Wisaksil Wangek vs Juan F. Estrada: !revancha con guerra garantizada en El Forum! -Por J.J. Álvarez

Solo habían transcurridos pocos segundos desde que el tailandés Wisaksil Wangek fue declarado vencedor por fallo mayoritario, en febrero de 2018, cuando sobre el cuadrilátero de El Forum, en Inglewood, California, se escuchó la desaprobación del mexicano Juan Francisco Estrada por las boletas ofrecidas por los jueces: “Fue un robo”.

Conocido por el pseudónimo de “Srisaket Sor Rungvisai”, Wangek (47-4-1, 41 KOs) se impuso a “El Gallo” Estrada (38-3-0, 26 KOs), en un pleito cerrado de principio a fin, en el cual dos oficiales, Steve Morrow (con una injusta y desproporcionada votación de 117-111) y Cathy Leonard (115-113), ofrecieron respaldo al asiático, en tanto Dave Moretti estimó que ambos ganaron seis asaltos y concedió 114 puntos a cada contendiente. Fue la segunda defensa exitosa para el tailandés, quien un año antes se había apropiado del cinturón verde y oro, al doblegar al nicaragüense Román “Chocolatito” González, entonces uno de los mejores libra por libra del planeta. Y posteriormente la sorpresa resultó mayor en la revancha, cuando Wangek noqueó en el cuarto asalto al centroamericano, en septiembre de 2017.

Firmemente convencido de que habían cometido un error los encargados de impartir justicia, Estrada solicitó de inmediato la revancha, con el propósito de demostrar que le escamotearon la corona súpermosca del Consejo Mundial (CMB). “Espero que me ofrezca esa oportunidad”, afirmó con visible disgusto el gladiador azteca. Y la respuesta de Wangek unos días después no se hizo esperar, al notificarle a Mauricio Sulaimán, presidente de esa organización, con sede en territorio mexicano, que desechaba un pleito posterior opcional –al cual tenía derecho por reglamento- e iría directo a vérselas con el nacido en Puerto Peñasco, Sonora.

Sin embargo, las negociaciones no fructificaron de inmediato. Y Wangek efectuó par de combates sucesivos en su natal Tailandia, con triunfos ante el surcoreano Young Gil Bae (KO-1) y versus el mexicano Irán “El MagnifiKO” Díaz, a éste por unanimidad, en la tercera defensa del cinturón de las 115 libras. Estrada, por su parte, también hizo dos ascensos al cuadrilátero, el primero frente a su compatriota Felipe “El Gallito” Orucuta, y el otro ante el igualmente azteca Víctor “Spock” Méndez, con victorias por unanimidad y nocaut técnico, respectivamente.

REVANCHA ENTRE WANGEK Y ESTRADA: GUERRA GARANTIZADA EN EL FORUM
El zurdo Wangek, de 32 años, y Estrada, de 29, cruzarán guantes por segunda ocasión el viernes 26 de abril, en el mismo escenario donde combatieron hace 14 meses: el legendario El Forum, donde el público disfrutará a plenitud como en el primer duelo, pues no existen dudas que habrá permanentes intercambios, una guerra sin cuartel por la victoria y que seguramente será candidata a Mejor Pelea del año.

“Rungvisai y yo nos conocemos y ambos sabemos lo que cada uno de nosotros trae a la mesa, por lo que estoy seguro de que vamos a ofrecer una gran pelea”, dijo Estrada sobre lo que se avecina. “Me siento más rápido y más fuerte que la vez anterior, ya estoy en el peso y voy por la victoria, para darle a mi hogar de Sonora y a mi país México este campeonato mundial, ya que es un sueño que nadie me impedirá cumplir”.

Estrada, de 29 años, se alzó con las fajas mundiales mosca (112 libras) de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y de la Organización Mundial (OMB), en abril de 2013, al imponerse por decisión mayoritaria, al estadounidense Brian “El Hawaiano Punch” Viloria, en la Cotai Arena, del Venetian Resort y Casino, de Macao, China. En lo adelante, hizo cinco exposiciones del cinturón hasta que emigró a la categoría inmediata superior de 115 libras.

Alfredo Caballero, jefe técnico de Estrada, confía en que su discípulo derrotará a Wangek y espera que sea por la vía del cloroformo para que no existan dudas de la superioridad de su alumno y para ratificar que hubo un fallo desacertado en el primer enfrentamiento.

