Rancés Barthelemy convencido del triunfo ante Robert Easter Jr. -Por J.J. Álvarez

El doble campeón mundial cubano Rancés Barthelemy está convencido que conquistará su tercera corona en el mundillo profesional, cuando enfrente al estadounidense Robert Easter Jr., el 27 de abril, en el lujoso hotel y casino Cosmopolitan, de Las Vegas, donde disputarán la faja ligera vacante “regular” de la Asociación Mundial (AMB).

Nacido en el municipio Arroyo Naranjo, de La Habana, “El Chico Explosivo” comparte honores con el Joel “El Cepillo” Casamayor, actualmente uno de sus entrenadores y coincidentemente doble monarca de las categorías del orbe súperpluma (130) y ligera (135). Barthelemy, de 32 años, se alzó con la faja súperpluma de la Federación Internacional (FIB), al doblegar unánime al dominicano Argenis Méndez, en pelea revancha, el 10 de julio de 2014, en la American Airlines Arena, de Miami. Seis meses antes había anestesiado en el segundo asalto al quisqueyano, pero la pelea fue declarada nula, pues el golpe final ocurrió instantes después del gong metálico de esa fracción. El otro cinturón del orbe lo conquistó al doblegar por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio de 2016, en Hollywood, Florida, donde el ganador tuvo que revertir una caída en el segundo asalto para recibir el respaldo de dos oficiales, en tanto el otro se inclinó por el norteño.

“No tengo dudas que seré campeón mundial por tercera vez”, dijo Barthelemy, desde su cuartel general en la llamada La Ciudad del Juego, rodeado de su hermano Yan y de Casamayor, ambos medallistas de oro en Juegos Olímpicos. “Mi nombre estará nuevamente en lo alto del deporte con grandes peleas por delante. El triunfo significará mucho para mí y para el boxeo cubano, que actualmente atraviesa un momento difícil, pero Cuba tendrá otro campeón”

El único fracaso de Barthelemy se lo infligió por unanimidad, el belarús Kiryl “La Abeja Loca” Relikh, en pleito revancha efectuado el 10 de marzo del pasado año, en el Freeman Coliseo, de San Antonio, Texas, donde disputaron el cetro vacante súperligero (140) de la AMB. En el enfrentamiento previo, Barthelemy salió con el brazo en alto, también por triple boleta de los jueces, en un reñido pleito en el que ambos fueron a la lona, el cubano en el 5to y el europeo en el 8vo.

Al referirse a su próximo combate, Barthelemy dijo que “he visto varias de sus peleas y he podido estudiarlo a fondo para conocer sus puntos fuertes y también sus debilidades. Es un gran boxeador que usa su alcance y estatura para su beneficio. Merece todo mi respeto, porque es muy talentoso y ha enfrentado a los mejores, pero estoy convencido que saldré victorioso contra él. Esta es una oportunidad que no desaprovecharé”.

Tras nueve meses de inactividad después del fracaso frente al eslavo, Barthelemy, de 32 años, regresó con nocaut en el tercer asalto ante el estadounidense Robert “Red Hot” Frankel, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde estuvo Casamayor como parte del grupo de entrenadores, una responsabilidad limitada que tuvo en algunos combates anteriores. Pero ahora “El Cepillo” es el máximo responsable de la preparación de su connacional. E igualmente se sumó por primera vez Yan, titular minimosca (48 kilos) en los Juegos Olímpicos de Atenas-2004.

“Todo ha ido muy bien bajo la guía de Casamayor y la asistencia de mi hermano Yan y también de Oscar Vásquez’’, explicó Rancés en entrevista telefónica con el Nuevo Herald, de Miami. “Hemos entrenados dos veces por día con tres o cuatro sparrings por semana contra tipos muy buenos como el ex campeón y ex rival Mickey Bay. Tenemos una fuerte estrategia y si ejecuto el plan acordado, tendremos la victoria. Siento que estoy listo física y mentalmente para este choque”.

En su anterior combate, Easter Jr. (21-1-0, 14 KOs) perdió unánime ante el también norteamericano Mikey Garcia, el 28 de julio pasado, en el Staples Center, de Los Angeles, donde el derrotado expuso por cuarta ocasión la faja ligera de la FIB. García obtuvo el triunfo con boletas de 118-109, 117-110 y 116-111, después de enviar a la lona a su rival en el tercer asalto. Sin embargo, en un error de cálculo, García sufrió un rotundo fracaso unánime ante el talentoso zurdo Errol “La Verdad” Spence -un rival que lo aventajaba ampliamente en tamaño y largo de los brazos- el 16 de marzo, en Texas, donde intentaba apoderarse de la faja welter de la FIB.

“Tengo hambre de victorias y estoy ansioso por volver al ring y demostrarle a mis fanáticos que nada ha cambiado”, dijo Easter a un diario de Toledo su ciudad natal, del estado de Ohio. “He tenido un gran campamento y me encuentro totalmente enfocado para esta pelea contra Barthelemy. Esperaba con ansiedad este nuevo chance, que es muy importante para ambos”.

Easter Jr., de 28 años, se convirtió en monarca mundial de la FIB, al derrotar por decisión dividida al ghanés Richard Commey, el 9 de septiembre de 2016, en la Arena Santander, de Reading, Pensilvania, donde el estadounidense cayó a la lona en el 8vo. round. Dos jueves se inclinaron por el norteño con boletas de 115-112 y 114-113, mientras el tercer oficial coincidió con esa última puntuación por el africano.

El norteño defendió la corona con éxito en tres ocasiones, ante el puertorriqueño Luis Cruz y frente al ruso Denis Shafikov –en ambas por unanimidad- y versus el zurdo dominicano Javier “El Abejón” Fortuna, al que se impuso por fallo dividido. Después vino el revés antes Mikey García.

Facebook Comments