Obstáculos del Canelo Alvarez vs Gennady Golovkin – Tras aniquilar con una fulminante derecha al inglés Amik Khan en el sexto asalto, la esperanza se afianzó entre los amantes del boxeo cuando el astro mexicano Saúl “Canelo” Alvarez retó al kazajo Gennady “GGG” el 7 de mayo, en la recién estrenada T-Mobile Arena, de Las Vegas, USA.

Al escuchar las declaraciones del pelirrojo azteca, el público, principalmente el mexicano, gritó, saltos de sus butacas y vitoreó al campeón mediano del Consejo Mundial (CMB), quien hizo la primera defensa exitosa del cinturón, que obtuvo por fallo unánime ante el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto, el 21 de noviembre del pasado año, en el hotel y casino Mandalay Bay, también de la Ciudad del Pecado.

Enardecido por la victoria, pero con evidente molestia por la pregunta que lo persigue desde hace meses, Alvarez respondió: “Dejémonos de mamadas, aquí (en el boxeo) no se viene a jugar, le he dicho (a Golovkin) que nos subamos al ring. Ahorita mismo me pongo los guantes y me enfrento a él”.

Alvarez, de 29 años, repitió con la misma pasión, que no le teme a nadie y que se encuentra listo para enfrentar a “GGG” Golovkin, quien suma 22 anestesiados en forma consecutiva, y es retador obligatorio por disposición del CMB, que concedió a ambos un pelea previa antes de iniciar las conversaciones para definir en el siguiente compromiso, el dueño absoluto del cinturón en esa entidad.

Tal como ocurrió con Canelo, también Golovkin demolió a su más reciente adversario, el estadounidense Dominic Wade, quien en solo dos rounds se convirtió en la vigésima segunda víctima de la fulminante pegada del europeo, el 23 de abril, en El Forum, de Inglewood, California.

Según el CMB, los representantes de Canelo, entre ellos el promotor Oscar De La Hoya, de la compañía Golden Boy, y los de Golovkin, tienen 30 días para llegar a un acuerdo o de lo contrario se convocará a una subasta pública, todavía sin fecha ni lugar para efectuarla, que definirá el organizador de la reyerta.

Eddy Reynoso, entrenador-jefe del Alvarez, reconoció que será duro enfrentar a Golovkin, pero que si ambos grupos llegan a un buen acuerdo en los puntos álgidos en disputa, entonces el enfrentamiento tendría lugar en septiembre.

“Creo que Golovkin se merece la pelea”, dijo Reynoso ante los medios, como si se tratara de una dádiva de su díscupulo y no una obligación inherente al título. “Es un campeón, uno de los mejores libra por libra, pero se trata de negocios, (porque) estamos listos para pelear con él y con el que sea, siempre y cuando nos convenga”.

Atónito dejó Reynoso a los periodistas al afirmar que “la pelea será dura, pero no es difícil, porque (Golovkin) es un peleador que solo tira piedras y saber ir para adelante (…), pero hemos enfrentado a peleadores fuertes, duros como él y hemos salido adelante”.

Sin embargo, ni “Canelo”, ni Reynoso, ni tampoco De La Hoya, dicen toda la verdad. Porque ellos han planteado exigencias que en las negociaciones se convertirán en obstáculos casi inaceptables para el grupo del kazajo.

Uno de ellos es que intentan combatir en un peso acordado (catchweight), a lo que Golovkin y el entrenador Abel Sánchez han expresado su rechazo y crea una disyuntiva a Mauricio Sulaimán, presidente del CMB, quien tendría que despojar a su coterráneo del título si no acepta enfrentar a Golovkin en el límite establecido de la categoría.

Otro detalle que creará conflicto y debe superarse en la mesa de conversaciones es el aspecto de las ganancias, pues el empresario De La Hoya ha dicho que la mayor parte (el 80 por ciento del total) debe recaer en “Canelo” Alvarez por ser la gran figura que impulsará al público a vincularse masivamente al pago-por-evento (PPV).

Dueño de la faja de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y las regulares de la Federación Internacional (FIB) y la Organización Internacional (OIB), así como la Interina del CMB, Golovkin, de 33 años, ha insistido en que desea unificar todos los títulos de la división mediana, pero quizás se vea tentado a hacer algunas concesiones para enfrentar a “Canelo”, lo que le aseguraría ganancias superiores a las que podría obtener con cualquier otro oponente.

Pero el poder de fuego demostrado por “El Asesino con Cara de Niño” (34-0-0, 31 KOs) le ha permitido ganar seguidores y reputación, así como ser considerado entre los mejores libra por libra del mundo.

Golovkin es un pegador terrible. También “Canelo” como evidenció ante Khan. De ahí que el mundo del boxeo espera con gran interés que ambos definan sobre el cuadrilátero el mejor de la división.

No obstante, me abruman las dudas. Y hasta se me puede tildar de escéptico, pero estoy convencido que por ahora ese esperado y trascendental pleito no ocurrirá, porque es mucho lo que está en juego de parte del grupo de “Canelo”, quien se ha convertido en “la gallina de los huevos de oro”.

De La Hoya no va arriesgar el futuro de Canelo como si se tratara del juego de la ruleta rusa, porque Golovkin tiene dinamita en sus puños que puede derrumbar la gran imagen que con exquisita precisión se ha elaborado meticulosamente durante años.

¿Canelo vs Golovkin?  Lo dudo … al menos este año. – Obstáculos del Canelo Alvarez vs Gennady Golovkin

Facebook Comments