“Hemos trabajado muy fuerte en Los Mochis, un lugar en el que hicimos la preparación por tercera vez”, dijo Caballero a ESPN Deportes. “Es una tierra de campeones y un sitio donde hay muchos buenos peleadores, también excelentes gimnasios y nos hemos preparado muy bien para este trascendental reto”.

Caballero explicó que Estrada tuvo varios percances en días previos al primer combate contra Wangek. “Solo logró entrenar durante tres semanas, pues sufrió algunas lesiones graves, en la columna vertebral, en la rodilla y otra en el cuello, que lo obligó a permanecer en el hospital siete días. Cuando salió hubo que intensificar el trabajo en corto tiempo, pero dio una gran pelea, porque es una persona fuerte e inteligente, que supo manejar la pelea. Esta vez considero que existe la oportunidad de noquearlo en las últimas rondas”.

WANGEK, DE DESCONOCIDO A FAVORITO
Cuando Wangek enfrentó por primera vez al entonces campeón mundial nicaragüense “Chocolatito” González, NADIE (sí, con mayúsculas) le otorgó posibilidades de salir con el brazo en alto en aquella confrontación, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York. Era, de acuerdo con el criterio generalizado, un compromiso de puro trámite para el nacido en el Barrio La Esperanza, en Managua, la capital nicaragüense. Pero, la vida te da sorpresas y el boxeo es parte de la cotidianidad.

El resultado mayoritario, favorable al zurdo asiático, tampoco satisfizo a la gran mayoría, aunque sobre el tapiz de la histórica instalación de la Gran Manzana hubo un encarnizado combate de toma y daca por ambas partes, que los jueces premiaron con dos boletas de 114-112 para Wangek, en tanto el otro dio votación pareja de 113. Pero ya en ese momento, el visitante obligó a que hubiera muchas caras de asombro, al derribar en el asalto de apertura al astro centroamericano, entonces considerado el mejor libra por libra del mundo, mientras el tailandés recibió penalización de un punto en el sexto por ilegal cabezazo.

Así las cosas y con vertiginosa celeridad, los representantes de uno y otro boxeador firmaron la revancha -que estaba recogida en el acuerdo previo- para que chocaran nuevamente seis meses más tarde. Y tampoco es ajeno a la verdad, que para esa segunda versión la mayoría estimó que “Chocolatito” González recuperaría la faja de las 115 libras, correspondiente al Consejo Mundial (CMB), pues el compromiso previo había sido consecuencia de una noche mala, sin real trascendencia, de esas que han afectado hasta a los más grandes peleadores en sus carreras.

Pero si hubo sorpresas en marzo, lo ocurrido el 9 de septiembre, en el StubHub Center, de Carson, California, dejó estupefactos a los presentes en esa instalación y a los cientos de miles que siguieron el espectáculo por la pequeña pantalla: Wangek noqueó a González en el cuarto round, después de derribarlo un momento antes. Casi fue imposible de creer cuando el árbitro Tom Taylor agitaba sus manos en el aire en señal de que el centroamericano estaba incapacitado de seguir, por el efecto de los potentes impactos del asiático, que vale añadir salió como una tromba desde el comienzo, como si en ello le fuera la propia vida, en su debut en Estados Unidos.

El enfoque sobre el entonces desconocido Wangek, que acumula 20 victorias en sucesión, 17 antes del límite, ha cambiado radicalmente y ahora parte como ligero favorito en la segunda pelea contra Estrada, que será transmitida por la plataforma digital DAZN, en una co-promoción entre Matchroom Boxing, que auspicia a tailandés, y Zanfer Promotions, del mexicano.

El último revés de Wangek se lo infligió el mexicano Carlos “El Príncipe” Cuadras, en territorio mexicano, el 31 de mayo de 2014, cuando el asiático hacía su debut en América y efectuaba su cuarta salida de su país, las tres anteriores finalizadas en fracasos en visitas a Japón, en los inicios de su carrera profesional. De aquella fecha hasta acá ha llovido mucho. Tanto, que Wangek es incluido hoy entre los mejores libra por libra del orbe para varias publicaciones especializadas.

Wisaksil Wangek vs Juan F. Estrada: !revancha con guerra garantizada en El Forum!

Facebook Comments