Gennady Golovkin anestesió a Steve Rolls en Nueva York -Por J.J. Álvarez

La noche del 8 de junio había una gran expectación en el Madison Square Garden por ver el combate entre el ex campeón mundial kazajo Gennady Golovkin y el invicto pero desconocido canadiense Steve Rolls, en un peso límite acordado de 164 libras. En la mente de los más de 12 mil fanáticos que asistieron a la velada retumbaba con fuerza el espectacular nocaut que le propinó siete días antes el descendiente de mexicanos Andy Ruíz al británico Anthony Joshua, entonces con tres coronas mundiales de la división pesada y súper favorito para salir con el brazo en alto.

Pero “GGG” Golovkin (39-1-1, 35 KOs) no dejó margen a dudas, al derribar a Rolls (19-1-0, 10 KOs) por la cuenta definitiva en el cuarto asalto, después de combinar con potencia y precisión en esa fracción y también en la anterior, cuando prácticamente extrajo todas las reservas físicas del norteño, quien tuvo su mejor desenvolvimiento en el segundo round, lo que provocó caras de sorpresa en la Meca del Boxeo ante los impactos de “Mr. Rolls”.

Agresivo desde que sonó la campana en ese episodio, el oriundo de Toronto pegó a mitad del asalto una potente derecha y también un sólido jab de zurda, que impulsó hacia atrás la cabeza del kazajo. La hazaña lograda por “El Destructor” Ruíz una semana antes flotó como un fantasma en la instalación. Pero Golovkin no se notó afectado por los impactos y en respuesta también hizo diana con potencia, utilizando ambos puños en la cabeza y en las zonas blandas de su oponente.

Lento, cauteloso y quizás bastante apagado en los primeros compases del pleito, Golovkin en el tercer round inició un destructivo ataque que tuvo su mejor instante con una derecha recta a la mandíbula de Rolls en momentos que faltaban 1:01 minutos para el cierre de esa etapa. Tras el derechazo, las piernas de Rolls flaquearon. Fue, sin dudas, el comienzo del fin.

En el cuarto, los puños de Golovkin entraron como venenosos dardos a la anatomía de Rolls, quien en ocasiones ripostó, pero más como reflejo que debido a una potencia destructora. Una seguidilla de golpes con ambas manos de Golovkin acabaron con la poca resistencia que aún tenía Rolls. Como colofón, un zurdazo con dinamita a la parte derecha del rostro de Rolls, hizo caer al canadiense de bruces. El árbitro Steve Willis inició la cuenta protectora y se vio obligado a decretar el nocaut porque los intentos del norteño por levantarse resultaron infructuosos. El reloj electrónico indicaba que faltaban 51 segundos para que concluyera el cuarto asalto.

“Me encantan los nocauts”, dijo sonriente Golovkin al finalizar el duelo. “Amo a Nueva York y fue una gran noche para todos. Estoy listo para regresar en septiembre y hacer otro espectáculo dramático. Sí, sabemos contra quién quieren verme pelear los fanáticos”. Por supuesto, se refería a una tercera pelea con el astro mexicano Saúl “Canelo” Alvarez, que no tendría grandes obstáculos pues ambos se encuentran bajo contrato de DAZN, que fue la primera del kazajo bajo esa plataforma digital e igualmente su única presentación en 22 peleas desde 2009, sin estar involucrado en un título mundial.

Canelo y Golovkin se han enfrentado dos veces. La primera el 16 de septiembre de 2017 concluyó en empate, al recibir el kazajo un voto de 115-113 de Dave Moretti, en tanto Don Trella ofreció 114 puntos a cada contendiente. La nota discordante la ofreció la jueza Adalaide Byrd, quien se inclinó ¡118-110! por el pelirrojo de Guadalajara, que en su absurda votación otorgó 10 asaltos a Canelo y solo dos a Golovkin. El fallo se inscribe entre los más parcializados de la historia de esta disciplina y le hizo perder total credibilidad a Byrd a pesar de su larga trayectoria en pleitos mundiales.

La segunda batalla ocurrió un año casi exacto después (el 15 de septiembre), también en la T-Mobile Arena, donde Golovkin exponía las fajas del Consejo Mundial (CMB), Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional (FIB) y la menos reconocida de la Organización Internacional (OIB). Dos oficiales Dave Moretti y Steve Weisfeld consideraron ganador a Alvarez con puntuaciones de 115-113, pero Glenn Feldman dio 114 unidades a cada gladiador. El resultado mayoritario para Canelo lo convirtió en múltiple monarca de la categoría mediana.

El promotor Tom Loeffler, quien guía los destinos de Golovkin, señaló que “los fanáticos exigen que quieren ver una tercera pelea entre ambos boxeadores. DAZN firmó a Gennady para hacer esa tercera pelea con Canelo. Y nosotros haremos todo lo que esté de nuestro lado para que se concrete. Será un megaevento y probablemente la pelea con mayores ganancias de la historia”.

GOLOVKIN DEBUTO CON NUEVO TECNICO EN LA ESQUINA

Para Golovkin, de 37 años, fue el debut bajo la supervisión del experimentado técnico estadounidense Jhonatan Banks, después de una turbulenta ruptura con el mexicano Abel Sánchez, quien lo recibió en 2010 en su cuartel general en Big Bear, California, cuando el kazajo arribó a los Estados Unidos.

Golovkin y Sánchez –uno de los más avezados técnicos del mundo- rompieron su unión hace pocas semanas y lo hicieron en los peores términos, ofendiéndose públicamente, cuando en muchas ocasiones ambos señalaron que se trataba de una relación sólida, de total respeto, como la que sostienen padres e hijos.

“Quiero anunciar que he hecho una decisión trascendental para mí y para mi carrera”, dijo Golovkin en su cuenta de Instagram, a escasos 40 días de su pelea contra Rolls. No fue una decisión fácil para mí y en modo alguno tiene que ver con las habilidades profesionales de Abel. Es un gran entrenador, un entrenador leal, miembro del prestigioso Salón de la Fama”.

Pero Sánchez mostró su disgusto con la decisión de Golovkin, al que acusó de codicia y falta de ética, después de nueve años juntos. “Él propuso una reducción en la compensación como entrenador”, escribió Sánchez en un comunicado. “Mi dignidad y honor no me permiten aceptar un abuso de esa índole. Es desafortunado que esta relación termine así, por tener una actitud codiciosa, desagradecida, carente de ética, honor o integridad”.

Sánchez comenzó a entrenar a Golovkin en 2010, cuando el desconocido de la ciudad kazaja de Karaganda entró en su gimnasio ubicado en Big Bear, California. Bajo la orientación del técnico mexicano Golovkin obtuvo 37 triunfos consecutivos y los títulos de la AMB, el CMB, la FIB y la IBO en las 160 libras. En un momento de su carrera Golovkin ganó 23 peleas por nocaut, 18 de ellas con Sánchez en su esquina.

Facebook Comments