Teófimo López: “Quiero a Commey y después a Lomachenko” -Por J.J. Álvarez

Para un joven de sólo 21 años como Teófimo López, que prácticamente hace sus pinitos en el boxeo, sus palabras pueden parecer extremadamente ambiciosas, en el mejor de los casos, o hasta irrespetuosas si se analiza que van dirigidas hacia dos hombres que dominan en la categoría ligera: “Quiero primero a (Richard) Commey y a continuación a (Vasyl) Lomachenko”, afirmó López con extraordinaria emoción al definir su futuro inmediato.

“Primero debo derrotar a (Edis) Tatli, luego adueñarme de la corona de (Richard) Commey y a continuación defenderla en pleito de unificación con (Vasil) Lomachenko, aunque también podría ser (el puertorriqueño José) Pedraza o Mikey (García), cualquiera de esos tipos”, precisó López, en relación con sus próximos objetivos, antes de escalar a la división súperligera en los inicios de 2020.

Sin dudas, “El Gordo” López (12-0-0, 10 K0s) posee un talento innato, con rapidez de manos y piernas, y elevado poder en los puños, que ha demostrado en solo dos años en las filas rentadas, pero el ghanés Commey (28-2-0, 25 KOs) ostenta la corona ligera de la Federación Internacional (FIB), que obtuvo al noquear en el segundo asalto al ruso Isa Chaniev, el pasado 2 de febrero, en Frisco, Texas, donde ambos lucharon por el cinturón que se encontraba vacante. Pero si Top Rank, la promotora de López, no logra convertir en realidad las negociaciones con Conmey, quedará en el limbo el pleito frente a “Hi-Tech” Lomachenko, quien condicionó el combate frente a López, a que éste último posea un título del mundo.

En el caso de Lomachenko (12-1-0, 10 KOs), actual súpermonarca de la Asociación Mundial (AMB) y de la Organización Mundial (OMB), además del que concede la especializada revista The Ring, es reconocido como el Mejor Libra por Libra por muchas publicaciones y en su más reciente ascenso al cuadrilátero anestesió en el cuarto episodio al inglés Anthony “El Millón de Dólares” Crolla, el pasado 12 de abril, en el Staples Center, donde prácticamente desde el comienzo apabulló al británico, quien resultó incapaz de neutralizar la versatilidad y rapidez del zurdo de Ucrania y asentado en Oxnard, California.

Nacido en Brooklyn, Nueva York, criado en el sur de Florida y residente ahora en Las Vegas, López asegura que “la razón por la que digo que voy a combatir por los títulos mundiales este año, es porque haré lo que esté a mi alcance para que eso suceda y eso incluye ganarle a Tatli, después ir por Commey en julio y más tarde buscar la unificación con Lomachenko”.

De raíces hondureñas, López representó a esa nación centroamericana en la división de 60 kilos, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016, donde siete días después de cumplir 19 años no pudo pasar de la primera ronda, al ser eliminado (en injustificada decisión de 3-0) por el francés Sofiane Oumiha, el 6 de agosto.

Bajo contrato con la compañía Top Rank, López –también conocido como “El Brooklyn”- debutó el 5 de noviembre de ese propio año con espectacular nocaut en el segundo asalto al también bisoño mexicano Ishwar Siqueiros, en el Thomas and Mack Center, de Las Vegas. En lo adelante aplicó el cloroformo en los siguientes cuatro pleitos, como prueba de que surgía una potencial estrella, que exhibe velocidad, habilidades y una ética de trabajo impecable, además de carisma.

“Tiene toneladas de habilidades y el cielo es el límite para él, porque creo que en la medida que pasen los años mejorará, debido a que será más fuerte físicamente y tendrá más dominio técnico”, expresó Brad Goodman, directivo de Top Rank. “No lo detendremos en su camino hacia la cima, ya que lo tiene todo, capacidad de boxeo, confianza, posee el paquete completo para convertirse en un súper estrella. Esperamos grandes cosas de él en este 2019”.

Ubicado en cuarta posición en tres organizaciones, el Consejo Mundial (CMB), la Asociación Mundial (AMB) y la Federación Internacional (FIB), aparece un escaño detrás de Tatli en la Organización Mundial (OMB), un serbio radicado en Helsinki, capital finlandesa, quien hará su debut en territorio estadounidense y segunda salida boxística de ese país nórdico, la anterior en Rusia en 2012.

López también sugirió completar una terna con el inglés Luke Campbell, retador obligatorio del campeón del Consejo Mundial (CMB) Mikey García. “No sé si (García) regresará a los ligeros, pero si lo hace podemos hacer el combate”, explicó López. “También puedo hacerlo con Luke si gana. Solo me importa luchar por un título en julio”.

Bajo la tutela deportiva de su padre -del mismo nombre- desde que tenía seis años, López efectuó casi 200 peleas en las filas amateurs, con 170 triunfos, incluido el título del Torneo Guantes de Oro, en 2015. En su más reciente ascenso al cuadrilátero noqueó en el séptimo round al estadounidense Diego Magdaleno, el 2 de febrero pasado, en Frisco, Texas, donde disputaron la faja vacante de la Asociación de Boxeo de Norteamérica (NABA).

Tatli, de 31 años, viene de imponerse por unanimidad al peruano, asentado en Barcelona, Frank “La Ley” Urquiaga, el 11 de agosto del pasado año, en Finlandia, que significó el primer fracasó del sudamericano entre los profesionales., además de su primera participación extra-fronteras de España.
El pleito entre López y Tatli será de respaldo del que efectuarán el campeón mundial estadounidense Terence “Bud” Crawford (34-0-0, 25 KOs) y el inglés Amir “King” Khan (33-4-0, 20 KOs), el 20 de abril, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York, que será transmitido por ESPN y pago previo (PPV) para observar las incidencias de la cartelera.

Facebook Comments