padre de Tim, Kostya Tszyu, un australiano de la Siberia rusa, era un cometa que saliendo de los amateurs. Fue enviado para pelear contra el ex campeón de peso pluma, Juan LaPorte, en solo su cuarta pelea profesional, ganando una desproporcionada decisión de 10 asaltos. Seis peleas más tarde derrotó al ex poseedor del título mundial, Livingstone Bramble, y cuatro peleas después de eso fue campeón mundial. Un peso welter junior, Kostya Tszyu tenia un expediente de 14-2 con una no-decisión por el título mundial, ganando un boleto para el Salón de la Fama del Boxeo Internacional en su primer año de elegibilidad. (Para que conste, en la no-decisión hizo volar a Leonardo Mas en la primera ronda, anotando tres nocauts, pero el nocaut final, que dejó a Mas con una mandíbula aparentemente rota, se consideró un golpe ilegal).

Hoy en día, no es inusual que un boxeador con un antecedente amateur decorado, se mueva rápidamente a una oportunidad de título mundial (piense en Vasiliy Lomachenko y Guillermo Rigondeaux), pero en los días de Kostya Tszyu era muy raro, excepto en el caso de los boxeadores en las clases de peso más bajo. En este sentido, Tim Tszyu es diferente a su padre. Actualmente 13-0 con 10 KOs, Tim fue moviendose gradualmente como uno esperaría considerando su breve carrera de aficionado.

El legendario entrenador de boxeo australiano Johnny Lewis, quien trabajó con el Tszyu mayor y varios otros campeones mundiales, incluido Jeff Fenech, es uno de los que creen que el joven Tszyu tiene una gran ventaja. “Es dotado”, dijo Lewis al periodista australiano Duncan Huntsdale. “Veo un niño que realmente lo quiere; quiere hacerlo bajo sus condiciones, no necesita el nombre de su padre “.

En su último comienzo, en mayo de este año, Tszyu superó a Joel Camilleri en una pelea por el título australiano de peso súper welter. Luego fue a Filipinas para entrenar con Manny Pacquiao en preparación para la pelea de Pacquiao contra Keith Thurman.

El oponente de Tszyu el miércoles, Dwight Ritchie, reside en Shepparton, a unas buenas siete horas en auto desde Sydney. Apodado el “Fighting Cowboy”, Ritchie tiene un record de 19-1, pero eso es algo engañoso. Ganó sus primeras cuatro peleas, pero la comisión nacional de boxeo (y BoxRec) las borró, cambiándolas a “sin competencia”, cuando se descubrió que tenía solo 17 años en el momento en que peleó en ellas. La edad legal para un boxeador profesional en Australia es de 18 años.

Mirando el récord de Ritchie, uno supone que es poco probable que revierta el impulso de esta pelea con solo un golpe. Ha anotado solo dos nocauts. No obstante, Tszyu vs. Ritchie es un gran problema en Australia, un evento de pago por vision.

Tim Tszyu tiene su futuro inmediato planeado. Después de derrotar a Dwight Ritchie (de eso tiene pocas dudas) quiere quedarse en Australia para dos peleas más, enfrentando a Michael Zerafa de Melbourne y Jeff Horn de Brisbane, en ese orden, y luego extendió sus alas mientras busca obtener un título mundial o, al menos, un eliminador del título.

Ese itinerario, no hace falta decirlo, está sujeto a desmoronarse. Horn y Zerafa se encuentran a finales de este mes en Bendigo y ¿quién sabe a dónde irá el ganador? Además, si Tszyu pelea con cualquiera de los concursantes, es probable que tenga que subir de peso, aunque eso no debería ser un problema, ya que comenzó su carrera profesional como un peso mediano.

Entre sus otros atributos, Kostya Tszyu nunca careció de confianza, el sello distintivo de todo gran campeón. Su hijo heredó esa mentalidad y pronto descubriremos si tiene los otros ingredientes esenciales para impulsarlo a una estrella internacional.

*Traducido para Arne K. Lang en ib.tv

Facebook Comments