¿Quién será el próximo rival de Canelo Alvarez? -Por J.J. Álvarez

Sería una valoración simplista identificar a Saúl Álvarez solo como un destacado boxeador mexicano, ídolo de millones de fanáticos, que posee tres coronas de la división mediana. “Canelo” es mucho más que eso. Porque ya simboliza una exitosa “marca registrada”, que convierte en “oro verde” todo lo que se vincula con su carrera boxística, tal como ocurrió al kazajo Gennadi Golovkin o al estadounidense Daniel Jacobs, los beneficiados más recientes.

“GGG” Golovkin (38-1-1, 34 KOs) efectuó dos pleitos ante el pelirrojo mexicano en 2017 y 2018, el primero concluido en controvertido empate y el segundo en fallo adverso mayoritario, que le significó perder la condición de invicto y los cinturones de los 60 kilos, que hoy adornan las vitrinas personales del astro de Guadalajara. Pero en lo económico, el oriundo en Karaganda, Kazajastán incrementó sus arcas con cifras millonarias que sobrepasaron los dos dígitos en cada uno de esos enfrentamientos.

Algo similar le ocurrió a “El Hombre del Milagro” Jacobs (35-3-0, 29 KOs), vencido unánime en duelo de enorme propaganda mediática, pero sin grandes intercambios sobre el cuadrilátero, que arrancó algunos bostezos y malestar entre los más de 20 mil espectadores que asistieron a la velada del 4 de mayo, en la T-Mobile Arena, donde ambos contendientes concluyeron sin marcas visibles en sus respectivos rostros.

Para Canelo fue la segunda de sus 11 peleas con la plataforma digital DAZN, que le extendió contrato por 5 años y una exorbitante suma de $ 365 millones. Y tanto Jacobs como Golovkin,recibieron igualmente el manto benefactor de enfrentar al azteca, al recibir un cheque de $ 10 millones, solamente por estampar la firma en el documento.

PRETENDIENTES ACOSAN A CANELO PARA SEPTIEMBRE
Las ganancias de Golovkin y Jacobs en el plano monetario y la enorme divulgación que genera la reyerta frente a Canelo, motiva a los púgiles de las divisiones cercanas (inferiores y superiores) a retar al que se considera el sucesor de Floyd “Money” Mayweather como el “rey de la taquilla” y de los beneficios económicos. De acuerdo con DAZN, el Canelo-Golovkin lo observaron 1,2 millones de televidentes a través de esa plataforma de streaming, que por un costo básico de $ 19.99 mensuales, ha desplazado al costoso PPV ($ 100 por el Mayweather-Pacquiao), con suscriptores en Estados Unidos, Austria, Canadá, Alemania, Italia, Japón, España y Suiza.

De ahí que tanto el imbatido estadounidense Demetrius Andrade, así como el también invicto británico Callum Smith anden a la caza de Alvarez, sin obviar a otros como Golovkin, que busca la revancha en la trilogía, o el virtuoso campeón mundial estadounidense de los 47 kilos Errol Spence Jr. o el ruso ex monarca del orbe en los semicompletos Sergey Kovalev.

El zurdo “Boo Boo” Andrade (27-0-0, 17 KOs), de 31 años y dueño del cetro mediano de la Organización Mundial (OMB), enfiló los cañones hacia Canelo antes incluso del triunfo del púgil azteca frente a Golovkin. E incrementó el bombardeo en las redes sociales tras el compromiso más reciente el 4 de mayo, en la T-Mobile Arena.

Aunque Andrade aceptó una defensa voluntaria ante el polaco Maciej Sulecki (28-1-1, 11 KOs), que se efectuará el 29 de junio, en Providence, Rhode Island, ha insistido en que después, si sale con el brazo en alto, desea a Canelo para arrebatarle los 3 cinturones y ser el dueño de los cuatro títulos más relevantes de los 60 kilos. “Mi objetivo inmediato es Sulecki, pero después quiero a Canelo”, ha repetido Andrade en cuanta entrevista le han preguntado. “Tenemos un asunto pendiente que ambos queremos resolver para definir quién es el mejor de la división mediana”.

Sin embargo, el empresario Oscar De La Hoya, quien promueve la carrera de Canelo con la compañía Golden Boy, ha afirmado que Andrade es uno de los posibles rivales de Canelo para septiembre, pero no el único, pues también Golovkin, Smith y Kovalev “están golpeando la puerta” de su representado. Y el hecho de que Andrade tenga acción a finales de junio, lo coloca en una posición difícil para estar recuperado y listo para el 4 de septiembre, la fecha programada para la siguiente pelea de Canelo.

“(Andrade) no es el único aspirante para el próximo combate (de Canelo)”, dijo De La Hoya ante varios periodistas. “Cierto que Canelo desea unificar las cuatro coronas, pero hay diferentes escenarios que pueden ocurrir. Y hay que conocer que tanto Golovkin, como Smith y Kovalev podrían crear ese escenario. No hemos decidido nada todavía. Él (Canelo) tiene varias opciones, ya sea en 160, 168 o 175 libras, pero ahora debe descansar y después entre todos los del equipo tomaremos una decisión. Pero debo enfatizar que Canelo nunca ha rechazado un reto. Veremos quién será el elegido”.

Dueño de la faja de las 168 libras, de la Asociación Mundial (AMB), “Mundo” Smith (25-0-0, 18 KOs) tiene señalado espacio el 1 de junio, sin un oponente definido, en el Madison Square Garden, de Nueva York, donde su compatriota Anthony “AJ” Joshua expondrá los cinturones de la categoría súpercompleta ante Andy “El Destructor” Ruíz, quien sustituye a su coterráneo estadounidense Jarrell “Big Baby” Miller, que dio positivo a las pruebas de doping.

Smith, de 6´3 pulgadas –aventaja en 7 al Canelo- conquistó la corona en la Súper Serie Mundial (WBSS) del pasado año, al derrotar por nocaut en el 7mo asalto al también británico George “El Santo” Groves, el 2 de junio, en la 02 Arena, de Londres, capital de Inglaterra.

CANELO NO DESCARTA EL TERCER ENFRENTAMIENTO CON GOLOVKIN
“Si la gente quiere otro combate (con Golovkin), podemos hacerlo de nuevo y lo derrotaré como la vez anterior”, dijo Alvarez al ser preguntado, instantes después de concluida la pelea ante Jacobs. “Por eso estoy aquí. Para eso nací. Para defender lo que ahora es mío. Pelearé contra cualquiera”.

Llama la atención que las palabras de Alvarez contradicen en parte las que expresadas por De La Hoya, quien recalcó que Golovkin tendría que poseer una corona mundial para vérselas nuevamente con su representado.

Ahora “Canelo” suma 11 victorias consecutivas desde su descalabro por decisión ¿mayoritaria” ante el también estadounidense Floyd “Money” Mayweather, el 14 de septiembre de 2013, cuando combatía en la categoría súperwelter. Al ostentar tres coronas, Alvarez comparte honores con los también mexicanos Ricardo “Finito” López y Juan Manuel “Dinamita” Márquez, los únicos púgiles de ese país, que han exhibido un trío de títulos en una misma división

Por su parte, Golovkin chocará con el canadiense Steve Rolls (19-0-0, 10 KOs), el 8 de junio, en el Madison Square Garden. Y aunque salga victorioso, tendrá una Espada de Damocles, que le han colocado los directivos de Golden Boy Promotions: tener un título del orbe para la tercera pelea contra Canelo.

Facebook Comments