¿Podrá  Manny Pacquiao derrotar a Keith Thurman? -Por J.J. Álvarez

Las especulaciones van de la mano con el boxeo. Y en cada pleito, los análisis sobre un posible ganador se apoyan en factores objetivos, como actuaciones en peleas previas, edad, estatura, lesiones, tiempo sin pelear y muchos más, que ofrecen una valoración de quién resulta favorito para conquistar la victoria. Igualmente, los pronósticos se sustentan en elementos subjetivos, como la combatividad, la inteligencia, la adaptación rápida al plan táctico del rival, la resistencia y la fortaleza mental, junto a un sinnúmero de etcéteras, que en innumerables ocasiones determinan el resultado hacia uno u otro peleador.

Muchos de estos elementos comenzaron a aparecer en las redes sociales desde que se anunció el choque entre el astro filipino Manny “PacMan” Pacquiao, monarca “regular” de la Asociación Mundial (AMB) y el estadounidense Keith “One Time” Thurman, dueño de la “súper corona” en la misma organización, quienes se enfrentarán el 20 de julio, en Las Vegas, en un duelo de Pague-por-ver (PPV), que transmitirá la cadena Fox.

Múltiple monarca en siete divisiones, Pacquiao (61-7-2, 39 KOs) se lanza al ruedo ante Thurman (29-0-0, 22 KOs), un púgil invicto y 10 años más joven que él, igualmente con innegables habilidades y poder, lo que significa un riesgo enorme para el tagalo, que ha insistido en una revancha con Floyd “Money” Mayweather, después de aquel memorable fraude boxístico de mayo de 2015, donde el norteño se llevó el triunfo unánime, en una confrontación que generó más de $ 600 millones en ingresos totales y vendió más de 4,6 millones de PPV, cifras que lo convierten en el combate más lucrativo de la historia.

Incapaz de recibir la oportunidad de revancha frente a Mayweather Jr., el senador filipino Pacquiao y sus asesores se dieron a la tarea de hurgar entre los rivales de mayor nivel disponibles y lo encontraron en Thurman, quien viene de imponerse por fallo mayoritario a Josesito López en enero pasado, después de una ausencia temporal por lesiones de casi dos años.

Aunque envió a su rival a la lona en el segundo asalto, Thurman tuvo una actuación mediocre ante López. Y quizás fue uno de los factores que analizaron los representantes de Pacquiao para buscar la reyerta, que sin dudas aportará enormes ganancias a los dos contendientes. Pero en el caso de Pacquiao, con una extraordinaria carrera que lo llevará al Salón de la Fama cuando cuelgue los guantes, no puede señalarse que eligió al estadounidense porque éste tuvo un deslucido combate previo. El astro de Filipinas se ha enfrentado a la flor y nata del boxeo durante toda su exitosa trayectoria, sin pensar quién era el adversario más fácil. Todo lo contrario.

“Creo que Thurman es uno de los mejores libra por libra del mundo”, dijo Pacquiao a Yahoo Sports. “Es por eso que deseo pelear con él. En su trayectoria se observa que ha derrotado a Robert Guerrero y Danny García, dos ex campeones mundiales y también a Shawn Porter, actual monarca del Consejo Mundial (CMB). Siempre busqué tener los mayores desafíos y Thurman es uno de ellos. Además, es el mejor de las 147 libras disponible en este momento. He visto los videos de sus peleas y es innegable que traerá su excitante estilo al cuadrilátero. Eso es lo que desean los fanáticos, que peleen los mejores”.

PACQUIAO SUMA DOS TRIUNFOS TRAS REVES ANTE JEFF HORN
Después del fracaso ante Mayweather Jr., el zurdo filipino alcanzó par de éxitos y con posterioridad sufrió otro percance ante el local Jeff “El Avispón” Horn, en julio de 2017, en Brisbane, Australia, donde una buena cantidad de observadores estimaron que el fallo resultó injusto, sin olvidar que Pacquiao recibió innumerables críticas de sus propios simpatizantes, que alegaron no se preparó convenientemente porque estuvo alejado de las exigencias del gimnasio. Aún así, el criterio mayoritario es que debió recibir votación favorable ante Horn.

Doce meses después, en los que hubo cierta incertidumbre por declaraciones de Pacquiao en el sentido que colgaría los guantes y se lanzaría a la carrera presidencial en Filipinas, nuevamente regresó al encordado con sólido triunfo por nocaut técnico en siete asaltos, ante el argentino Lucas “La Máquina” Matthysse, en julio de 2018, en Kuala Lumpur, Malasia. El resultado fue más alentador, tras un largo período de nueve años sin anestesiar a sus oponente.
Y en enero último, Pacquiao ofreció otra magnífica demostración ante el estadounidense Adrien “El Problema” Broner, al que doblegó por unanimidad en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas. Dos oficiales entregaron boletas de 116-112 y el otro de 117-111.

Fiel a su estilo agresivo, Pacquiao llevó la iniciativa del combate e igualmente con su incisivo y constante ataque estuvo a punto de derribar a Broner en tres asaltos (6to, 7mo y 9no), resultado de una impresionante velocidad de manos y piernas, a pesar de que un mes antes había cumplido 40 años. Broner, 11 años más joven, evidenció que no estaba preparado para un rival de tanta rapidez y felinos movimientos, y casi se limitó a evitar el castigo al cuerpo y las combinaciones del asiático, dueño de las acciones durante todo el pleito, por lo que resultó desacertada la puntuación de los oficiales.

PACQUIAO O BRONER, ¿QUIEN GANARA?
Resistiéndose a la palabra “retiro”, Pacquiao estima que puede vencer a Thurman, pues todavía posee suficiente pegada y velocidad (como ratificó ante Matthysse y Broner) para contrarrestar las habilidades del norteño, quien ante López mostró el óxido propio de dos años sin combatir, pero es uno de las grandes figuras de la categoría welter.
Algunos señalan que ambos tienen iguales posibilidades de victoria. Otros se inclinan por Thurman, alegando que además de estar en la cima de su carrera, aventaja al filipino en estatura y juventud. De cualquier forma, es sensato asegurar que Thurman se presentará en mejores condiciones que en su choque previo ante López. Habrá acción asegurada y ganará … el que logre imponer maestría y talento. Nuestro voto hacia Pacquiao por decisión.

Facebook Comments