!Despejada la incógnita!: Deontay Wilder afirma que Luis Ortíz será el próximo -Por J.J. Álvarez

Cuando el campeón mundial de los pesos pesados Deontay Wilder anestesió en el primer asalto al también estadounidense Dominic Breazeale, el 18 de mayo, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, el zurdo cubano Luis Ortíz escaló subió al cuadrilátero y dijo ante las cámaras: “Eso lo debe decir él (Wilder)”. Así respondió el llamado “King Kong” a la pregunta de si enfrentaría al mastodonte norteamericano en un futuro inmediato.

Han transcurrido menos de dos semanas y ya “El Bombardero de Bronce” Wilder despejó la incógnita en las redes sociales: “!Wilder vs Ortíz II Fuego! Y a continuación añadió: “A todos mis fanáticos, quiero anunciar que Luis Ortiz y yo hemos firmado la revancha, con la fecha y lugar que serán anunciados en breve. Todas mis peleas controversiales vendrán cuanto antes”.

Aunque no reveló los términos económicos del acuerdo, la elección de Wilder cierra una montaña de especulaciones en cuanto el siguiente rival del dueño de la faja del Consejo Mundial (CMB), que defendió por novena ocasión ante “El Problema” Breazeale, quien al momento de revés sumaba tres triunfos, todos por la vía del sueño. Previamente, en junio de 2016, había recibido idéntica medicina en el séptimo episodio de manos del británico Anthony “AJ” Joshua, dueño de tres títulos en la categoría completa, y con pleito señalado ante el mexicano-estadounidense Andy “El Destructor” Ruíz, el 1 de junio, en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York. Ruíz ocupa la plaza de Miller.

Wilder (41-0-1, 39 KOs) y Ortíz (31-1-0, 26 KOs) se enfrentaron el 3 de marzo del pasado año, en el Barclays Center, donde el norteño obtuvo el triunfo por nocaut técnico en el décimo asalto, pero el retador estuvo a punto de salir con el brazo en alto en el sexto, cuando pegó potentes golpes con ambos puños, que pusieron en malas condiciones a Wilder, salvado literalmente por la campana. Sin embargo, el zurdo de Camagüey careció del indispensable instinto asesino para rematar. Permitió que su oponente se recuperara al salir para el séptimo round y después pagó por su falta de determinación.

EDDIE HEARN: “ORTIZ RECHAZO $ 7 MILLONES”
Hace pocas semanas, Ortíz encabezaba la lista de rivales de Joshua para reemplazar a Jarrell “Big Baby” Miller (23-0-1, 20 KOs), quien fue suspendido tras dar positivo a varias pruebas de dopaje. Por esos días, Eddie Hearn, promotor de Joshua, expresó que el zurdo cubano era la primera opción para enfrentar a Joshua, pero Ortíz y su equipo rechazaron las ofertas millonarias que le enviaron.

“Después del positivo de Miller, llamé a ´AJ´y le dije que tenía noticias terribles y cuando le pregunté a quién quería para sustituirlo, el primer nombre que mencionó fue el de Ortíz”, dijo Hearn, considerado el cerebro detrás de la plataforma digital DAZN, que está tomando un rol protagónico en el boxeo actual. Según el empresario, el acuerdo se fue a pique porque los asesores de Ortíz rechazaron una oferta de $ 7 millones, muy superior a la oferta que le hicieron a Miller.

Hearn añadió que desconocía las decisiones que se tomaron en el campamento de Ortíz: “¿Quién lo está rechazando? ¿Es el propio Ortíz? ¿Es su manager? ¿O serán su consejero, su promotor o es alguien más del grupo que no aceptó, cuando tuvieron en sus manos una oportunidad mucho más lucrativa que cualquier otra anterior”.

ENTRENADOR DE ORTIZ DESMIENTE A HEARN
Al conocer las declaraciones de Hearn, el grupo que guía la carrera de “King Kong” Ortíz puso el grito en el cielo: “Es una mentira que no quisimos la pelea y la dejamos pasar”, precisó German Caicedo, entrenador de Ortíz. “Es cierto que se discutió una vez y se le dijo a Hearn que enviara el contrato. Pero no lo envió ni tenía la intención de hacerlo. Ese fue Eddie Hearn hablando consigo mismo y pensando que hablaba con Ortíz. Puede mencionar $ 20 millones, pero sin un contrato firmado, no hay nada real”.

Caicedo explicó que en su criterio la parte de Joshua tenía preocupación por la falta de tiempo para prepararse para un pegador zurdo, que también sabe boxear. “Lo mejor hubiera sido que solicitaran un plazo mayor, digamos 10 semanas, pero no utilizar argumentos que no se ajustan a la verdad”, insistió Caicedo.

ORTIZ SUMA TRES VICTORIAS
Con posterioridad al revés ante Wilder, Ortíz suma tres victorias, la más reciente frente el rumano-alemán Christian Hammer (antes Cristian Ciocan), el 2 de marzo, en el Barclays Center, donde el cubano mayoreó las acciones todo el tiempo. Dos de los jueces otorgaron boletas de 99-91 y el otro concedió los 10 asaltos a Ortíz (100-90). Ese fue la tercera victoria consecutiva después del descalabro ante Wilder. Las dos anteriores por nocaut en el segundo asalto frente al rumano Razvan Cojanu, en julio de 2018 e igualmente por la vía del cloroformo en el 10mo ante el estadounidense Travis Kauffman, en diciembre pasado, en el Staples Center, de los Angeles, California, donde el norteño fue a la lona en el 6to y el 8vo, antes de ser derribado definitivamente en el 10mo

Facebook Comments