Andy Ruíz Jr.: “Seré el primer campeón mundial mexicano de los completos” -Por J.J. Álvarez

Llegó la hora para el estadounidense Andy Ruíz Jr. Y lo que más viene a la mente al escuchar sus declaraciones es ese refrán que afirma que “del dicho al hecho… gran trecho”. Ya que el descendiente de mexicanos está convencido que puede vencer porque conoce las debilidades del campeón mundial Anthony Joshua, a quien enfrentará el 1 de junio, en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York.
Son pocos los que concuerdan con Ruíz Jr. (32-1-0, 21 KOs), inferior en alcance y estatura al invicto “AJ” Joshua (22-0-0, 21 KOs), dueño de los títulos de la Organización Mundial (OMB), la Federación Internacional (FIB), de “súpercampeón” de la Asociación Mundial (AMB) y el menos reconocido de la Organización Internacional (OIB), los cuatro al alcance de los puños del norteño.

Pero la tarea luce titánica frente a un peleador con cuatro pulgadas más en altura (6´6 pies x 6´2) e igualmente con ventaja en el largo de brazos (82 pulgadas por 74). La lógica indica que Ruíz tendrá que buscar el combate en la corta distancia para neutralizar la ventaja física del monarca, aunque el retador posee ciertos atributos boxísticos, que deben tener en cuenta. De cualquier forma, si Joshua es el ganador, como indican las apuestas, deben zanjarse definitivamente, las diferencias para que se concrete el enfrentamiento que todos los amantes del boxeo claman entre el propio Joshua y el norteamericano Deontay “El Bombardero de Bronce” Wilder (41-0-1, 40 KOs), propietario de la faja del Consejo Mundial (CMB).
“Tiene (Joshua) debilidades. Pero los chicos con los que ha peleado no han sabido explotarlas”, dijo Ruíz Jr. en entrevista con Skysports.com. “Sé que él no ha enfrentado a un rival como yo, que le causará muchos problemas. Y a los escépticos les anuncio que por primera vez en la historia habrá un campeón mundial de peso pesado mexicano”.

“El Destructor” Ruiz, de 29 años igual que el británico, suma tres victorias, la más reciente por abandono en el quinto asalto del ruso-alemán Alexander “Sascha” Dimitrenko, el 20 de abril pasado, en la ciudad californiana de Carson. Al finalizar la quinta fracción, la esquina del europeo comunicó al árbitro Ray Corona que su discípulo no saldría a pelear en el siguiente episodio. Según las reglas del estado de California, el resultado es de KO.
Expertos consideran que el plan táctico de Ruíz Jr. consistente en exigirle el máximo a Joshua desde el principio, puede rendir sus frutos, porque el gigante inglés se agota demasiado y después necesita varios asaltos para recuperarse, como se demostró en pleitos anteriores con Carlos Takam, Dillian Whyte, a los que al final anestesió, o ante Joseph Parker, al que se impuso por unanimidad, en marzo de 2018, en Cardiff, Gales.

Coincidentemente, el australiano Parker es el único que ha derrotado a Ruíz Jr. (por decisión mayoritaria), en combate efectuado en diciembre de 2016, en Nueva Zelandia, donde estuvo en juego el cinturón vacante de la Organización Mundial (OMB), que después pasó a manos de Joshua.
“Creo que Joshua es el rival perfecto para mí”, añadió Ruíz Jr. “Él es alto, pero no tiene muchos movimientos de cabeza, así que creo con mi velocidad y aplicándole presión, eso le molestará mucho y podré arrebatarle los títulos. Me siento bien, he entrenado fuerte, mi cuerpo se siente bien listo para cuando llegue el pleito el 1 de junio”.
A pesar de las opiniones adversas sobre Ruíz (sustituto del también estadounidense Jarrell “Big Baby” Miller, que dio positivo a varias pruebas antidopaje), el entrenador de Joshua (Rob McCracken) ha elogiado las habilidades del recién elegido, quien en criterio del técnico significa un serio obstáculo en las aspiraciones del campeón de mantener los títulos en esta categoría de los mastodontes.

“Andy Ruíz Jr. es un oponente muy peligroso”, afirmó McCracken. “Sabe muy bien lo que hace sobre el ring, tiene un buen poder en sus puños, repite el jab de zurda con frecuencia y posee un aceptable nivel técnico. Es un gran desafío para cualquiera y a pesar de tener muchas peleas, exhibe una sola derrota por decisión dividida. Es el mejor retador disponible después de Miller”.
En su último ascenso al cuadrilátero, Joshua aplicó el cloroformo en el séptimo asalto al ruso Alexander Povetkin, el 22 de septiembre del pasado año, en el estadio de Wembley, Inglaterra, donde el retador cayó a la lona par de veces en ese fatídico episodio, antes que el árbitro anulara las acciones.
Por su parte, Manuel Robles Jr., quien dirige la preparación de Ruíz Jr., aseguró que después del triunfo ante Dimitrenko, su discípulo regresó casi de inmediato al entrenamiento y para el duelo con Joshua tendrá cinco semanas de labor específica, pero en total no ha parado en 10 semanas casi en forma ininterrumpida, por lo que llegará a punto para la próxima confrontación.

Al referirse a la estrategia que tiene previsto, Robles Jr. señaló que “no es un secreto que tenemos que pelear adentro, buscar el combate lo más cerca posible de Joshua, porque él es el hombre más alto y con mayor alcance de sus brazos. Si logramos anular que se mueva en la distancia, tendremos una gran oportunidad de llevarnos la victoria. Y Andy puede tiene suficientes recursos para hacerlo y convertirse en campeón mundial”.

Facebook Comments